La Crónica de Hoy | De generación X a generación Y

De generación X a generación Y
Yesica Flores | | Hora de creación: 00:00:00 | Ultima modificación: 12:05:30
Madonna, icono musical de los jóvenes de la generación X.
Aunque parece la misma generación no lo es. Los jóvenes X arrastraban un hastío de vivir y una incapacidad para desandar el camino de sus padres y encontrar un sentido a su propia existencia que les otorgaba un aire bohemio grunge, mientras que los chicos Y, generación alumbrada entre los 80 y 90, son materialistas, digitales y obsesionados por la estética. GENERACIÓN X. La generación X abarca a todas las personas nacidas entre los años 70 y 80. Son los jóvenes que viven todo, desde la televisión en blanco y negro en su tierna infancia hasta las pantallas planas. Esta generación se define por ser una de las más obsesivas con la música. Época del pop y los sonidos grunge y underground ( mezcla de rock con ritmos). REM, Nirvana y Pearl Jam enloquecían a los jóvenes adolescentes alrededor de todo el planeta. Fueron los primeros licenciados a los que se les exigía algo más que una carrera para conseguir trabajo. Se hacía mucho hincapié en el conocimiento de idiomas. Los jóvenes X empezaban a temer al sida y los homosexuales se atrevían a salir del armario. Los iconos cinematográficos eran Tom Cruise, lanzado entonces gracias a filmes como Cocktail, Risky Business o Top Gun, y Rob Lowe. Los dormitorios se forraban con posters de ellos. Sus camisetas y complementos estaban serigrafiados con dibujos de Snoopy y Mafalda y lucían las famosas leyendas que popularizaron la película de culto del momento, Flash Dance. Del filme también tomaron los peinados cardados, la permanente y los flequillos. Crecieron viendo Mazinger Z y Starsky & Hutch. Las chicas bailaban el hulahop y los niños jugaban a las canicas. Hasta la pubertad se movían en bici acompañados de su inseparable walkman, en el que escuchaban a Madonna o Michael Jackson. Los punkies daban paso a la que también se denomino gene- ración crisis. Sus emblemas eran una constante crítica al materia- lismo e hiperconsumismo de la generación precedente y su objetivo, ir contra de lo establecido. Su manera de ligar era totalmente distinta, no existían los teléfonos móviles ni los SMS. Tras la liberación sexual de los hippies la generación X sufrió un retroceso por las enfermedades venéreas. Se la conoce también como gene- ración del postfeminismo, momento en que las mujeres adaptaron las libertades conseguidas por sus madres a su personal manera de vivir. Sus padres les enseñaron valo- res como la solidaridad y el inconformismo que provocó que abominaran de su mundo pero aceptándolo con resignación. Experimentaban una especie de sentimiento nihilista. El cinismo y la ironía era su enseña. No consumían fast food y aprendieron a respetar el ambiente . Inició el boom de las drogas de diseño que se ingerían en las discotecas, donde los populares lucían vaqueros Levi’s y polos Lacoste. En Latinoamérica los X bailaban al son de Timbiriche. Sus sucesores lo harían al ritmo de La Onda Vaselina. GENERACIÓN Y. Esta generación comprende los niños nacidos entre 1981 y 2000. Se distingue por una actitud desafiante y retadora. Lo cuestionan todo, no quieren leer y sus destrezas de escritura son pésimas. Los padres de esta generación son los hijos de los baby-boomers, es decir, la generación X. Nació con el boom tecnológico, siempre tuvieron video en sus casas y ordenador a una tempranísima edad. Jugaron con los transformers y las Tortugas Ninja. Sus dibujos favoritos son los Osos amorosos y los robots Power Rangers. La muñeca japonesa Hello Kitty adorna los accesorios y atuendos de las pequeñas en su infancia. Lo que separa a la generación X de la Y es la primera Guerra del Golfo, en 1991. El uso de internet como herramienta de estudio y sociali- zación así como la utilización de los SMS para ligar causó que también se la llame iGeneration ( debido al hecho de que la compañía Apple Macintosh acostumbra a usar la letra i precediendo a todos sus aparatos, ibook, ipod). Portan sus mp3 encima. Sus canicas eran los tazos que regalaban en las bolsas de papas, intercambiaban cromos Pokemon, y cuidaban a su Tamagotchi, que irremediablemente moría por empacho. La generación de la cultura rave, aunque más optimista que su inmediata anterior tiende a la depresión y la obesidad, provocada por el consumo de comida basura. Sus madres se liberaron de la faena gastronómica por medio de la inclusión en las dietas de los congelados y la comida precocinada. Para los Y los ideales no son importantes, son más individua- listas, y se preocupan más por el dinero Muy materialistas se obsesionan por la estética que fotografían con sus cámaras digitales. Beben antes de lo permitido y muchos consumen cocaína, pastillas y éxtasis. Bailan música techno y están acostumbrados a salir de marcha muy a menudo. Cuando están en casa ven la MTV mientras chatean por el messenger con sus amigos. Los Simpson y Harry Potter les marcaron en su infancia, edad en la que idolatraban a las Spice Girls y los Backstreet Boys. En cuanto a actores el más guapo para las adolescentes era Brad Pitt. Es la generación de la globali- zación, la que se movilizó contra la guerra de Irak y apenas entra en el mercado laboral. DIFERENCIAS. Los jóvenes de hoy día retan porque tiene el poder del acceso continuo que ellos tienen a la información y el conocimiento. La tecnología, el internet, el Cable TV y el mundo globalizado les da un poder a los jóvenes de hoy día que no existía antes. Hoy día, un niño de 15 años sabe muchas más cosas de lo que sabía un baby-boomer a los 30 años. La generación Y está en posición de retar, no por indisciplina, sino porque se crió con un conocimiento que le da poder. Y desarrollo más el lado derecho de su cerebro, aquél que se concentra más en lo creativo. El hemisferio izquierdo del cerebro, el más desarrollado por parte de la generación X. Es por esto que antes la educación iba dirigida al hemisferio izquierdo. Leer resultaba estimu- lante. Este desarrollo del hemisferio derecho es producto de nuevos estímulos que no existían antes. La educación compite hoy día con los X-Box, los Nintendo, la internet, el VH1 y el MTV, todos ellos instrumentos que van dirigidos al hemisferio derecho del cerebro.
Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems