Trueque de mercancías por servicios, un nuevo negocio | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Trueque de mercancías por servicios, un nuevo negocio

La comercialización de inventarios de las empresas se ha convertido en una buena opción para no quedarse con mercancía en bodegas, sobre todo por fuera de temporada, y reducir costos por almacenamiento. Incluso se puede realizar “el trueque” de mercancías o servicios, lo que permite a las empresas recuperar liquidez. Es decir, algo así como “mercado libre” donde se ofrecen lotes a precios atractivos, pero que no ha sido explotado en México ni en un 10%, aseguró Alberto Gutiérrez, director de Operaciones de Tradex, empresa encargada de buscar vendedores y compradores. En entrevista con Crónica dijo que este sistema de comercialización es una buena opción que están aprovechando industrias del calzado, textil, vestido, alimentos (por la caducidad de los productos), vivienda, construcción, software, hotelería y publicidad. No obstante, cualquier rama industrial puede participar en la venta de sus inventarios, así como cualquier tamaño de empresa, aunque prácticamente están participando más las medianas unidades, precisó el directivo de Tradex. Añadió que todavía no se ha explotado ni un 10% de este tipo de “trueque”, donde al ofertar un lote se puede a su vez vender ropa por kilo. Alberto González comentó que también el esquema de negocio está diseñado para profesionistas que pueden buscar intercambios publicitarios, lo cual les permite ahorrar una fuerte inversión en anuncios. El directivo señaló que compañías o profesionistas se agremian por una cuota única de 2 mil 500 pesos a su empresa, donde ofrecen sus inventarios y servicios y se busca un comprador, o bien un intercambio de bienes y servicios, con la condición de estar formal y legalmente operando. Por ejemplo, las grandes tiendas de autoservicio “rematan” sus inventarios de alimentos a pequeñas tiendas, siempre y cuando el producto no esté caduco. O bien, profesionistas como abogados o dentistas pueden intercambiar sus servicios a través de publicidad. También las agencias de viaje llegan a ofrecer paquetes que no colocaron y buscan turistas interesados en ellos. Incluso, empresas de materiales para la construcción ponen en venta lotes que les hayan quedado a pequeños constructores. “Tenemos clientes que toman lotes de las empresas muy institucionales y acaban en las ofertas de remate..., algo parecido al mercado libre en internet”, subrayó.

Imprimir