La Crónica de Hoy | Empieza a afectar la anorexia y bulimia a menores de 13 años

Empieza a afectar la anorexia y bulimia a menores de 13 años
Notimex | Salud | Hora de creación: 00:00:00 | Ultima modificación: 03:29:23
La anorexia y la bulimia ocupan una importante incidencia en la salud mental y física de la población de 14 a 25 años, y empieza a extenderse hacia menores de 13, quienes registran factores de riesgo encaminados a estas patologías mortales. El afán de tener una figura perfecta ha ocasionado un cambio de cultura entre la juventud mexicana, promovido por la influencia de la publicidad en los medios de comunicación que difunden la idea de que un cuerpo delgado e incluso cadavérico es sinónimo de inteligencia, belleza y talento. Expertos e investigadores en nutrición, medicina clínica, psicología y psiquiatría señalaron que esos trastornos representan un grave problema de salud, ya que la anorexia afecta entre uno y 1.5 por ciento de la población y la bulimia de uno a tres por ciento. La anorexia y bulimia son los trastornos alimenticios más frecuentes entre los jóvenes y se prevé que 1.5 por ciento de los ciudadanos padecen problemas relacionados con la anorexia nerviosa. Esa problemática, indicaron, ha ido en aumento, asociada con los "looks" que presentan a personas sumamente delgadas y "creen las jovencitas que es la forma de verse mejor". La coordinadora de Enseñanza del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Psicología de la UNAM, Ileana Petra, sostuvo que 90 por ciento de las personas que padecen anorexia son mujeres, y sólo 10 por ciento son hombres. Explicó que la anorexia es una enfermedad de jóvenes y sus inicios se dan entre los 13 y 14 años, además de que se asocia de manera paulatina con otro tipo de problemas físicos y mentales. De los que la padecen fallece aproximadamente 10 por ciento por suicidio, debido a los problemas de autoestima que manifiestan; inanición y trastornos de equilibrio metabólico que les puede provocar hasta un paro cardiaco. En los últimos 10 años especialistas en Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizaron estudios sobre los factores de riesgo para desarrollar estas enfermedades, con el fin de crear programas preventivos. En ese sentido, la jefa de la División de Estudios Profesionales de la Facultad de Psicología de la UNAM, Gilda Gómez Pérez-Mitre, informó que esos estudios revelan que la influencia de la cultura de la delgadez ha alcanzado a niños de seis años de edad. De acuerdo con una investigación entre cinco mil estudiantes de primaria, secundaria, bachillerato y universidad se detectó que 77 por ciento de los encuestados desean una figura delgada y 20 por ciento presentaron una sobre estimación de su imagen, es decir, se sienten más gordos o delgados de los que en realidad están. Según ese análisis basado en cinco mil estudiantes, de niñas y niños de grupos denominados prepúbes de seis a ocho años, púbes de nueve a 12, y adolescentes 13 a 19 años, se detectó la negatividad con que ven el sobrepeso y la obesidad, comentó. El fomento de una cultura de la delgadez promueve entre los pequeños de seis años la lipofobia (temor a la grasa) y una actitud negativa a la obesidad, pues no quisieran ser gordos porque entonces serían niños feos, tontos o flojos, y esa idea aumenta en la adolescencia. Comentó que otros factores de riesgo son la insatisfacción y distorsión de la imagen corporal, seguimiento de dietas restrictivas sin control y el deseo o preocupación de proyectar una figura ideal muy delgada, por lo que es necesario implementar programas preventivos desde la primaria. Aurora Serralde Zuñiga, especialista en nutrición clínica del Instituto Nacional de Nutrición "Salvador Zubirán" de la Secretaría de Salud, señaló que la anorexia y la bulimia son subdiagnosticadas, y se tratan cuando el mal está avanzado y no en sus fases iniciales. Precisó que "el mayor pico de edad que registra anorexia son los menores de 25 años, aunque incluso en el Hospital Juan N. Navarro me tocó diagnosticar una niña de nueve años. Esta problemática cada vez se presenta en edades más temprana". La especialista indicó que hay actividades que predisponen más a la anorexia y la bulimia como son el ballet clásico, la danza, algunos deportes como gimnasia o natación, donde a veces los mismos entrenadores exigen cierto peso. También, mencionó, son muy vulnerables las modelos, actrices y cantantes porque su profesión implica una imagen corporal, pero aclaró que estas enfermedades afectan a todos los extractos socioeconómicos, no son exclusivas de los ricos. Entre los principales síntomas en niñas anoréxicas es la extrema delgadez e irritabilidad, cambios radicales de conducta como el hecho de que se escondan para comer. Hacen dietas muy estrictas que llegan a beber sólo agua natural y a comer lechugas o zanahorias, y veces ni eso por lo que padecen anemia, desnutrición y deshidratación severa que las lleva a la muerte, abundó. Las anoréxicas también vomitan, aunque no siempre, eso les daña el esmalte de los dientes, reflejan un gran cansancio al grado que las llega a postrar en una cama y dejan de menstruar hasta por dos meses o más, lo que les ocasiona problemas de fertilidad. La especialista aseguró que esas jóvenes pueden recuperarse en una etapa inicial, pero para ello es necesario tratamientos multidisciplinarios, ya que para convencerlas de que es necesario alimentarse se requiere del apoyo psicológico y psiquiátrico. Informó que en el sector público del país se atiende a la población con programas específicos para estos trastornos. En los institutos Mexicano de Psiquiatría y Nacional de Nutrición se cuenta con una clínica de trastornos de la alimentación. Además de que a nivel privado existen clínicas especializadas, pero los costos son muy elevados, ya que en algunos casos se tiene que internar al paciente por largos periodos para su recuperación.
Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems