¿La Presidencia?, no tengo prisa, porque tengo mucha lana: el Doctor Simi | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 12 de Abril, 2016

¿La Presidencia?, no tengo prisa, porque tengo mucha lana: el Doctor Simi

Curioso como la botarga que utiliza de imagen en las Farmacias Similares, Víctor González Torres realmente cree lo que revelan sus encuestas, que puede ser Presidente de la República. En entrevista con Crónica, aclara, sin embargo, que no tiene prisa, porque le sobra la lana. Es más, considera que al ser Presidente de México estaría haciendo una obra altruista. Sin medir el alcance de sus declaraciones, tacha al presidente Vicente Fox de ser un mentiroso porque nunca cumplió sus promesas de campaña. Y sobre el pasado empresarial del jefe del Ejecutivo, dice que nunca fue un empresario, que únicamente fue un empleado, y nada más. Sobre el jefe de Gobierno Andrés Manuel López Obrador anuncia que hará todo lo posible por obstaculizarle el camino a Los Pinos. El tabasqueño es y será siempre "un revoltoso, conflictivo y populachero". No le gustan las primeras damas, porque "estorban" y de ser Presidente adelanta que trabajará ocho horas diarias de lunes a viernes, o sea, de siete de la mañana a tres de la tarde. Y aunque explica que no abriría Los Pinos al pueblo, acepta que invitaría a su clan de simichicas a nadar. Así de curioso es el dueño de un emporio farmacéutico, con más de 2 mil 500 farmacias en todo el país. Así sueña Víctor González Torres con ser Presidente de México. —¿En este año de definición, Víctor González Torres ya se definió? —Desde el año pasado estamos ya definidos, será para otros, pero nosotros ya estamos definidos. —¿Y qué quiere? —Yo busco la candidatura por la Presidencia de la República. —¿Pero aún no tiene partido, se ha acercado a ellos? —Ellos se han acercado a mí, pero no voy a decir quiénes hasta que no tenga el registro de su partido. —¿Con quién no iría? —Con el PAN y el PVEM; el primero por su sentido entreguista y el otro por tener familiares, no quiero chismes. Los demás vamos a ver cuál, hay cuatro partidos más y quién sabe si haya más. Nosotros queremos el puro registro, no queremos el partido. Tenemos más estructura que muchos partidos. —¿Por qué no crear un partido? —Porque estoy en contra del gasto. —¿Pero si ningún partido le abre las puertas? —No soy candidato y no me pasa nada, no tengo urgencia de ser candidato —¿O sea que quiere, pero no tiene prisa? —Pues usted véame, tengo dos mil gentes bajo mis órdenes y tengo empresas en el país y en Latinoamérica, usted cree que tengo urgencia de trabajar, de ser Presidente, nooo. —¿Entonces, por qué quiere ser Presidente, si como empresario le va bien? —Para ayudar al país, para tener un país mejor. En mi caso mi salario lo voy a donar a una institución de caridad siendo Presidente. Tengo lana, tengo lana y tengo mujeres, así es que no necesito nada. Con ser Presidente hago una obra altruista para ayudar a los pobres. Aunque no lo crean, así lo creo yo. —¿No se beneficiaría? —Vea mi negocio, cree que quiero beneficiarme más, tengo un crecimiento brutal en LA, usted cree que me urge más lana, pues no. Yo soy anticorrupción. No me voy a quemar por unos cuántos pesos. —¿O sea que a usted no lo van a balconear en un video como a Ponce o Bejarano? —Reto a la prensa a que me halle algo, es más, los reto y los he retado. Búsquenle, busquen en mi pasado, busquen ahorita. Es más yo voy a entregar, si soy candidato en un momento dado, mis 10 últimas declaraciones del ISR para que vean cuánto valgo. Yo pago mis impuestos, así es que búsquenle. Reto a Crónica, reto a todos los medios a que encuentren algo. —¿Entonces, está muy tranquilo en ese sentido? —Pues si me encuentran algo, me avisan porque yo no sé. Si estoy retando es porque estoy seguro. —¿Y si sus adversarios políticos le ponen una trampa, como supuestamente se la pusieron a su sobrino Jorge Emilio? —Una trampa de qué, el niño verde allá él, a mi qué. Mi única obligación con el Estado mexicano, porque yo no soy un funcionario público, es pagar impuestos. Y además con mi lana hago lo que quiero. Yo me llevo a las viejas a la sala VIP del Hotel Bellagio y no tengo broncas. Yo qué, pues es mi lana. Yo pagué impuestos y tengo declaraciones. Tengo un Mercedes y un BMW y no los escondo, pues es dinero honesto. Ganar dinero honestamente no es pecado, es orgullo, pero aquí se ha manejado mal. Así es que no tengo miedo de perder algo. Es más, si yo ni siquiera fumo. —¿Y cómo integraría su gabinete? —Con los más capaces. Manejaría el país como he manejado las Farmacias Similares, con una gran eficiencia. Pondría a los más capaces, si no sirven los corro y si roban los meto al bote. Muy simple, no es tan