El lado humano de la Condesa Sangrienta | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 12 de Abril, 2016

El lado humano de la Condesa Sangrienta

Érszebet Báthory nació en 1560, en Hungría, “el país más salvaje de la Europa feudal”, y fue la noble húngara que en el siglo xvi hiciera torturar y asesinar a más de seiscientas jovencitas para bañarse con su sangre y así obtener el elixir de la eterna juventud y belleza. Algunos la llamaban, La Loba, la Alimaña de Csejthe. Personaje mítico, de culto, La Condesa Sangrienta cobra vida desde un ángulo distinto al conocido y ve la luz a partir de la pluma de Silvia Peláez y la batuta escénica de Ana Francis Mor, para dar voz y vida a esa mujer tan perversa como entrañable. Érszebet, la bañista de la tina púrpura, es la obra que a partir de este 14 de marzo lleva a escena Silvia Peláez y, a diferencia de lo que pudiera creerse, no es una biografía teatral. A partir del personaje histórico, de sus motivaciones, del contexto en que surgió, la dramaturga morelense entrega una Condesa Sangrienta totalmente humana, alejada del mito que se ha construido en torno a ella, donde su obsesión por conseguir el elixir de la eterna juventud la lleva a cometer los más terribles crímenes. Erszebet Báthory fue una mujer poderosa de su tiempo. Su vida, centrada en los excesos y la obsesión por la eterna juventud, aunada al tedio propio de la época y permeada por un halo de crueldad hace de este personaje, paradójicamente, una mujer entrañable. El secreto está en la contemplación; así, el reto dramático es doble, pues la autora ha jugado con los planos narrativos haciendo coincidir en escena, la Hungría feudal y la ciudad de Nueva York de nuestros días, donde, Anna Báthory, descendiente directa de La Condesa, no sólo es una tenaz investigadora en búsqueda de respuestas históricas sino de sí misma, absorbiéndola a tal grado que, Érszebet será un disparador de toma de conciencia. La propuesta dramática, tanto en texto y montaje es un viaje. Silvia Peláez comenta: “Desde hace tiempo me surgió la intención de escribir en torno de estos temas a partir del motor del ser humano para cometer crímenes”. Érzebet, la bañista de la tina púrpura, de Silvia Peláez, bajo la dirección de Ana Francis Mor, cuenta con las actuaciones de Rosario Zúñiga, Susana Garfel, Olga González, Pilar Boliver, Mariana Treviño, Úrsula Pruneda y Luisa Prado. Inicia su temporada el martes 14 de marzo.

Imprimir