La Crónica de Hoy | Siete grandes cárteles de la droga operan en México: PGR

Siete grandes cárteles de la droga operan en México: PGR
Francisco Reséndiz | Nacional | Hora de creación: 00:00:00 | Ultima modificación: 14:15:23
El gobierno mexicano ha identificado a siete grandes cárteles de la droga que operan en territorio nacional y que se han asociado “de una u otra forma” a células de colaboradores, “que operan con cierta independencia económica” en distintos niveles, y que son protegidas en todo momento por estos grupos criminales. De acuerdo con un informe de la Procuraduría General de la República, las bandas de narcotraficantes más poderosas son: el Cártel de Tijuana de los hermanos Arellano Félix, el Cártel de Colima de los hermanos Amezcua Contreras; el Cártel de Juárez, herencia de Amado Carrillo Fuentes. Además del Cártel Sinaloa, de Joaquín El Chapo Guzmán y Héctor Luis Palma Salazar, El Güero Palma; el grupo de Osiel Cárdenas denominado Cártel del Golfo y por último el de Pedro Díaz Parada El Cacique Oaxaqueño y el “Cártel del Milenio” de los Valencia. Así pues, para la PGR el Cártel de Tijuana, liderado por Francisco Javier El Tigrillo Arellano Félix, es “uno de los grupos más violentos”, y tiene su zona de influencia y operación en Tijuana, Mexicali, Tecate, Ensenada y El Valle. En colaboración con Francisco Cázares Beltrán y miembros de la familia Zatarín mantienen grupos operativos en los municipios de Mazatlán, Culiacán y la Noria, en Sinaloa. La PGR investiga posibles pactos con Osiel Cárdenas para el tráfico de drogas en el país. Respecto al Cártel de Colima, de los hermanos Amezcua Contreras, conocidos como los “Reyes del Éxtasis”, la PGR detalla en su análisis que este grupo mantiene su área de influencia en 7 estados, a saber: Baja California, Nuevo León, Aguascalientes, Jalisco, Colima, Michoacán y Distrito Federal. Sus principales centros de operación están en Colima, Tijuana, Guadalajara y Apatzingán. Esta célula ha adoptado formas para obtener componentes para elaborar drogas como efedrina, seudoefedrina y fenilpropanolamina, con la adquisición de antigripales, cuya venta no es controlada. Sobre la “Herencia de Amado Carrillo Fuentes”, el Cártel de Juárez, la institución lo cataloga como “uno de los cárteles más poderosos del país, esta dedicado al trasiego de cocaína y mariguana, pero permite el paso de heroína por su territorio a cambio de cuotas de estupefaciente”. Esta organización mantiene su área de influencia en 21 estados: Chihuahua, Sonora, Coahuila, Sinaloa, Durango, Zacatecas, Nuevo León, Tamaulipas. Así como en Jalisco, Michoacán, Querétaro, Morelos, Distrito Federal, Puebla, Oaxaca, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. Sus principales centros de operación se ubican en Ciudad Juárez, Ojinaga y Chihuahua, Culiacán, Monterrey, Distrito Federal, Cuernavaca, Guadalajara y Cancún. “Los Carrillo han incursionado en la compra de hoteles, constructoras y líneas aéreas, también han establecido alianzas con organizaciones independientes, como la de los hermanos Beltrán Leyva, Ignacio Coronel y células colombianas”, afirma la PGR. Sobre el Cártel de Sinaloa, de El Chapo Guzmán y El Güero Palma, la PGR hace notar que Joaquín Guzmán Loera es “uno de los más importantes líderes del narcotráfico en México” y mantiene su área de influencia en 17 estados de la República, a saber: Baja California, Sonora, Sinaloa, Durango, Zacatecas, Nayarit, Nuevo León, Tamaulipas, Jalisco, Colima, Guanajuato, México, Morelos, Distrito Federal, Guerrero, Chiapas y Quintana Roo. Sus principales centros de operación: se ubican en Tepic, Nayarit, Distrito Federal; así como Cuatlitlán y Toluca, México. Al El Chapo se le atribuye su participación en la balacera de la discoteca “Christine”, el homicidio del Cardenal Posadas Ocampo, la ejecución de Rodolfo Carrillo Fuentes y la primera fuga de un penal de máxima seguridad: el de Puente Grande. “Algo que distingue al Cártel del Golfo, encabezado por Osiel Cárdenas Guillén, es que opera con un brazo de corte paramilitar, integrado por ex elementos de las Fuerzas Armadas Los Zetas, quienes actúan en forma de comando para realizar ajustes de cuentas, pero también para controlar las zonas de influencia”. La PGR detalla que este grupo tiene sus principales centros de operación: Nuevo Laredo, Matamoros, Reynosa y Miguel Alemán en Tamaulipas y Morelia en Michoacán. “Este capo (Osiel Cárdenas) es detenido en marzo de 2003 y se sospecha que desde su celda en el Penal de La Palma mantiene operación, con la colaboración de Ezequiel