Más estados van por Ley de Convivencia | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 12 de Abril, 2016

Más estados van por Ley de Convivencia

Reconocimiento. Hoy se realizó en el DF una marcha caravana por los derechos de los jóvenes de la comunidad lésbico-gay. Foto: Francisco Huerta
Luego de la aprobación de la Ley de Sociedades de Convivencia en el Distrito Federal y Coahuila, los congresos de Jalisco, Morelos, Puebla, Michoacán, Hidalgo, Tamaulipas y Zacatecas analizan propuestas, impulsadas por organismos que defienden la diversidad sexual. En Jalisco —bastión principal de El Yunque— el 8 de enero llegó al Congreso una iniciativa muy similar a la Ley de Sociedades de Convivencia del Distrito Federal. Lamentaron que un sector conservador se pronuncie en contra la iniciativa pues afirmaron los detractores no conocen los detalles del documento. Luis Armando Díaz, del grupo Diversidad Sexual, AC, señaló a Crónica que aunque ha sido promovida por organizaciones de lesbianas y homosexuales, la ley da seguridad jurídica a 30 por ciento de los hogares mexicanos, que se desarrollan en núcleos familiares no tradicionales. Pedro Malagón, de Convivencia Sexual AC, dijo a este diario que ha tenido charlas con diputados panistas y priistas “que no ven con malos ojos el estudio y posible aprobación, pero han dicho que se echarían a la iglesia encima y eso los detiene”. En Hidalgo, la ciudadanía acepta la Ley de Sociedades de Convivencia, ya que ésta no es una iniciativa que promueva el matrimonio gay y su aprobación beneficiará a muchas personas que se relacionan entre sí, sin tener necesariamente una relación de pareja, señaló a Crónica Karen Quintero, presidenta del grupo Transgénero Hidalgo. Aseguró que “esperamos que se aprobara en el DF y Coahuila y ahora vamos con todo para promoverla en Hidalgo y en todo el país, si como esperamos, se logre impulsar la iniciativa a nivel nacional, cada líder de cada estado trabajaría en el respaldo de ésta y ya tenemos charlas formales con diputados del PRD y del PRI”. Puntualizó que en su estado esta ley debe promoverse no sólo en el congreso, sino entre la ciudadanía hidalguense para que los prejuicios morales de algunos grupos sociales no pongan a las y los legisladores en contra de la propuesta. Agregó que si bien la ley no es el equivalente el matrimonio gay, sí es esta comunidad una de las principales beneficiadas con la iniciativa, por lo cual la promoción estatal incluirá a los grupos no heterosexuales que han asumido su diversidad sexual, pero que aún no se atreven a vivirla públicamente. En Puebla, el PRD presentó el siete de diciembre ante el pleno del Congreso local una iniciativa de ley de Sociedades de Convivencia que reconoce derechos mínimos de tutela, sucesión, alimentación y arrendamiento a compañeros permanentes del mismo sexo. La propuesta, que ya fue turnada a la Comisión de Gobernación para su análisis, fue criticada por diputadas del PRI y el PAN, para quienes, a su juicio, el modelo de familia “es uno” y no puede haber otro, por lo que pidieron dar carpetazo a la iniciativa. El diputado local perredista Rodolfo Huerta señaló que la propuesta se encuentra en el “terreno de la defensa de los derechos de las personas físicas de diferente o del mismo sexo, pues consiste en reconocer derechos a aquellos adultos que decidan integrarse en un hogar común y derivar compromisos recíprocos de esta integración”. Sin embargo, el maestro Mauricio List Reyes, investigador de la a facultad de Filosofía de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, explicó que es muy difícil alcanzar una ley de convivencia para personas de diferente orientación sexual, debido al conservadurismo aún imperante en la entidad. Por eso motivo, aseguró, es muy difícil se apruebe la ley. Por su parte, Damián Jiménez, líder de la comunidad gay en Zamora, aseguró a este diario que los diputados poblanos, “principalmente del PRD” no los han considerado para abrir un debate e impulsar de manera conjunta la iniciativa…lo más seguro es que no se apruebe porque carece de fundamentos y objetivos”. En Michoacán—cuyo Congreso tiene mayoría perredista—la diputada local perredista Citlalli Fernández dijo a Crónica que el jueves 4 de enero presentó la propuesta de Ley de Convivencia. Fernández, presidenta de la Comisión de Grupos Vulnerados, Equidad y Género, anunció que el proyecto de Ley de Sociedades se presentó en la primera sesión con el aval de los legisladores priístas y sin descartar la posibilidad de que algún panista la