DF padece 4.9 movilizaciones al día en lo que va del año | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

DF padece 4.9 movilizaciones al día en lo que va del año

A razón de 4.9 movilizaciones diarias, más de cuatro millones de personas desquiciaron las principales arterias viales de la capital durante los primeros siete meses del año, revelan estadísticas oficiales. Así, ante el anuncio de organizaciones sindicales de realizar una marcha-plantón para protestar por las reformas a la Ley del Seguro Social, los gobiernos federal y capitalino establecerán un dispositivo especial de seguridad para resguardar el palacio legislativo de San Lázaro el próximo 1 de septiembre, en ocasión del IV Informe Presidencial. Esta manifestación se sumará a las mil 61 movilizaciones registradas en la capital de la República de enero a julio de 2004. En entrevista con Notimex, el jefe de la Unidad de Gobierno de la Secretaría de Gobernación (Segob), Gonzalo Altamirano Dimas, dijo que ya se trabaja en el diseño de las medidas de seguridad que serán implementadas el primer día de septiembre en el recinto legislativo. Expuso que elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP), del Estado Mayor Presidencial -como es costumbre en todos los actos del jefe del Ejecutivo federal- y también de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Gobierno del Distrito Federal, reforzarán las acciones para garantizar la integridad física de los asistentes y de las instalaciones de San Lázaro. En ese sentido, el secretario de Gobierno del Distrito Federal, Alejandro Encinas, informó que las autoridades capitalinas están preparadas para evitar agresiones en contra de las instituciones y posibles daños a la sede de la Cámara de Diputados que será habilitada como sede del Congreso de la Unión para el cuarto informe del presidente Vicente Fox. "Estamos obligados por ley a resguardar el Congreso de la Unión y estamos en condiciones de dar las garantías para que así suceda, que sesione el Congreso y que el presidente de la República presente su informe sin ningún problema", detalló. También debe garantizarse el derecho de los diferentes grupos sociales, asentó. "No solamente vamos a platicar con los dirigentes para que ejerzan libremente su derecho a la manifestación, sino también para tener los operativos de resguardo de los recintos y seguridad de las marchas para evitar cualquier confrontación", agregó. "Vamos a dar las garantías a ambos (manifestantes y legisladores) para que se presente el Cuarto Informe de Gobierno del presidente Vicente Fox, y se manifiesten libremente; indudablemente están garantizados la seguridad y el derecho de manifestación de las organizaciones que así lo decidan hacer", reiteró. La marcha prevista para el 31 de este mes, con un plantón a instalarse frente a la Cámara de Diputados el 1 de septiembre próximo por parte de los trabajadores del IMSS, en protesta a las reformas a la ley de ese instituto, se sumará a las mil 60 movilizaciones registradas en los primeros siete meses de este año. Como sucede en 20 por ciento del total de manifestaciones registradas en esta ciudad, se prevé para el último de este mes una importante afectación a las vialidades primarias de la urbe y el primer día del entrante en las calles que rodean al palacio legislativo de San Lázaro. Datos del gobierno capitalino y de la Secretaría de Gobernación (Segob) precisan que de enero a julio de 2004 se han contabilizado más de mil movilizaciones (4.9 en promedio diario) en la ciudad de México, en las cuales participaron más de cuatro millones de personas tanto de esta capital como del interior de la República. La cotidianeidad y frecuencia de las marchas, mítines, plantones, bloqueos y otras manifestaciones han provocado que las autoridades citadinas las cataloguen como "políticas, sociales, laborales y hasta climatológicas", cada una con su propia temporalidad. El secretario de Gobierno del DF, Alejandro Encinas, explicó que en el mes de abril se realizan manifestaciones campesinas, debido al aniversario luctuoso del Caudillo del Sur, Emiliano Zapata, mientras que en mayo ocupan el primer lugar las movilizaciones del magisterio con motivo del Día del Maestro, fecha en que normalmente se da a conocer el incremento salarial a los docentes. En las épocas de estiaje (marzo-abril) la demanda mas sentida de la población es el suministro de agua, en tanto que en diciembre se registra el mayor número de manifestaciones de vendedores ambulantes por la época de fin de año. Las manifestaciones gremiales, continuó el funcionario local, se producen la víspera de las revisiones salariales y contractuales de los sindicatos, entre las que destacan las de los universitarios y maestros, por ser quienes con mayor frecuencia salen a las calles a exigir respuesta a sus demandas. Las de carácter político normalmente están ligadas a los tiempos electorales y las sociales a la agenda legislativa, es decir, cuando se discute una iniciativa de ley que pueda afectar los