Iría a Marte incluso con boleto sólo de ida: Valentina Tereshkova | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Iría a Marte incluso con boleto sólo de ida: Valentina Tereshkova

Reunión. Valentina Tereshkova posa junto a Connie, mascota de Putin.
Valentina Tereshkova la primera mujer en órbita en la historia del planeta aseguró que si contara con el dinero suficiente “viajaría otra vez al espacio aunque sea como turista, y también volaría a Marte, incluso con boleto sólo de ida”. Con motivo de su cumpleaños número 70, la cosmonauta fue recibida por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, que firmó un decreto sobre su condecoración con la Orden al Mérito. “Su vuelo espacial ha sido y sigue siendo objeto de orgullo del pueblo soviético y ruso”. El mandatario ruso destacó la “enorme contribución” de la primera cosmonauta al desarrollo de las relaciones entre Rusia y otros países. Moscú, tenemos un problema. Tras romper el “silencio con la prensa”, después de veinte años, Tereshkova reveló algunos secretos de su histórica misión espacial que pudo terminar en tragedia, ya que la cosmonauta corrió el riesgo de nunca regresar a nuestro planeta. El 15 de junio de 1963, esta intrépida mujer rusa viajó al espacio a bordo de la nave soviética Vostok-6 y regresó a la Tierra 71 horas después convertida en una heroína. Tereshkova, que tenía 26 años entonces, dio 48 vueltas a la Tierra en el incómodo habitáculo de su nave, en el que apenas se podía mover. Sin embargo durante el viaje “se produjo un error en el programa de vuelo que condujo a que el aparato, con cada nueva vuelta, en vez de acercarse a la Tierra, se alejaba”, relató. Precisó que sólo en la segunda jornada de su misión se logró subsanar el fallo en el programa desde el Centro de Control de Vuelos de Moscú y devolver la nave a la órbita prevista. Paracaídas espacial. Nacida en el seno de una familia campesina, a la edad de 17 años Tereshkova ya trabajaba en una fábrica textil en Yaroslavl y en sus horas de ocio practicaba paracaidismo en un aeroclub de esa ciudad. Con un 163 saltos con paracaídas, en 1962 entró a formar parte de un grupo de cinco candidatas a cosmonauta, organizado por orden del entonces líder soviético, Nikita Jruschov. “Me siento feliz de que me haya tocado la difícil tarea de ser una de las pioneras de la exploración del espacio”, recordó Tereshkova.

Imprimir