Thai Gardens, exotismo asiático - Daniel Arbide | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 12 de Abril, 2016

Daniel Arbide

Thai Gardens, exotismo asiático

Al enviudar, Anna Leonowens no tenía dinero para mantener a sus dos pequeños, mucho menos para retornar a su país natal, por lo que decidió trabajar como maestra de inglés. Un buen día, mientras daba clases en Singapur, recibió conmocionada una carta de parte del Rey de Siam. Mientras leía el texto, crecía en ella su asombro y entusiasmo por esta invitación. Le ilusionaba el viaje a un lugar tan exótico donde la gente es conocida por su amabilidad y sus majestuosos palacios. El Rey Mongkut tenía sesenta y siete hijos y le solicitó que enseñara inglés y cultura occidental a toda la familia real. Esta mujer liberal y feminista, seguramente dejó una fuerte huella en el pequeño príncipe y futuro Rey Chulalongkorn, pues a la llegada de éste al trono, en 1873, logró cambiar por completo el sistema de gobierno y sus costumbres. Instaló en su país el ferrocarril y en un proceso gradual logró abolir la esclavitud. Es tal vez el Rey más venerado de Tailandia porque además de este proceso de modernización, logró sortear con éxito la constante tentación de ingleses y franceses por adueñarse de tan ricas tierras y exóticos manjares. Anna, gracias a sus memorias sobre su estancia de siete años en la corte de Siam, se convirtió en la protagonista de una bella novela de Margaret Landon que conocemos como El Rey y Yo. En ella, es fascinante observar la forma en que esta mujer occidental se enfrenta a las costumbres orientales y conservadoras del reino conocido ahora como Tailandia. Las distintas esposas del rey, los palacios y templos saturados en oro y piedras preciosas le asombraban. Esta exquisita composición tailandesa está en la misma cocina, en donde se busca mezclar en cada platillo los cinco sabores fundamentales, dulce, picante, agrio, amargo y salado. En nuestra ciudad de México, lo excepcional de este país del sudeste asiático lo pueden encontrar en Thai Gardens. Acondicionado en una casona de Polanco, el restaurante es un sitio colorido en donde se respira este ambiente tailandés. En Thai Gardens, la iluminación está perfectamente cuidada, y esta antigua casa cuenta con una infinidad de ornamentos provenientes de este reino. En la cocina, la mayoría de sus ingredientes son importados para que el auténtico sabor tailandés lo lleven hasta la mesa. Se podría empezar la exploración gastronómica con un Khaeng Keaw Wann Kai que consiste en un caldo suave de ave con leche de coco y galanga. La leche de coco, este dulce líquido, se obtiene de exprimir la carne de la fruta que hay que rallar previamente. Se condimenta con galanga, también conocido como gengibre de Siam, que al probarlo se percibe el olor agradable junto con el sabor aromático ligeramente picante. Al volar por la aerolínea Thai Air, a las mujeres se les obsequia una orquídea. Esto es un signo de la amabilidad y hospitalidad de este pueblo. Los tailandeses reciben bien a los turistas de donde existe una importante fuente de ingreso para la economía. La capital Krung Thep, conocida en el mundo occidental como Bangkok, quiere decir ciudad de los ángeles. En ella encontrarán esa mezcla de modernidad con tradición popular. La parte más antigua está alrededor del río Chao Praya. Por la abundancia de lluvias y los más de 1,800 kilómetros de litoral costero, no podían quedar fuera de la cocina los ingredientes del mar. En Thai Gardens, el Khung Phom Pha son colas de langostinos envueltos en una fina pasta de arroz. Esta pasta ligeramente dulce se mezcla con el característico sabor de este crustáceo. La comida de Thai Gardens también incluye otras viandas como el pollo, o incluso el cerdo. El pollo lo podrán probar en brochetas si ordenan los Kai Satee. Los satee son brochetas del sudeste asiático, que en Thai Gardens, se han marinado en leche de coco y hierbas. También se preparara con Nuez de la India, en donde se le agregan además verduras y piña. La diversidad en los ingredientes es similar a la que se encuentra en un mercado de Bangkok. En la zona de Taling Chan, hay un mercado flotante, en el que los canales se llenan de los vendedores de vegetales, frutas y pescados. Este se instala los fines de semana en honor al Rey. Bangkok alberga imponentes palacios y templos. El templo de Wat Pho contiene más de mil imágenes de Buda. Ahí es el lugar ideal para obtener un tradicional masaje tailandés porque era lugar de enseñanza de medicina tailandesa. Una cena en Thai Gardens es como una sesión relajante y exótica, en donde se consiente a los comensales para que disfruten su estancia en este restaurante asiático. arbide@gmail.com

Imprimir

Comentarios