Calderón 34%, AMLO 34%, Madrazo 26%, Mercado 4% | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 12 de Abril, 2016

Calderón 34%, AMLO 34%, Madrazo 26%, Mercado 4%

Acercándose al 2 de julio, Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador siguen empatados y no hay manera de saber si esto puede cambiar. Sabemos con certeza, sin embargo, que Roberto Madrazo, el tercer lugar, tiene muy pocas posibilidades de remontar esa posición y que Patricia Mercado probablemente logrará que su partido mantenga el registro. De acuerdo con la última encuesta de BGC, Ulises Beltrán y Asociados, levantada dos semanas antes de la jornada electoral, Calderón y López Obrador alcanzan 34 por ciento de las intenciones efectivas de voto, mientras Madrazo sigue rezagado con 26 por ciento y Patricia Mercado alcanza el 4 por ciento. Hace seis años se llegó a la última etapa de la campaña con una contienda cerrada, que finalmente se abrió. Obviamente este antecedente sólo indica que el presente empate no necesariamente ocurrirá. En cualquier caso, no parece que vaya a haber movimientos fuertes en el último trecho de la contienda, aunque no está claro hacia dónde podrían darse los cambios que pudieran ocurrir. Posibles factores de cambio Voto estratégico. Se considera voto estratégico cuando el elector no vota por su primera preferencia sino por otra opción para evitar que gane otro candidato. En estos momentos, se percibe un potencial reducido de que vaya a producirse un efecto significativo de voto estratégico. El menor margen que se observa en esta encuesta para este tipo de voto se debe a que, en general, quienes prefieren al tercer lugar, Roberto Madrazo, creen que puede ganar. Entre los pocos simpatizantes de Madrazo que no le ven posibilidades de triunfo, se observa apenas un ligero sesgo a favor de Calderón en caso de que decidieran votar por otro aspirante. Solidez de las preferencias. En cambio, si la elección tuviera que depender de la solidez de las preferencias, López Obrador es el candidato que presenta la mayor consistencia en las intenciones de voto a su favor, es decir, quien lo prefiere al preguntarle su opción de voto también tiende a estar más seguro de que así será finalmente su decisión y generalmente también lo evalúa positivamente en términos de imagen. Esto hace muy poco probable que sus preferencias pudieran disminuir sensiblemente. Entre los votantes de Calderón, por el contrario, existe un grupo mayor de votantes que es menos consistente en comparación con lo que ocurre con su rival perredista. Independientes. Los votantes independientes son aquellas personas que no se identifican con ningún partido político y tienen preferencia electoral o se inclinan por alguno de los candidatos. Los votantes independientes abarcan un sector amplio de electores (40 por ciento), cuya mayor volatilidad para decidir por quién votar los convierte en el público objetivo principal de la publicidad electoral. López Obrador llega algo mejor colocado en este segmento. No obstante, Calderón compensa la desventaja que tiene en este grupo debido a que cuenta con un electorado “duro” más extendido que el que apoya al candidato perredista. La imagen de los candidatos está constituyendo uno de los factores centrales para la definición de la contienda. Así como la opinión desfavorable sobre Madrazo rápidamente le cobró la factura al PRI desde el inicio de la campaña con una baja histórica en las preferencias electorales, Calderón y López Obrador también han visto como las campañas publicitarias negativas han incidido han afectado la impresión que causan a muchos electores. En términos de impacto en las preferencias, las intenciones de voto por López Obrador han resultado más sensibles a cambios en la opinión que se tiene sobre él que en el caso de Calderón, es decir, en una situación de ataques a su imagen, el aspirante perredista tiene mayor posibilidad de perder apoyos y, por el contrario, un cierre muy convincente centrado en su persona podría beneficiarlo. Tras las acusaciones de tráfico de influencias en favor de su cuñado, quien perdió más en imagen en esta encuesta fue Calderón, pero no se desplomó. Aún más, pese al embate publicitario contra Calderón, López Obrador sigue estando peor evaluado que su adversario panista. De hecho, el abanderado blanquiazul se sostiene mejor ante el ataque porque depende menos de los votantes independientes que López Obrador, es decir, Calderón cuenta con un soporte de votantes “leales” más amplio, que es más reacio a cambiar de opinión sobre su candidato preferido cuando surgen escándalos contra él. En la campaña, aunque con un enfoque distinto al que se manejó en el 2000, el dilema cambio-riesgo se ha planteado como uno de los temas centrales de los mensajes. En la medida en que el electorado se decante en algún sentido, eso evidentemente puede afectar las preferencias. Sin embargo, lo que ha ocurrido en esta última etapa de campaña es que, aunque permanece estable la preferencia mayoritaria por un cambio, al mismo tiempo también se sostiene extendida la creencia en que López Obrador puede perjudicar al país con sus propuestas. De igual manera, así como las críticas a Calderón por temas como el FOBAPROA y las acusaciones de haber ayudado a su cuñado han logrado que se vea menos confiable, López Obrador no se ha podido librar del impacto de la percepción de riesgo que implica no sólo por las medidas económicas que ofrece, sino también por su personalidad, que muchos ven como agresiva e intolerante. Es importante recordar al lector que esta encuesta mide las preferencias a mediados de junio. La legislación electoral no permite publicar encuestas después de este día y muchas cosas pueden cambiar. Por eso, de ninguna manera deben tomarse estos resultados como un pronóstico del resultado de la elección. GEA/ISA da ventaja a Calderón con 33% [ Redacción ] De acuerdo con la última encuesta realizada por GEA/ISA, el candidato del PAN a la Presidencia de la República, Felipe Calderón Hinojosa, se encuentra al frente de las preferencias electorales con el 33 por ciento. En segundo lugar está ubicado el perredista Andrés Manuel López Obrador con un 31 por ciento y en tercero el priista Roberto Madrazo con un 20 por ciento. El estudio de opinión, última realizada por estas empresas antes de la jornada electoral, revela que el margen de indecisos es de 14 por ciento, mientras que un 2 por ciento votaría por “otros”. La encuesta, realizada entre el 15 y el 18 de este mes, el 35 por ciento de los entrevistados cree que la elección será ganada por Felipe Calderón; el 34 por ciento piensa que ganará López Obrador y el 16 por ciento que Roberto Madrazo. Respecto a la elección de diputados federales, el PAN también se mantiene al frente de las preferencias con un 38 por ciento, seguido por la Alianza por el Bien de Todos (PRD-Convergencia-PT) con un 35 por ciento y por la Alianza por México (PRI-PVEM) con un 25 por ciento. Según las propias empresas encuestadoras, el estudio fue realizado “en seguimiento a los ordenamientos legales establecidos en el acuerdo CG282/2005 del Consejo General del IFE, por el que se establecen los criterios estadísticos de carácter científico para la realización de encuestas por muestreo”. Aclaran: “el presente análisis de resultados se refiere exclusivamente a la población estudiada y estos datos sólo tienen validez para expresar la opinión de la población bajo estudio en las fechas específicas del levantamiento de los datos”.

Imprimir