Cárdenas Guillén”, acepta la PGR. Sobre el grupo de Pedro Díaz Parada El Cacique Oaxaqueño, la PGR señala que este cártel fue conformado en los años 70 y cuenta con una organización que le permite ser en la actualidad “el mayor productor y traficante de marihuana en la zona del Istmo de Oaxaca, sin dejar de lado el tráfico de cocaína, el cual le produce grandes ganancias”. Su área de influencia se ubica en 7 estados de la República: Chihuahua, Durango, Tamaulipas, Distrito Federal, Veracruz, Oaxaca y Chiapas; sus principales centros de operación se ubican en Santa María Zoquitlán, Oaxaca y Arriaga, Chiapas. Acerca del “Cártel del Milenio”, de los Valencia Valencia, la PGR apunta que hasta hace poco era considerado como una banda menor y que hoy su área de influencia radica en Nuevo León, Tamaulipas, Jalisco, Colima, Michoacán y Distrito Federal. Su principal centro de operación es Guadalajara. Evitó el Ejército distribución de millones de drogas en 2005 [ Francisco Reséndiz ] En el marco del “Plan Azteca” el Ejército Mexicano evitó —al 25 de diciembre de 2005— la distribución en el país de mil 428 millones 124 mil dosis de mariguana, 17 millones 728 mil dosis de cocaína, 193 millones 922 mil dosis de heroína y 6 millones 996 mil dosis de pastillas tóxicas. “Esta situación, hubiera generado, de haber salido la droga al mercado de consumo, la intoxicación de más de 1,647 millones 771 mil personas, muchas de ellas con daños irreversibles para la salud y para la vida”, estableció la Secretaría de la Defensa Nacional. Así pues, la institución armada ha destruido un promedio de 98 plantíos de mariguana por día, es decir 186 mil 873 al año, cerca de 1 millón 298 mil 509 en lo que va del sexenio; en total cerca de 127 mil 756 hectáreas del enervante al cierre de 2005. En lo que se refiere a plantíos de amapola, el Ejército ha destruido 150 por día, un promedio de 4 mil 154 al mes, 116 mil 800 en lo que va del año y 766 mil 283 al finalizar el quinto año de gobierno del presidente Vicente Fox, ello se traduce en 77 mil 311 hectáreas de esta droga. Dentro del “Plan Azteca”, contemplado en el Programa de Procuración de Justicia 2001-2006, el ejército ha desmantelado 3 mil 957 pistas de aterrizaje que eran utilizadas para el tráfico de estupefacientes por los distintos cárteles de la droga, además de 2 mil 137 campamentos y 10 mil 775 “secaderos”. La institución armada detalló que el “Plan Azteca es el instrumento operativo, rector y coordinador de las acciones que realizan las diferentes dependencias del Ejecutivo, para combatir al narcotráfico bajo un esquema integral, orientado a proteger la salud de los mexicanos, evitar la desintegración familiar y la delincuencia juvenil, reducir los índices de violencia, inseguridad pública y corrupción; asimismo, coadyuvar con la comunidad internacional a erradicar este cáncer social”. Investigan en Oaxaca a 4 presuntos falsos afis [ Francisco Reséndiz ] La Procuraduría General de la República informó que su delegación en Oaxaca inició una averiguación previa contra cuatro personas que fueron capturadas en posesión de once armas de fuego, cuatro granadas y 353 cartuchos y ropa con leyendas de la “Agencia Federal de Investigación”. La dependencia precisó que Marcos Parra Espinosa, Rafael Barrera Cisneros, Gilberto Pineda Núnez y Chano Rojas García fueron detenidos en el puesto de control en Santiago Miltepec, Oaxaca, por violar la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. Estas personas viajaban a bordo de un vehículo Dodge, sin placas, con permiso del Distrito Federal, en el cual transportaban once armas de fuego, 353 cartuchos de diferentes calibres, 26 cargadores, cuatro granadas, un chaleco y dos gorras con el logotipo de la AFI. También se les encontraron tres mil 680 dólares, nueve mil 600 pesos, tres radios, una lámpara para pistola, una placa con la leyenda de la PGR y otra con las siglas de la AFI, dos relojes, una cámara fotográfica, 12 teléfonos celulares, dos cadenas de metal y un dije. Además, se les aseguró un gafete, una credencial, una placa y comprobante de pago a nombre de Marcos Parra Espinosa, quien señaló pertenecer a la AFI y se identificó con credenciales de la PGR. Sin embargo, al consultar la base de datos de la AFI se encontró que no pertenece a esa corporación. Parra Espinosa portaba una pistola calibre nueve milímetros, por lo que el agente del Ministerio Público de la Federación en Matías Romero, Oaxaca, abrió la averiguación previa PGR/OAX/MR/212/2005.
Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems