La historia de un joven físico dedicado al estudio de la nada | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 12 de Abril, 2016

La historia de un joven físico dedicado al estudio de la nada

El sol, la luna, las estrellas, la sustancia de la que el ser humano está constituido es sólo el 4 por ciento de la materia del Universo. Sí, el resto es “algo invisible que, sin embargo, tiene un poder infalible sobre el medio: la materia oscura y la energía oscura, son los componentes mayoritarios y auténticas sustancias de lugar en el que habitamos”, aseguró Tonatiuh Matos Chassin, investigador del Centro de investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del IPN. Estos dos tipos de materia componen el 96 por ciento del universo. Una, la materia oscura, la que se atrae, es la que mantiene la luna cerca de nosotros. La otra, la energía oscura, la que se repele, explica el por qué las galaxias se alejan aceleradamente las unas de las otras. Al hablar de su libro ¿De qué está hecho el universo?, Materia oscura y energía oscura, mencionó que el orden de creación no se puede explicar sin la existencia de ambas materias “de la energía que en ellas existe surgen las galaxias, de las galaxias nacen las estrellas, de las estrellas los planetas, y en los planetas los átomos y las moléculas se forman. Entonces, algunas moléculas se reproducen solas y producen vida, es decir, todo lo vivo: los animales, las plantas, el ser humano”. “Es la gigantesca materia rara que pareciera sólo tiene un sentido: desarrollar un planeta dentro del cosmos de estrellas que se pregunte sobre su existencia. Somos el mismo cosmos que nos preguntamos que hacemos aquí”, señaló. “Intenté escribir de la manera más simple y estimulante que pude, porque estoy seguro que mi generación de físicos va a dar una respuesta pero no la última. El fin es que los muchachos que lean el libro se motiven en seguir investigando, para que un día nos den una respuesta a otra incógnita”. Y sentenció que “aunque estoy seguro que alguien prendió la mecha que hizo explotar la bomba, cada día estamos acorralando más a Dios”. Pero él está en el 96 por ciento del que no se sabe nada.

Imprimir