Andrés Roemer, inquieto conductor, es economista, doctor en Políticas Públicas y maestro en Harvard | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 12 de Abril, 2016

Andrés Roemer, inquieto conductor, es economista, doctor en Políticas Públicas y maestro en Harvard

Inicio. Roemer incursionó en la televisión como colaborador del programa Expansión.
Andrés Roemer es una cara conocida, ha hecho televisión, radio, ha asesorado presidentes y ha sido novio también de la ganadora del primer Big Brother, Rocío. En la actualidad podemos verlo en Proyecto 40 con las emisiones Entre lo público y lo privado, Informativo 40 vespertino y El debate, junto a Carolina Rocha. Vendedor de globos. De padre vienés y madre veracruzana, Roemer, por su sangre corre sangre judía. Su familia no era tradicional, ya que sus padres se separaron cuando él era muy pequeño: “Realmente no viví con mi papá jamás. Nos reencontramos a los 17 años, fuimos amigos, pero entre los dos no existió la relación padre-hijo”. En su niñez vendió globos, quesadillas, boleaba zapatos y administraba los juegos de canicas, así ayudaba a su mamá en una feria ubicada en la zona de Polanco, de ese modo, entendió el valor de las cosas. Para Andrés su familia “es un caso”, ya que mientras su padre el arquitecto y pintor Oscar Roemer es un “obsesionado del ajedrez que se la pasa jugando en Ghandi y da clases de tango”, su madre Fanny Slomiansky es una maestra de literatura que da visitas guiadas en museos, a la vez que su hijo Alejandro actuó en las primeras 100 representaciones de la obra Regina. Lo corrieron de varios colegios. “Me corrieron de varias escuelas”, eso sí, siempre le gustó aprender: “En primero de prepa tomé cursos de filosofía en el claustro de Sor Juana en verano”, después viajó a Francia para estudiar filosofía y cuando el ex presidente José López Portillo nacionalizó la Banca, le suspendieron la beca. “Regresé a México y no sabía qué estudiar, hice ocho exámenes de admisión y terminé por estudiar dos carreras: Derecho en la UNAM y Economía en el ITAM. De hecho me titulé de economista el 25 de mayo; de abogado esa misma semana, el viernes 29 de mayo, y me casé el 3 de junio. Fue una semana un poco complicada, lo más difícil fue contestar a la pregunta de: “La aceptas como esposa, ¿sí o no?”, señala a modo de broma. Andrés se considera hiperactivo, interesado en muchos aspectos de la vida: “Si volviera a nacer, estudiaría ciencia seguramente; sociobiología”. Apasionado. El conductor disfruta de una buena conversación, se considera sociable, aunque no con todo mundo se encuentra cómodo. Gusta del ejercicio, jugar futbol con sus hijos y correr por las colonias Roma o la Condesa. Sus hijos Alejandro y David, cuates de 12 años y Valeria de 10, son la prioridad, por lo que trata de pasar el mayor tiempo con ellos. Tras siete años de lograr un “buen divorcio” de Dafne, su primera esposa, no descarta casarse de nuevo ya que está muy enamorado de su novia, la conductora Rocío Cárdenas, ex Big Brother, con quien ya lleva año y medio de relación: “Es una etapa de mi vida muy padre”. Andrés e Inés. La incursión de Roemer en la televisión se dio primero como colaborador del programa Expansión, en 1997. Ricardo Salinas Pliego lo llamó para crear un grupo que buscara mitigar la inseguridad, y aprovechó la oportunidad para exponerle la idea de un programa durante una reunión. A las dos semanas ya estaba al aire. La emisión se llamaría Cuando Andrés conoció a Inés, en referencia a la película estelarizada por Billy Cristal y Meg Ryan Cuando Harry encontró a Sally, debido a que el conductor iba a hacer mancuerna con Inés Sáenz, pero la televisora le ofreció otro tipo de trabajo a ésta última y comenzó a hacer el programa con su amiga, la actriz Cecilia Suárez. A ella le siguieron la periodista Katia D’Artigues, Vanessa Bauche y actualmente la locutora Fernanda Tapia. Romper esquemas. El objetivo de Entre lo público y lo privado es “mostrar que los políticos no deben ser el típico macho o modelo, el arquetipo serio que se va por la tangente, que no es humano”, así como que los intelectuales “no son los típicos aburridos”. Andrés demuestra “que sí hay programas que pueden ser profundos, pero divertidos a la vez”. La emisión ha tenido cerca de 320 invitados, cada uno dona un artículo personal, que será subastado con fines benéficos al concluir este año. Uno de los artículos más buscados será el auto usado en el filme Y tu mamá también, que el empresario Jorge Vergara prometió regalar. A pesar de tantos estudios académicos y éxito profesional, Andrés es humilde: “Más que lograr títulos y tener programas debemos apreciar cada instante, el infinito goce”. Para él hay una frase en su mente que lo resume todo: “La vida es muy corta, hay que tomar la ruta escénica”. * Curioso incansable ñ Licenciado en Economía ñ Licenciado en Derecho ñ Maestro en Administración Pública ñ Doctor en Políticas Públicas ñ Ha trabajado como profesor para la universidades de Harvard, Berkeley y el ITAM en México ñ Busca crear un think tank o centro de pensamiento y prepara un libro sobre análisis económico del futbol; una novela sobre la generación next y escribe su primera obra de teatro. ñ Conduce además, Informativo 40 vespertino y El debate, junto a Carolina Rocha.

Imprimir