AMLO arrastra al PRD al 19% | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 12 de Abril, 2016

AMLO arrastra al PRD al 19%

GEA/ISA
La caída en la imagen de Andrés Manuel López Obrador ha arrastrado al PRD, que ha vuelto a ser la tercera fuerza política del país, según se desprende de la más reciente encuesta nacional en vivienda de GEA/ISA. Por primera vez el partido del sol azteca cae en todas las mediciones por debajo del PRI, mientras que AMLO acumula opiniones negativas y competiría, en cerrada lucha, por un muy lejano segundo lugar si las elecciones presidenciales se repitieran hoy. De acuerdo con la encuesta, levantada entre el 2 y el 4 de diciembre, de manera paralela ha crecido la percepción de que las elecciones del 2 de julio fueron limpias, y una amplia mayoría considera que el PRD no sólo debe reconocer a Calderón como Presidente de la República, sino también que debe colaborar con él. Tras la toma de posesión de Calderón, aumentaron las expectativas de la población respecto a su gobierno, ya que consideran que mejorará la economía familiar y del país, que habrá estabilidad y empleo. Al mismo tiempo, disminuyó el tiempo de gracia que le da población al nuevo gobernante para empezar a ver frutos. FCH inicia su gobierno con un índice de aceptación de 52 por ciento. El efecto AMLO, de rebote. Durante los últimos años del gobierno de Vicente Fox, la buena imagen de la que gozaba Andrés Manuel López Obrador en la opinión pública se trasminó al Partido de la Revolución Democrática. En los meses inmediatamente posteriores a la elección federal, la pérdida en la imagen de AMLO afectó sólo marginalmente a su partido. No es igual en esta medición, donde ya rebotó negativamente. Actualmente, sólo 19 por ciento de los ciudadanos se identifican como perredistas, frente a 21 por ciento de priístas y 41 por ciento de panistas. Es una caída en la identificación partidaria de 13 puntos desde julio. El PRD cae también al tercer lugar como "el partido que más representa los intereses de la sociedad" y como "el que gobierna mejor". En enero, el balance entre opiniones positivas y negativas de Andrés Manuel López Obrador era de +32 por ciento, el de Felipe Calderón, de +22 por ciento y el de Roberto Madrazo, de -8 por ciento. En diciembre, Calderón subió a +43 por ciento, Madrazo cayó a -23 por ciento y López Obrador se derrumbó a -38 por ciento. El saldo en el año es positivo en 21 puntos para Calderón, negativo en 15 puntos para Madrazo y negativo en impresionantes 70 puntos para López Obrador. Más de un tercio de los mexicanos tenía buena opinión de AMLO a principios de año y ahora la tiene mala. Estos cambios se reflejan en la intención de voto a toro pasado. Si las elecciones se celebraran en diciembre, Calderón arrasaría con 56 por ciento, frente a 22 por ciento de AMLO y 20 por ciento de Madrazo. El proceso electoral, revisado. La reacción de López Obrador al proceso electoral es cada vez menos aprobada. Crecen, respecto a los meses anteriores, las opiniones de desacuerdo a su desconocimiento a Calderón y a su "presidencia legítima", al grado que, en esta medición, GEA-ISA ubica un notable aumento en la creencia de limpieza en las pasadas elecciones federales: 62 por ciento, porcentaje similar al de junio de 2006. Según el estudio, 75 de cada 100 ciudadanos considera que el PRD debe reconocer a Calderón como Presidente de la República (frente a 15 por ciento que dice que no debe hacerlo). La mitad de quienes todavía votarían por AMLO se inclina por reconocer a FCH. Análogamente, 71 por ciento de la población opina que al PRD le conviene más colaborar que oponerse al nuevo gobierno federal. Igualmente, en este caso, los puntos de vista de los perredistas están divididos. Crecen las expectativas. Al inicio de su gobierno, dos terceras partes de la población creen que Calderón gobernará para todos y no solamente para quienes votaron por él. 58 por ciento de los entrevistados cree que les irá mejor económicamente a ellos y a su familia, frente a sólo 10 por ciento que piensan que les irá peor. El 61 por ciento cree que la economía del país mejorará; dos terceras partes, que habrá estabilidad económica y casi tres de cada cinco opinan que habrá estabilidad política. 57 por ciento considera que efectivamente Calderón será el presidente del empleo (incluidos 21 por ciento de los todavía votantes de AMLO). 55 por ciento cree que será mejor del que hubiera presidido López Obrador (11 por ciento dice que será peor). Una diferencia importante respecto a la anterior medición de la serie, es que aumenta la proporción de la población que desea cambios rápidos (pasa de 58 a 67 por ciento). El cambio es más notable entre los panistas. 34 por ciento de la población le da a Calderón menos de un año para que demuestre que de verdad va a realizar cambios. La gente que le da varios años baja de 32 a 25 por ciento. Esto significa que, en medio de tradicional luna de miel de la opinión pública con un presidente entrante, hay un menor periodo de gracia. La encuesta constó de 1200 casos específicos, fue realizada en vivienda (entrevistas cara a cara), con una muestra aleatoria y polietápica. Su margen de error teórico es de +/- 3.5%.

Imprimir