difícil. —¿Contrataría head hunters como lo hizo el presidente Vicente Fox? —No me compares. Hasta aquí íbamos bien. Fox no era un empresario, era un empleado de la Coca Cola. De dónde le salió lo empresario, tiene un rancho donde cuida vacas. No es empresario, así es que no me compare. —¿Qué es lo que más le ha decepcionado de este Gobierno? —Todo. A mí me molestan las mentiras. Y este hombre es mentiroso por naturaleza. A mí me molestan dos cosas, las mentiras y los tontos. Yo admiro a una gente cuando habla la verdad, es inteligente y tiene valor, y a éste le faltan las tres. Así es que mejor ya ni quiero hablar, pues ya se va. Pregúntenme mejor de López Obrador, vale más la pena, para qué me desgasto con Fox si ya sabemos que va a acabar, que va a acabar mal, que va a mentir, eso ya lo sabemos. —¿Oiga, y en algún momento vio a Marta Sahagún como un rival? —Yo vi como una cosa nefasta para el país, pero a mí qué. Parecía que estábamos en la Francia del siglo XVII, que dejó a la reina en su lugar, dentro de una monarquía. Estoy en contra de que un familiar cercano suceda al gobernante en turno. —¿Usted no integraría a ningún familiar a su gabinete? —Pues yo ni me llevo con mis familiares. Yo dije que lo suceda, no dije que trabaje. Si hubiera un familiar mío, que no lo hay, pero que trabajara bien y fuera eficiente, a mí no me importaría que trabajara o no, pero como no los tengo que trabaje bien. No veo mal que hubiera el familiar de una persona que por su eficiencia trabajara, pero sí por ser familiares, que es distinto. —¿Pero a López Obrador sí lo ve como un rival? —Tampoco, lo vemos muchos como una amenaza para el país, porque es un hombre muy manipulador y un hombre muy peligroso para el país. Los electores deben ver el pasado de la gente y ver que como se han portado se van a portar en el futuro. Entonces, si una persona se ha mantenido congruente y honesta, como Cuauhtémoc Cárdenas, que se ha mantenido siempre congruente, nunca se le ha sabido nada, siempre ha sido de izquierda, pues obviamente eso te hace pensar que es congruente y que no va a robar. El votante tiene que razonar el voto y analizar el pasado de los candidatos. López Obrador se ha portado compulsivo, toma el Congreso, quema pozos petroleros en Tabasco, y siendo Presidente se va a portar igual, pero a grado más superlativo. Manda una ley y si no se la aprueban, tomará el Congreso con 50 mil personas para que se la aprueben. A mí me irritó mucho lo de Dolores Padierna que tomó el Congreso por instrucciones de López Obrador. A mí me irrita que López Obrador junte manifestaciones para su propio apoyo y saque gente a la calle. Él va a ser conflictivo siempre, va a ser revoltoso siempre, conflictivo y populachero. —¿Y qué va a hacer para impedir que López Obrador gane? —Lo que siempre he dicho: yo voy en contra de López Obrador de donde él esté. Si gana saco mi dinero del país. Y no yo, todos los empresarios vamos a sufrir. Los pobres, los que él dice que ayuda, van a sufrir. Porque el rico se atemoriza, el pobre la paga. El rico saca su dinero y se va al extranjero. Pero el país qué. Un hombre conflictivo como él sería peligrosísimo de Presidente y el pueblo lo va a pagar, porque se paran las inversiones y hay desempleo. Es muy grave cuando la gente empresarial tiene miedo. —¿Tan peligroso es el jefe de Gobierno? —Por ejemplo, Cuauhtémoc Cárdenas en 1988 frenó las manifestaciones, pero López Obrador hubiera tomado Los Pinos, tomado Palacio Nacional y se hubiera autoproclamado Presidente y eso es muy peligroso para el país. —¿Apoyaría con recursos a los rivales de López Obrador? —Yo nunca he dado recursos, mi apoyo es moral y ese es más poderoso. Tenemos un enorme número de seguidores, millones de gentes simpatizan con el Doctor Simi. Dinero aporta cualquiera, pero apoyo moral hay muy pocos. Gente de dinero que el pueblo los quiera solamente hay uno: el Doctor Simi. Es muy curioso que en los mítines y en reuniones populares yo llegue en un BMW y la gente me aplauda y me diga 'qué bueno que usted gana para que nos ayude más' —¿Oiga, y de qué figura política es seguidor? —De Víctor González. —¿Y de la historia mexicana? —De López Mateos y de Ruiz Cortines. —¿Y en el ámbito internacional? —Me está gustando cómo lo está manejando Lula. Yo creo que Latinoamérica está adoptando la centro izquierda y Lula, que tiene gran simpatía con los empresarios, se ha manejado muy bien. Ayudar al pueblo defendiendo al rico, es la fórmula, y la honestidad como prueba de conducta. Defender al rico no significa defender que haya transas, defenderlo es que si invierten su dinero esté seguro, pero con honestidad y con el pago de impuestos. —¿Y quién sería su primera dama? —Nadie. No habría para poder moverme más