La UNAM convierte plásticos PET en escobas, láminas y tuberías | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

La UNAM convierte plásticos PET en escobas, láminas y tuberías

Investigadores de la UNAM lograron desarrollar una tecnología para convertir plásticos PET en palos de escoba, láminas translúcidas, canales para irrigación, tuberías para drenaje y otros productos. Cada año México produce un millón de toneladas de PET, de las cuales 700 mil se utilizan para envasar refrescos y otras bebidas carbonatadas; sin embargo, sólo 14 por ciento de estas últimas son recolectados. El procesamiento de estos desechos es complicado, ya que el PET requiere de la adición de nanoarcillas para que sea manejable; es decir, no se puede tomar una botella, hacer gránulos y después fabricar otra de material reciclado. Mediante un proceso de incorporación química, al PET se le suman partículas, que son de dimensiones nanoscópicas (más pequeñas que las microscópicas), que le confieren propiedades excepcionales. Los científicos del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM utilizan las nanopartículas y un cabezal mezclador para exfoliar las arcillas, que se patentó en el Instituto. Estas últimas vienen en gránulos, que cuando se rompen y separan en sus capas más finas se obtiene un nanocompuesto y se logran las propiedades extraordinarias del polímero. Esa tecnología fue objeto de un registro de patente. Antonio Sánchez, uno de los líderes del proyecto, mencionó que tienen pláticas con productores de plátano, fresas, frijoles, jitomates y chayotes, que, al ser plantas trepadoras, utilizan varas de madera y para obtenerlas se deben cortar árboles. No obstante, en el norte del país se han acabado los bosques con ese fin y ahora se importan a altos costos. Con este producto nanocompuesto se pueden hacer estas varas sin dañar los ecosistemas.

Imprimir