acepte. Justificó el hecho que ley no se presentara al pleno del Congreso local a finales del 2006, tal y como lo había puntualizado, al decir que “es un proyecto que por su naturaleza tendrá que salir consensuado, tanto por los legisladores de su partido como por los integrantes de la fracción del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y por qué no de Acción Nacional (PAN), pues no es una ley excluyente, sino todo lo contrario”, dijo. Asimismo, reiteró que la iniciativa de Ley de Sociedades de Convivencia que está proponiendo es una defensa a los derechos humanos, por lo que se suma a un movimiento a escala internacional que está demandando el “derecho fundamental de todas las personas a vivir sus afectos y a ejercer la sexualidad libre de coerción, discriminación y violencia”. Su compañero de partido, el diputado Fernández González reconoció que no descarta la posibilidad de que grupos conservadores de la sociedad michoacana se opongan a la citada iniciativa, “eso sucede casi siempre que se ignora el sentido de la ley y los ciudadanos que resultaran beneficiados, pero ante el argumento que nos guía, los prejuicios no valen”, advirtió. Insistió en que la propuesta busca abrir espacios sociales para la expresión del amplio espectro de la diversidad social, la figura de la sociedad de convivencia constituye un marco jurídico de la entidad que no interfiere en absoluto con la institución del matrimonio ni la vulnera. “No impide ni compite con la práctica del concubinato en su estructura actual. No modifica las normas vigentes relativas a la adopción”, entre otras cosas. Aseguró que la propuesta será entregada a todos los integrantes del Congreso local, incluyendo a los diputados únicos tanto del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y del Trabajo (PT), Alejandro Méndez López y Reginaldo Sandoval Flores, quienes en su momento han comentado que aprobarían la ley previo análisis y discusión. En Zacatecas la mayoría perredista en el Congreso así como la gobernadora, Amalia García, apoyan la iniciativa que será presentada en el próximo periodo y con grandes posibilidades de ser aprobada ya que la mayoría de los diputados locales del sol azteca se han comprometido a aprobarla. Finalmente en Tamaulipas se analiza la propuesta que ha sido impulsada desde 2005 aunque por el momento no ha prosperado. “La sociedad lésbico-gay presionará en todo momento para que la mayoría priista en el Congreso apruebe la ley... ya hay platicas con algunos diputados que no descartan analizarla”, dijo a Crónica Roque Sánchez, líder de la comunidad lésbico-gay en Ciudad Victoria. Derechos En su versión final, el proyecto de Sociedades de Convivencia crea una nueva figura jurídica que genera derechos de: +Alimentos (casa, vestido, comida y gastos médicos) +Sucesión legítima +Tutela legítima +Permite regular los bienes patrimoniales como las/os integrantes de la sociedad elijan hacerlo. Las sociedades se pueden conformar entre cualesquiera dos personas adultas (del mismo sexo o de distintos) que no estén casadas ni sean parientes entre sí y que tengan capacidad jurídica plena. Se requiere que hayan decidido vivir en un hogar común con voluntad de permanencia y ayuda mutua. El trato sexual entre ellas no es requisito. El PRD impulsará extender a todo el país la nueva figura jurídica La bancada del PRD en la Cámara de Diputados impulsará que la figura jurídica del Pacto Civil de Solidaridad, aprobada en días pasados por el Congreso del estado de Coahuila, pueda aplicarse a nivel nacional. La presidenta de la Comisión de Equidad y Género, Maricela Contreras Julián, llamó a no satanizar esa nueva legislación, a la que consideró un avance importante en el reconocimiento de la igualdad de derechos de la gente que vive en común, sean o no del mismo sexo. Dijo que “no son reformas que otorguen derechos sólo a las personas del mismo sexo, sino que contemplan una serie de medidas que establecen obligaciones para las personas que han decidido llevar una vida en común”, independientemente de su sexo. Agregó que con las reformas al Código Civil de Coahuila, que introducen la figura del Pacto Civil de Solidaridad, se garantizan derechos y crean obligaciones para otorgar alimentos, así como de sucesión legítima. Asimismo, acceso a la pensión alimenticia y a prestaciones de seguridad social a las personas que viven en concubinato o no han contraído matrimonio. Y rechazó que con esta ley se está promoviendo la homosexualidad, como argumentan algunos. (Alejandro Velázquez Cervantes)

Imprimir