El buen uso de la palabra da poder: Juan Rosado | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

El buen uso de la palabra da poder: Juan Rosado

Cortesía del autor
Una serie de ensayos en torno a la palabra y su vínculo con los distintos tipos de poder, sobre todo el político, económico, social y religioso, es lo que aborda el libro Palabra y poder (CONACULTA 2007) del escritor Juan Antonio Rosado. El también autor de El engaño colorido y El presidente y el caudillo, comentó que su libro parte del deseo, impulso y de la reflexión en torno a la palabra. Dijo: "Una de las obligaciones del escritor es reflexionar en torno a su materia prima: la palabra, pero muy vinculado está el poder en el discurso, sea político, social o económico". Recordó que Palabra y poder contiene una serie de ensayos que se escribieron desde 1993 hasta 2005, reunió los más significativos en torno a la palabra y su vínculo con los distintos tipos de poder. "Como la palabra ha representado ese poder a través de ciertas obras literarias significativas en la historia de la literatura universal, entonces figuras que se mencionan en el libro, como Henry Miller y Pier Paolo Pasolini, ellos sufrieron la censura", comentó Rosado. Mencionó que reflexiones sobre la palabra las hay desde la más remota antigüedad, en la cual él se remonta a un himno egipcio, así como de la antigua India y otras manifestaciones literarias religiosas, para descubrir ese vínculo entre la palabra y el poder. "Siento que detrás del poder, así como hay un tipo de violencia, también está un discurso que se hace por medio de palabras, y puede justificar el poder, pero también puede ser crítico con respecto al poder, hasta la tortura se puede justificar por medio de la palabra", aseguró el ensayista. "Yo hablo de dos tipos de argumentación, el convincente que se dirige a la razón y permanece en la esfera mental y la argumentación persuasiva, que son todos los medios de manipulación, como la mercadotecnia, la publicidad y política, que utilizan para encaminar a la gente a ciertas acciones como para conseguir un voto o comprar un producto", concluyó el escritor.

Imprimir