Francisco de Paula - Leopoldo Mendívil | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 12 de Abril, 2016

Leopoldo Mendívil

Francisco de Paula

El cuatro de noviembre de 2002 fui demandado por Francisco de Paula León Olea. Los delitos que me imputó fueron “difamación, calumnias y los que resulten”. Supongo que ya se acordó usted de Francisco de Paula León Olea, aquel que armó un escándalo internacional por demandar también a Guillermo Ortiz cuando, como subsecretario de Hacienda, presuntamente lo despojó del proyecto del World Trade Center. O Francisco de Paula tiene suerte para que lo acosen pillos como Ortiz, este servidor y muchos más, desvalorando su honor, honestidad y capacidad de concebir grandes proyectos, pero no concluir ninguno, o Francisco de Paula es un hombre que choca con el destino... y pierde. Jamás los hechos que le lastiman son su culpa. Francisco de Paula es la más inocente víctima del “Estado delincuente”... Pretendió hacerse de un barco para pasear a la crema y nata nacional por el mundo, pero según consignó en un poco creíble libro intitulado “Contra Viento y Marea”, se le cruzó Antonio Ortiz Mena en el camino y luego “la quiebra económica” de México que propició José López Portillo “causó que perdiera mi barco... en una subasta en Jacksonville...” Y si él subastó el barco, termina sin quedar clara la razón del fracaso naviero... Luego ocurrió lo del World Trade Center, un proyecto para México que Francisco de Paula se dice el único precursor, “pero una vez concertado el crédito (con Bancomext) y la aportación del inmueble (donde hoy funciona), otorgada la franquicia y terminado el diseño del edificio por el arquitecto Ramírez Vázquez, decidí, satisfecho, entregar a mis socios la administración del proyecto...” Para su mayor mala suerte, Francisco de Paula parece no haber aprendido que “al ojo del amo engorda el caballo” y el WTC se volvió su segundo gran proyecto inacabado... por él, claro. Un día, quizá luego de pasar frente al Toreo de Cuatro Caminos, decidió convertirlo en el “mall” más maravilloso del mundo y sus alrededores, con un hotel adjunto cuyo cuerpo principal se construiría bajo el nivel del piso. Convenció a creador arquitectónico del edificio de la Bolsa Mexicana de Valores, para desarrollar el proyecto... pero después todo fue perdiéndose en la bruma. Hubo por ahí otra súper idea de construir para la SSP del doctor Gertz Manero una modernísima “cárcel horizontal”. Lástima que se equivocó de cliente, pues quien había pensado desarrollar ese proyecto en la “torre de Banobras” de la unidad Santiago Tlatelolco había sido el ex procurador capitalino Samuel del Villar. Y así desembocamos en el último proyectazo de este inquieto organista de origen: “Hemisferia, el Centro Hemisférico de Exposiciones en el Cruce de Caminos de las Américas”, que naturalmente es Cancún, donde Francisco de Paula puso hace unos tres años el ojo; luego hizo algunos arreglos con las ferias de Frankfurt, Alemania, y Milán, Italia; más tarde encantó a Artemio Santos, secretario de Turismo del gobierno quintanarroense y éste vendió la idea al gobernador Joaquín Hendrix, quien incluso realizó algunas gestiones de manera personal en aquellas ciudades europeas. El problema fue que el asunto quedó en manos de quien jamás termina sus proyectos. En 2002 debió ocurrir el despegue de “Hemisferia”. Un documento “estrictamente confidencial” informaba que el grupo promotor estaba integrado por IBM, Dun&Broadsteet, Banco Santander, Oderbrecht y Bidair, TEN Arquitectos y el bufete jurídico estadunidense Curtis, Prevost, Colt&Mosle. Otro documento consignaba que para marzo del año pasado habían sido “aceptadas” 13 tiendas-ancla para ocupar la espléndida construcción que se levantaría en un amplio terreno comprado por Francisco de Paula a José Isabel Granillo... ... Pero aquí un sueño más comenzó a derrumbarse. Información entregada de manera CONFIDENCIAL, con datos del gobierno de Quintana Roo, indican que “el proyecto Hemisferia no concreta aún su proceso de planeación... Atraviesa por varios problemas, fundamentalmente que no fue registrado entre los proyectos establecidos ante el POET de (el municipio de) Benito Juárez; esto es, no hay una solicitud para el desarrollo de este proyecto, aun y cuando el gobierno del estado, vía SEDE (Secretaría de Desarrollo Económico) ha anunciado en varias ocasiones la realización del mismo”. El terreno donde Hemisferia crecería se localiza en una zona de conservación ecológica, y jamás se han realizado las gestiones pertinentes ante el ayuntamiento de Benito Juárez para modificarle el uso de suelo, y además enfrenta numerosos problemas judiciales; pero a Francisco de Paula León Olea “no es posible cobrarle”, me dijo la abogada María del Rocío Monasterio, “porque no tiene propiedades ni dinero”... Entonces, ¿cómo le hizo para emprender una aventura financiera de ese tamaño? Igual que en las ocasiones anteriores, convenciendo a gente que le escucha, le cree y andando el tiempo la decepciona como ocurrió con el gran número de directores de feria, gerentes de feria, ejecutivos de ventas, personal secretarial y de apoyo a quienes no pagó sus percepciones y lo tienen laboralmente demandado. Cerró el lujoso piso de oficinas que había montado en un edificio de Santa Fe; puso como nuevo domicilio social su casa de Sierra Vertientes 844, Lomas de Chapultepec, cuya propietaria legal es su esposa y se habría aposentado definitivamente en Cancún, pero allá tampoco se le encuentra para efectos legales. Por haber publicado parte de lo anterior el 25 de octubre del año pasado, Francisco de Paula León Olea me demandó, pero la Procuraduría General de Justicia capitalina no encontró delitos que perseguir y se desistió de ejercitar la acción penal. Así entré al club de victimarios de Paco de Paula... ... ¿Y todos los que él ha timado y victimado?

Imprimir

Comentarios