Condena el Congreso los atentados a periodistas; Fox promete castigos | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 12 de Abril, 2016

Condena el Congreso los atentados a periodistas; Fox promete castigos

La Asociación Mexicana de Editores de Periódicos (AME) denunció ayer que mientras en las cúpulas del poder público “se regodean en la ansiada carrera presidencial del 2006, el país se ha convertido en el terreno fértil de la inseguridad y el crimen”. Por ello exigió al gobierno federal el esclarecimiento de ataques y asesinatos cometidos contra periodistas en varias regiones de la República. En este sentido Benjamín Fernández Pichardo, presidente de la AME y editor del diario El Imparcial, de Oaxaca, anunció que esta organización convocará a una gran Marcha Nacional del Silencio contra el estado de inseguridad que campea en México. Ayer miembros de la AME montaron guardia y depositaron una ofrenda floral ante el monumento a Francisco Zarco Mateos, en la confluencia de Paseo de la Reforma con la avenida Hidalgo, en memoria de Raúl Gibb Guerrero, director del periódico La Opinión, de Poza Rica, Veracruz, asesinado el viernes de la semana pasada presuntamente por sicarios al servicio de la delincuencia organizada. En el acto se distribuyó el pronunciamiento público de la Asociación Mexicana de Editores dirigido al secretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda; al procurador General de la República, Rafael Macedo de la Concha, y al gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, en el que puntualizan que nunca como hoy México se ha convertido en el terreno fértil del crimen y de la inseguridad. Al respecto, Benjamín Fernández Pichardo reprochó al presidente Fox y al secretario Santiago Creel la falta de tacto y oficio político, toda vez que a pesar de los recientes crímenes contra periodistas no han aceptado recibir en audiencia a los más de 200 miembros de la AME. Incluso comentó que ayer sólo tenían prevista una audiencia con el procurador Macedo de la Concha y el ofrecimiento de que el vocero presidencial, Rubén Aguilar, podría platicar con ellos. De ahí Fernández Pichardo cuestionó: “¿Cuántos periodistas muertos más se necesitan para que nos reciba el Presidente?” Insistió en que hay absoluta ineficacia en los órganos de gobierno, de forma tal que incluso la Secretaría de Gobernación ha dejado de ser determinante en la vida nacional, acaso porque están más preocupados por la carrera presidencial de 2006 que por atender y resolver los problemas del país. El pronunciamiento público de la AME -cuyos miembros han sido recibidos tan sólo en una ocasión por Santiago Creel a lo largo del sexenio- puntualiza: “Mucho se habla de las relaciones prensa-gobierno; del respeto a la libertad de expresión y al clima de libertades democráticas. Los hechos han demostrado con crudeza que todo ha sido una falacia; la demagogia campante de la nueva política mexicana”. El organismo acusa que, en consecuencia, el esclarecimiento de los crímenes en contra de editores y periodistas no está entre las prioridades del gobierno de Vicente Fox, por lo cual la AME emprenderá una serie de acciones y movilizaciones para exigir justicia respecto del asesinato de Raúl Gibb Guerrero y de otros más que han enlutado a la prensa nacional, así como el castigo a los responsables. Pero igualmente la asociación no descarta acudir ante foros internacionales para denunciar este clima de violencia contra periodistas mexicanos y exige frenar la impunidad, la apatía y la demagogia en las altas esferas del poder público. El Estado responderá con toda su fuerza: Fox Frente al reclamo de la Asociación Mexicana de Editores de Periódicos, el presidente Vicente Fox Quesada condenó los atentados contra periodistas y advirtió que el Estado mexicano “responderá con toda su fuerza” para castigar a quienes piensen que al atentar contra la vida de un periodista, un policía, un juez o un adversario político mantendrá “privilegios indebidos”. El Presidente de México envió una carta de respuesta a la Asociación Mexicana de Editores de Periódicos, que reclamó la escasa acción gubernamental ante las agresiones a los periodistas, en la cual deja en claro que su gobierno hace suyos los reclamos del gremio periodístico y confía en la resolución de los casos. Por medio de un comunicado la Presidencia de la República subraya en la misiva que “por lo que representa para la democracia, la libertad y la libre expresión de las ideas, el asesinato de un periodista comprometido que hace eco de las denuncias de la comunidad a la cual sirve, hace aún más indignantes estos atentados”.(Leticia Robles de la Rosa) Condena el Senado las agresiones A propuesta del panista Jesús Galván Muñoz y del priista César Camacho Quiroz, el Senado aprobó ayer por unanimidad un punto de acuerdo por el que condena las agresiones sufridas en México por periodistas de diversos medios de comunicación. En el punto de acuerdo el Senado exigió a las autoridades de los tres niveles de gobierno que otorguen garantías para el ejercicio de esta profesión y pidió a las autoridades de las entidades donde han ocurrido agresiones que investiguen con profundidad para que se pueda sancionar a los responsables de los ataques. En su intervención, leída en tribuna por el senador Jorge Lozano, Jesús Galván hizo alusión a los asesinatos del directivo del semanario Zeta, Francisco Ortiz Franco; del columnista de Matamoros, Tamaulipas, Francisco Arratia Saldierna, y del director del diario La Opinión, de Poza Rica, Raúl Gibb. También se refirió al atentado sufrido por la periodista Guadalupe García Escamilla en Nuevo Laredo, Tamaulipas; a la demanda penal que tiene en su contra la periodista Cecilia Téllez, de Excélsior, por parte del presidente del Tribunal Superior Agrario, Ricardo García Villalobos, y a las amenazas recibidas por Roberto Garduño, de La Jornada. Jesús Galván afirmó: “La libertad de prensa consiste en el derecho humano de publicar y difundir las ideas por cualquier medio y constituye uno de los derechos públicos fundamentales más importantes”. Es además, dijo, una de las características esenciales de todo régimen democrático, en tanto que coadyuva en la construcción y el fortalecimiento de una sociedad bien informada, propicia el pluralismo político e ideológico y permite controlar los actos del gobierno denunciando sus errores y defectos. Insistió: “Las agresiones a los comunicadores sociales y periodistas constituyen una agresión a toda la sociedad”. (José Contreras)

Imprimir