El arte de la conversación nace del ocio de la nobleza francesa del siglo XVII | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

El arte de la conversación nace del ocio de la nobleza francesa del siglo XVII

La seducción de la palabra y los orígenes de lo que se conoce como buenas costumbres inspiró la investigación que durante 15 años realizó la autora Benedetta Craveri y que culminó en su libro más reciente, La cultura de la conversación. En entrevista con Crónica, la investigadora italiana explicó que el arte de llevar una buena plática, de conducir al interlocutor por el camino deseado y hasta el uso de la palabra como “arma” para dirimir las diferencias entre los hombres y las naciones, se inició en la Francia del siglo XVII. Para la sociedad de esa época, “el estilo de vida, la elegancia, viene a ser un elemento de identidad y distinción de un momento histórico”, refirió Benedetta. Es entonces cuando la nobleza se ve obligada a dibujar un nuevo espacio en la monarquía, puesto que empieza a perder poder, poder que gana, la burguesía, agregó. “La burguesía trabaja y acumula, la nobleza es despilfarradora. La característica de la nobleza es su ociosidad, transforma su propia sociedad en otra obra de arte, y esto es la conversación, las obras de teatro, la elegancia, el buen gusto”. Para la investigadora, este ideal de sociabilidad nació por medio de la conversación. “Es un elemento de distinción, un rito de apaciguamiento de narcisismo, de seducción recíproca de placer y por otra parte de distinción social”. Para escribir este libro, Craveri partió del papel de las mujeres nobles como educadoras y promotoras de valores como la cortesía, el galanteo y la seducción. “Por vez primera en Europa, las mujeres tomaron un papel esencial en una cultura, en una sociedad y eso gracias a una tradición francesa ligada a la moral nobiliaria que tiene sus fuentes en la edad media, en el cortejo cortés”. Craveri explicó que en esa época “las mujeres eran ciudadanos de segunda clase, aunque en las costumbres nobiliarias tenían un papel importante”. La escritora concluye que el poder de la palabra de la mujer fue el germen de la sociedad moderna. Esta noche, Craveri presenta La Cultura de la Conversación en Casa Francia (Havre 57).

Imprimir