La Crónica de Hoy | “Yo nunca tuve padre y nunca lo tendré... el único que tuve yo mismo lo maté”, cantan niños en curso de verano de la SSP del DF

“Yo nunca tuve padre y nunca lo tendré... el único que tuve yo mismo lo maté”, cantan niños en curso de verano de la SSP del DF
Carlos Jiménez | Ciudad | Fecha: 04-ago-05 | Hora de creación: 00:00:00 | Ultima modificación: 15:13:38
Martín Alberto Torres tiene 12 años, sus padres lo inscribieron en los cursos de verano de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP) para que conociera nuevos valores. Y ayer presumió lo aprendido: encabezó a un grupo de 30 niños que entonó canciones con frases como “a mi madre la doné, a mi padre lo maté, o a mi hermana a un barranco la arrojé”. Los cursos son impartidos por elementos de la llamada policía de élite, del grupo Fuerza de Tarea. El objetivo —según explicó la dependencia— es que los niños y jóvenes de entre seis y 17 años se “vinculen” con los uniformados y “conozcan una faceta diferente de la corporación”. Pero ayer, durante una exhibición que realizó este grupo de policías en sus instalaciones de la delegación Tláhuac, los menores captaron la atención de todos al entonar sus canciones. Uniformados con pantalones de mezclilla y playeras color verde, unos 30 pequeños que no pasaban de los 13 años marcharon y, como si estuvieran en el Ejército, arengaron lo aprendido: —Yo nunca tuve padre, y nunca lo tendré... el único que tuve yo mismo lo maté... —rezaba la estrofa que coreaban los menores. Al frente del grupo estaba Martín Alberto. Él era quien daba la pauta, mientras sus compañeros repetían los versos y sus instructores de la policía del Distrito Federal los observaban. —Yo nunca tuve madre y nunca la tendré... la única que tuve a un asilo la doné... —continuaba el estribillo. Frente a decenas de policías de élite, los pequeños siguieron con sus canciones, al tiempo que brincaban. —Yo nunca tuve hermana, y nunca la tendré, la única que tuve a un barranco la arrojé... —Yo nunca tuve novia y nunca la tendré, la única que tuve un chamaco le saqué... —continuaron, mientras observaban la exhibición de un grupo de policías que descendían por una pared con cuerdas. De pronto, sus instructores notaron que las grabadoras y las cámaras de video captaban todo. Uno de los elementos policiacos reaccionó: aprisa se acercó a quien estaba al frente a los niños para pedirle que cambiaran de canción. Una, en la que daban “gracias a Dios” por haber despertado este día, se escuchó en una ocasión y los menores prefirieron callar. Antes de terminar la demostración, Martín Alberto habló sobre lo que es para él estar en el curso de verano de la Policía del Distrito Federal. —¿Qué es lo que más te ha gustado de estos cursos de verano? —se le preguntó. —La disciplina, cómo nos tratan y a dónde nos llevan. —¿Qué te gustaría ser cuando seas grande? —Me gustaría ser igual que ellos (los policías). —¿Qué te gusta del policía? —Su manera de ser. —De las canciones que aprendiste, cuál te gustó más. —La de “yo nunca tuve padre y nunca lo tendré, el único que tuve yo mismo lo maté...” w Tonadas ¯ Yo nunca tuve padre, y nunca lo tendré... el único que tuve yo mismo lo maté... ¯ Yo nunca tuve madre y nunca la tendré... la única que tuve a un asilo la doné... ¯ Yo nunca tuve hermana y nunca la tendré, la única que tuve a un barranco la arrojé... ¯ Yo nunca tuve novia y nunca la tendré, la única que tuve un chamaco le saqué...
Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems