Oscar Berger asume presidencia de Guatemala | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Oscar Berger asume presidencia de Guatemala

El ex alcalde capitalino Oscar Berger (1991-99), un empresario azucarero de 57 años y conocido popularmente como "el conejo", asumió este miércoles la presidencia de Guatemala, concretando un sueño iniciado hace cuatro años. Abogado y notario graduado tardíamente en la Universidad Rafael Landívar, fundada por jesuitas, Berger está casado con Wendy Widmann, miembro de una acaudalada familia guatemalteca, con quien tuvo cinco hijos. A los siete años lo apodaron "el conejo" supuestamente por su apariencia física (grandes orejas y dientes), aunque él lo atribuye al hecho de que era un niño muy inquieto y ágil para robar bases cuando jugaba al béisbol. Berger se inició en la política en 1985 como concejal junto a su amigo Alvaro Arzú. En 1991 ocupó la alcaldía y fue reelecto cuatro años después, cuando Arzú llegó a la presidencia de Guatemala (1996-2000), ambos con el Partido de Avanzada Nacional (PAN-derecha). El destino ha puesto a los antiguos grandes amigos en una vuelta de hoja luego de que Berger ganara la presidencia el 28 de diciembre en segunda vuelta electoral, y Arzú, el hombre que lo llevó a la política, resultara electo alcalde capitalino en los comicios generales del 9 de noviembre. Enemistados políticamente, también trabajarán desde diferentes partidos: Arzú por el Partido Unionista y Berger por la Gran Alianza Nacional (GANA, derecha), una coalición que fundó en abril de 2003 tras renunciar al PAN, partido con el que también rompieron los unionistas. Berger dice desconocer a cuánto llega su patrimonio. Entre sus bienes figura una agencia de viajes, algunas fincas ganaderas y de cultivo de caña de azúcar, pero a través de su esposa también está vinculado con la industria azucarera del país. El político buscó con el PAN la presidencia en 1999, pero -tras ser derrotado por el ahora mandatario saliente Alfonso Portillo- anunció su retiro definitivo de la política, aunque retornó hace dos años tras ganar en noviembre de 2002 las primarias del PAN. Confiado en que es capaz de alcanzar consensos, Berger tuvo su primer triunfo en ese campo el domingo, cuando los partidos GANA, PAN y la Unidad de la Nueva Esperanza (UNE, centroderecha) alcanzaron un pacto de gobernabilidad en el Congreso. El pacto buscará consensos entre los 47 legisladores de la GANA, los 33 de la UNE y los 17 del PAN, en un Congreso de 158 miembros, de cuyo acuerdo fueron marginados los 43 diputados del hasta hoy oficialista Frente Republicano Guatemalteco (FRG, derecha), del ex dictador Efraín Ríos Montt. En cambio, sus detractores le cuestionan la falta de carácter para tomar decisiones difíciles y de ser "manejable" por la cúpula empresarial, así como su escaso conocimiento de la realidad nacional y sus numerosos errores, como cuando durante la campaña electoral dijo que podría reducir el Producto.

Imprimir