Pudieron huir los directores de Obras y Licencias de Tláhuac implicados en actos de corrupción, como la delegada Fátima Mena | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Pudieron huir los directores de Obras y Licencias de Tláhuac implicados en actos de corrupción, como la delegada Fátima Mena

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) solicitó al juez girar órdenes de aprehensión en contra de los directores de Protección Civil, Hans Salazar Castañeda; de Obras, José Trinidad Mendoza; y de licencias de Uso de Suelo de la delegación Tláhuac, Julio César Sánchez, por considerarlos probables responsables del delito de cohecho en pandilla. No obstante, fuentes de la dependencia, dirigida por Bernardo Bátiz, revelaron ayer que tanto José Trinidad Mendoza como Julio César Sánchez no han sido localizados por lo que, se cree, pudieron haberse escapado para evitar ser capturados por la policía judicial. Sólo Hans Salazar, encargado del área de Protección Civil se encuentra localizable, de acuerdo con información proporcionada en la PGJDF. Crónica informó ayer que los cuatro funcionarios involucrados en la denuncia presentada por un empresario gasero habían sido suspendidos desde el jueves de la semana pasada y por tanto no se presentaban a laborar a la delegación. Todos ellos, al igual que la delegada Fátima Mena, fueron acusados por haber intentado extorsionar al empresario Enrique Medrano al haberle solicitado medio millón de pesos y una “renta” mensual de 60 mil para dejarlo trabajar “tranquilamente” en dicha demarcación. Fue el Ministerio Público de la Fiscalía para Servidores Públicos de la dependencia quien envió los elementos que consideró pertinentes al juez noveno con sede en el Reclusorio Norte, Fernando Guerrero Zárate, para que sea él quien ordene la detención de los ex funcionarios. El motivo es que las indagatorias realizadas por la procuraduría encontraron elementos suficientes para presumir que los tres forman parte de la red de corrupción que encabezaba el director general Jurídico y de Gobierno, Misael Morales, quien ya se encuentra preso en el Reclusorio Norte. Sobre el caso, el procurador capitalino, Bernardo Bátiz, aseguró que la dependencia a su cargo no ha relacionado en el caso al ex jefe delegacional de Tláhuac, Francisco Martínez Rojo, pues, dijo, no hay elementos para sospechar que participó en el intento de extorsión. Se dice inocente. En tanto, el ex director general Jurídico y de Gobierno, Carmen Misael Morales, rechazó las acusaciones en su contra y aseguró que todo “es producto de una venganza”. Tras la rejilla de prácticas, insistió en que las acusaciones en su contra son “infundadas” y detalló que la denuncia se debe a que había la posibilidad de clausurar las instalaciones de la gasera “La Habana”, propiedad de Medrano. Según dijo, todo comenzó cuando los vecinos de la demarcación le solicitaron que clausurara dicho establecimiento donde se expende combustible a vehículos del transporte público pues “era peligroso”. Será el próximo martes cuando el juez determine la situación jurídica de Misael Morales, toda vez que sus abogados solicitaron duplicar el término constitucional para poder presentar las pruebas para defenderlo. * La sombra de Martínez Rojo Empleados de la delegación Tláhuac aseguraron ayer que en varias ocasiones han visto al ex delegado, Francisco Martínez Rojo, en los pasillos de la sede delegacional. Además, expresaron que el pasado 15 de septiembre vieron al ex funcionario, ahora prófugo de la justicia, en una cena que realizó la jefa delegacional, Fátima Mena. Incluso, funcionarios de alto nivel, quienes pidieron omitir su nombre, dijeron que durante las reuniones de gabinete la jefa delegacional se comunicaba con Martínez Rojo para pedirle algunos consejos de cómo llevar la administración. A decir de los trabajadores, los servidores públicos de alto nivel criticaron a Mena por no tomar decisiones sin antes consultar a Martínez Rojo. Dijeron que recientemente vieron a Martínez Rojo comer en un restaurante de Chalco. (Airamsol Martínez) Dan Bátiz, Luján y Encinas espaldarazo a Fátima Mena [ Raymundo Sánchez ] Al menos tres funcionarios del gobierno capitalino dieron ayer un espaldarazo a la delegada en Tláhuac, Fátima Mena, quien, dijeron, no es investigada por la extorsión a un empresario gasero. El procurador Bernardo Bátiz, informó que no se habían encontrado elementos para indagarla, la contralora, Bertha Luján dijo que sus investigaciones están enfocadas a la administración pasada, “la que estuvo a cargo de Francisco Martínez Rojo”. Por su parte, el secretario de Gobierno, Alejandro Encinas, sostuvo que mientras no se encuentren elementos de prueba contra la delegada “no se va a proceder en términos legales o administrativos”. Bátiz indicó que la dependencia no investiga a la jefa delegacional en Tláhuac como posible responsable de la extorsión a un empresario gasero, por la que ya fue encarcelado el director Jurídico y de Gobierno de la demarcación, Misael Morales. —¿Van a investigar a la delegada? —se le preguntó luego de la inauguración de una coordinación territorial de seguridad pública en Santa María la Ribera. —No podemos investigar a toda la gente, cuando hay algunos hechos que alguien denuncia, cuando la Contraloría nos da la información de algunos malos manejos es cuando indagamos. No hay ninguna de estas circunstancias respecto de la jefa delegacional. —De los hechos de extorsión que se evidenciaron ¿no alcanza a Fátima Mena? —No hay ningún dato que indique. Hay un señalamiento directamente para este señor que fue el director Jurídico y de Gobierno, un señalamiento directo, un reconocimiento de testigos, unas grabaciones, ahí se menciona a la jefa delegacional, pero generalmente, cuando se hacen extorsiones, se señala siempre a alguien, como si el que está cometiendo el delito tuviera un apoyo. Al respecto, Bertha Luján afirmó que “hasta ahorita, en los procedimientos que nosotros tenemos ni ha sido citada (Fátima Mena), ni está contemplado hasta ahora”. —¿Contra Fátima hay algo? —No, hemos hablado de que nuestro trabajo se ha dirigido fundamentalmente a la administración anterior, la que estuvo a cargo del licenciado Martínez Rojo. Antes, Encinas declaró que mientras no se compruebe que la jefa delegacional está involucrada en algún ilícito, el GDF mantendrá la relación institucional con ella. —¿Por qué el jefe de Gobierno dice que nadie puede estar bajo sospecha, no son demasiadas evidencias contra Fátima Mena? —Bueno, en tanto no se acrediten elementos que pudieran fincar responsabilidades administrativas o penales, no se va a proceder en términos legales o administrativos. “Vamos a esperar los resultados de la Contraloría. En caso de encontrarse alguna irregularidad, sea quien sea el funcionario, se va a proceder, eso que no quepa la menor duda”.

Imprimir