Orizaba Veracruz, ciudad de las aguas alegres | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Orizaba Veracruz, ciudad de las aguas alegres

Esta ciudad combina descanso, historia cultura y aventura, cómoda y al alcance de todos los bolsillos, lo mismo cuenta con hoteles de cinco estrellas que con hostales y zonas de campamento. Orizaba se encuentra bajo la mira de la montaña más alta del país, el Pico de Orizaba que mide 5,747 msnm y es el sueño hecho realidad de los fanáticos de la práctica de alta montaña, la bicicleta de montaña y la espeleología. El parque ecológico de Orizaba cuenta con refugio alpino en piedra y zonas vigiladas para acampar, las vías de acceso hasta el refugio son dos por Puebla o por Veracruz. Llegar hasta el hielo de la montaña será una aventura: la primera parte del trayecto deberá realizarse en un vehículo de doble tracción para recorrer las terracerías, después se iniciará una larga caminata por senderos de paisajes luminosas parta llegar al albergue y de ahí al majestuoso paisaje nevado. MENOS AVENTURA. Pero para quien no busca diversión tan agitada, bastará con hospedarse en el Centro de Orizaba y observar el paisaje para descubrir que en las noches de luna llena, la cima nevada refleja la luz de la luna y crea la ilusión de ser una estrella. Las actividades para quien sólo desea disfrutar de un fin de semana o unas vacaciones son: escalar el Cerro del Borrego, lugar de hechos históricos que vivió la batalla contra los franceses en 1862. Por tradición se utiliza para hacer días de campo, paseos y practicar caminata. También se puede dar un paseo por el Río Orizaba; recorrer el Parque Nacional 500 escalones, que cuenta con una magnífica vista de la Cascada del Elefante; visitar El Museo de Arte del Estado o la Catedral de San Miguel Arcángel, construida en 1720 en honor al Patrono de la Ciudad. GASTRONOMíA. La tradición del buen paladar en la región de Orizaba junto con Córdoba y la zona costera de Tuxpan, ha cobrado fama a nivel internacional. Así que quien visite la Ciudad de las Aguas Alegres de hambre no padecerá, ya que la comida es muy económica y se pueden degustar verdaderos manjares. Ir a Orizaba y no comer picaditas, pequeñas tortillas de maíz con salsa, queso y cebolla. o una mojarra al chile-limón, es como no haber estado ahí, sin importar si iba a descansar o a escalar el Pico de Orizaba. La cerveza y el café también son obligados, pues en la ciudad están las instalaciones varias comercializadoras de café y las instalaciones de La Cervecería Cuauhtémoc. Los tamales de hoja de plátano con carne de puerco, los de maíz tierno y los de fríjol lograrán conquistar hasta los paladares más exigentes.

Imprimir