a gusto. Además, salen muy caras. Para lo que quiero yo hacer un cambio de a de veras, luchando contra la corrupción, es un estorbo la primera dama. Porque el puesto sirve para que los familiares de ella hagan transas y hagan negocios turbios. Todas las primeras damas han sido una constante que sus familiares hagan negocios. —¿Y las simichicas qué serían? —Ellas no tienen capacidad para serlo. A ellas las invitaría a nadar a Los Pinos, a ellas las invitaría por las tardes, porque no tiene nada de malo. Aparte mi horario de trabajo sería de 7 a 3. Tendría una conferencia de prensa diario para informar al pueblo e invitaría a 20 personas, representantes del pueblo, para que me preguntaran. Creo que el ser humano en las tardes ya no rinde. Es lo único que me gusta de López Obrador, sus conferencias en la mañana. Eso sí váyanlo poniendo, siete de la mañana a tres de la tarde sería mi horario. —¿Pero sí haría giras de trabajo? —Yo no asistiría a eventos públicos, nombraría a un jefe de protocolo. Yo no perdería el tiempo en cosas que no son útiles. Trabajaría ocho horas y no estaría haciendo el ridículo. Cuesta muy caro sacar al Presidente de Los Pinos. —¿Sábados y domingos también trabajaría? —Por qué sábados y domingos, pues qué soy negrero o qué. De lunes a viernes, como se debe trabajar. La mente humana cuando se trabaja más de lo debido no rinde, nada más se hace uno buey. Los fines de semana servirán para irme con las simichicas a Cancún. —¿Usted abriría Los Pinos al pueblo? —Te dije que 20 gentes diarias, no se pueden abrir a todos porque entonces se corre el riesgo de que lo maten a uno. Sí quiero tener contacto con el pueblo, pero con 20 personas diarias. —¿Y cómo le piensa ayudar a la gente? —Al haber un buen gobierno federal, central, la gente empieza a recibir apoyos reales. Cuando el gobierno da apoyos en materia de educación y laboral, pues la gente se beneficia. —¿Víctor González Torres, dónde se ve en el 2006? —En Los Pinos o en Cancún, donde construiría una casa de playa, y si me choca en Argentina. Desde que nació lo ha tenido todo Víctor González Torres nació en la Ciudad de México el 1 de julio de 1947 y desde entonces lo ha tenido todo. Miembro de una acaudalada familia ligada al ramo farmacéutico, el Doctor Simi se ha convertido en una especie de empresario-filántropo. Dueño de Farmacias Similares, con más de 2 mil 500 sucursales en todo el país Y 20 mil empleados, destina el 25 por ciento de sus ganancias para instituciones sociales y religiosas, que atienden principalmente a personas de la tercera edad, con capacidades diferentes, enfermos de sida y cáncer, huérfanos y adictos. Cuenta que sin proponérselo, ha decidido ser presidente de México porque así lo quiere el pueblo, como lo reflejan las encuestas que realiza entre los pacientes de laboratorios Best. Egresado de la licenciatura en Contaduría Pública por la Universidad Iberoamericana, González Torres ha mantenido enfrentamientos con sus familiares. El más reciente se suscitó con su hermano Javier con quien disputa el proyecto empresarial en Argentina. Su hermano inauguró las farmacias de genéricos bajo el nombre de Doctor Ahorro, en tanto que González Torres llevó a Doctor Simi. Sus otros hermanos son Jorge, ex fundador del PVEM; Enrique, ex rector de la UIA, y Virginia, ex directora de Atención Psicosocial de la SSA. Su experiencia en el sector farmacéutico data de 1965, cuando ingresa a Laboratorios Best, empresa creada por su padre Roberto González Terán, donde 11 años después toma su dirección y control total. Hoy día, González Torres preside cinco empresas de carácter comercial y cinco instituciones de ayuda a las personas más necesitadas. En 1996, tras detectar presuntos malos manejos en la adquisición de medicamentos en el IMSS, decide crear el Movimiento Nacional Anticorrupción, mecanismo civil que asesora jurídicamente a las víctimas por actos de extorsión. Un año más tarde, nacen Farmacias Similares ante la embestida que sufrieron los laboratorios nacionales por parte de la industria trasnacional. Hace seis años, decide aglutinar a todas sus empresas y fundaciones bajo un solo nombre: el grupo Por un País Mejor. La presencia de Farmacias Similares se extiende por Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Panamá, Ecuador y Argentina. De acuerdo con la última de sus encuestas, aplicada a 621 mil personas, el Doctor Simi cuenta con una popularidad de 39 por ciento, contra 27 por ciento de Andrés Manuel López Obrador, 11 por ciento de Santiago Creel y 10 por ciento de Roberto Madrazo. (Ramón Sevilla) González Torres inició en marzo de 2004 su precampaña por todo el país con la gira "Por un país mejor", que se extendió en 30 ciudades de 24 entidades.

Imprimir