intereses de la mayoría de los mexicanos. Sigue... PADECE/tres/mexicanos... La marcha con mayor participación registrada este año fue la celebrada el 27 de junio pasado, donde se estima se movilizaron más de 250 mil personas para exigir acabar con la inseguridad pública en el país y protestar contra la delincuencia, manifestación que tuvo réplicas en otros estados de la República. Las autoridades clasifican a las diferentes formas de expresar públicamente el apoyo o rechazo a una situación de la siguiente manera: toma de instalaciones, huelga de hambre, paro estudiantil, protesta individual, caravana, paro laboral, plantón, concentración, mitin, bloqueo, marcha, manifestación y eventos religiosos. Durante el primer semestre del 2004 se reportaron en la capital del país 957 eventos, de los cuales 221 fueron bloqueos a vialidades, 220 mítines, 184 marchas, 190 concentraciones y 63 manifestaciones, que son los principales rubros en materia de movilizaciones. Asimismo, de ese total de movilizaciones (enero-junio), se calcula que 474 (49.6 por ciento) ocurrieron por demandas locales y en ellas participaron 222 mil 304 personas; 383 (40 por ciento) correspondieron al ámbito federal con 603 mil 271 asistentes. Un centenar (10.4 por ciento) se clasificó en el rubro de otros (empresarial, internacional, legislativo, partidos políticos, deportivo y religioso) y en los tales eventos participaron tres millones 270 mil 740 ciudadanos. Los grupos sociales que más se manifestaron en el citado periodo fueron los colonos que organizaron 144 movilizaciones; los empleados (federales y locales) con 100; los transportistas realizaron 76 de ese tipo de eventos, y las organizaciones políticas efectuaron 74 protestas. Además, se contabilizaron 159 expresiones de inconformidad enmarcadas en el rubro de otros, dentro del cual están representados los defraudados por la empresa Publi XIII; simpatizantes y militantes partidistas, grupos religiosos, aficionados al fútbol o a la fiesta brava; discapacitados, familiares de reclusos, franeleros, bomberos y "darketos", por mencionar sólo algunos. Para el mes de julio, la Segob monitoreó 104 movilizaciones que sumadas a las reportadas en el primer semestre de este año dan un total de mil 61 eventos de ese tipo en los primeros siete meses de 2004, cifra menor a las mil 442 contabilizadas en el mismo periodo del 2003. Del 5 de diciembre de 2000 al 31 de julio de 2004 se han realizado seis mil 637 movilizaciones en la ciudad de México, señalan estadísticas de autoridades locales y federales, en las cuales participaron (sin incluir eventos de carácter religioso) más de dos millones 734 mil personas. Por tipo de demanda, las de mayor frecuencia son las de carácter social, seguidas por las laborales y después se encuentran las políticas, de educación, de vivienda, de servicios y de justicia, entre otras. Debido al caos vial, la principal afectación que provocan las movilizaciones, el secretario de Gobierno de la ciudad de México, Alejandro Encinas, afirmó que las autoridades del DF insistirán ante la Asamblea Legislativa local en reglamentar esos eventos cuando afecten a terceros, una vez que en la recién aprobada Ley de Cultura Cívica se retomó este sensible tema para los capitalinos. Consideró necesario reglamentar las marchas y plantones sin afectar los derechos a manifestarse y el de libre tránsito, al tiempo de establecer responsabilidades para quien realice las movilizaciones. Consideró inaplazable evitar el bloqueo de las vialidades y permitir el paso de los servicios de emergencia. Las movilizaciones son una realidad que afecta a la ciudadanía y se debe buscar el justo medio para respetar las garantías individuales, remarcó. Sin embargo, reconoció que las marchas no se resolverán con su reglamentación, sino con la atención a las demandas sociales, políticas, laborales y de otros rubros que les dan origen. Al respecto el primer superintendente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) local, Pedro Luna, dijo que las lluvias y las marchas son los fenómenos que más problemas causan a las vialidades, ante lo cual sería conveniente reglamentar las manifestaciones callejeras. Las arterias de vialidad favoritas de los manifestantes son Paseo de la Reforma, en primer lugar siempre; Insurgentes, Juárez, Eje Central Lázaro Cárdenas y en general toda la zona del Centro Histórico; más de la mitad de las marchas se realiza en ese perímetro, refirió. El jefe de la Unidad de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, Gonzalo Altamirano Dimas, coincidió con la premisa fundamental de velar por el derecho a la libre manifestación, como una garantía individual establecida en la Constitución mexicana y contra la cual nadie puede atentar. Autoridades locales y federales están de acuerdo en avanzar en la regulación de las movilizaciones para evitar perjuicios a terceros, pero sin olvidar que toda demanda es legítima y que lo que las diferencia es la forma en como la expresan los interesados.

Imprimir