Giordano Bruno, un forastero en la Tierra: Laura Vit | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Giordano Bruno, un forastero en la Tierra: Laura Vit

Con el título Giordano Bruno, Forastero en el Universo, la ensayista y editora Laura Vit reconstruye la vida de este filósofo italiano que murió quemado en la hoguera, condenado por la Inquisición, en el año 1600. En palabras de Angelina Muñiz-Huberman, en la cuarta de forros del libro editado por Grijalbo, Laura da vida a un hombre “pleno de pasiones, incapaz de abjurar de su pensamiento, paradójico y sincrético”. Respecto del subtítulo, la autora explicó a Crónica que éste nació de una imagen que ella tiene de Giordano. “Me lo imagino caminando en una extensión infinita, oscura, desde luego en medio de los luceros. Lo veo caminando en el éter, como le llamaban en aquella época. Me imagino que él viene a la Tierra y creo que en este viaje aprovecho su paso para escribir sobre él”. Y reflexionó: “Forastero es una palabra un poco antigua”, pero, para ella, habla de alguien “que va de paso o que no es del lugar”. Por otro lado, “en la Biblia a los ángeles que se les aparecen a diferentes personajes no son ángeles, son forasteros. La palabra en hebreo es ésa”, explicó Laura Vit. Escribir una novela sobre Giordano era meterse a un espacio tan grande que todos los materiales resultaban difíciles de abarcar. Para la autora, la principal dificultad fueron los idiomas, puesto que la obra de Giordano, “al menos la que a mí me interesaba”, está en latín, explicó. Pero la autora tuvo acceso al material gracias a las traducciones de otros autores. “En español había muy poco de este filósofo cuando empecé a escribir en 1992, había algo en inglés, mucho en italiano, en francés había también”. La editora y ensayista tuvo que aprender italiano al mismo tiempo que investigaba. “Eso me facilitó el trabajo de leer las obras sobre Giordano; leerlo directamente implicaba dominar el italiano, sobre todo porque está escrito en un italiano barroco del siglo XVI”. Por otro lado, la egresada de la Facultad de Ciencias de la UNAM contó que tuvo que leer a Lucrecio, Ovidio, Lullio para hablar de la influencia que tuvieron en Giordano. “Traté de investigar lo suficiente para que no hubiera falla o falsedades históricas que muchas veces encontramos en este género. Con mi formación de haber realizado una carrera científica hice una investigación de esta manera”. Para ella, “en este momento que estamos viviendo con las ideologías por los suelos, en donde no hay una guía en ningún país del mundo, la figura de Giordano viene A darnos una esperanza”.

Imprimir