La Crónica de Hoy | En Villa de los Niños, pésima educación y monjes fantasma

En Villa de los Niños, pésima educación y monjes fantasma
Daniel Blancas Madrigal | Nacional | Hora de creación: 00:00:00 | Ultima modificación: 21:59:39
Foto: Nicolás Tavira
(Primera de tres partes) Laura fue violada cuando tenía 11 años. Inés escapó de casa porque a su hermana mayor la vendieron por dos mil pesos. Juan fue abandonado por su madre a los dos años y desde los cinco su abuelo lo obligó a trabajar en el campo… Son, alumnos de Villa de los Niños. Un trastorno psicológico que afectó a cientos de chicas en la sucursal de Chalco concentró la atención en este internado católico. Pero más allá de histerias colectivas —término que las autoridades de salud utilizaron para describir el mal—, se fueron tejiendo en la investigación de este diario dos realidades opuestas… Una: inconsistencias migratorias entre las religiosas, monjes registrados ante la Secretaría de Gobernación que no son reportados por las superioras, pobres resultados académicos según la prueba Enlace, testimonios que hablan de fanatismo y poder absoluto de una fundación internacional. Otra: educación y manutención gratuita para miles de niños entre los más pobres del país; enseñanza de oficios y deportes; instalaciones limpias y eficientes que incluyen, además de aulas y dormitorios, talleres, campos de juego, alberca semiolímpica, laboratorios, salas de cómputo y auditorios. Los seis hermanos. “No hemos detectado ninguna anomalía migratoria ni relacionada con los permisos religiosos”, concluye Salvador Beltrán del Río, director general de Asociaciones Religiosas de la Segob, al adelantar a Crónica la esencia del informe que esta dependencia entregará al Senado, como parte de su investigación sobre la Villa y la congregación que la administra: Hermanas de María. Pero los datos oficiales no coinciden con los proporcionados por las autoridades de la institución educativa… Gobernación tiene registrados para las dos sucursales de la Villa en México —Chalco y Acatlán de Juárez, Jalisco— 41 religiosas, 20 más que las reportadas por la administración escolar. Verónica Xiques, coordinadora administrativa de Chalco, informó que en este plantel laboran 45 monjas: 33 mexicanas, 6 coreanas, 3 guatemaltecas y 3 filipinas, es decir: 12 extranjeras. Amelia Luces, madre superiora de Acatlán de Juárez, contabilizó 17 monjas: 8 mexicanas, 3 coreanas, 3 guatemaltecas y tres filipinas, es decir: 9 foráneas, para un global de 21. La sorpresa es que entre las 41 religiosas “Hermanas de María”, la Segob tiene a seis varones, todos, según el expediente, laborando en el plantel de Jalisco. Ellos son los filipinos Orion Mabuti Rodrigo y Vicente Almosara Cayón y los guatemaltecos Augusto López Cabrera, Arturo Damián Cabrera, José Mauricio Solís Colomer y Luis Antonio Ramos González. “No los conozco”, dice la superiora Luces. —Gobernación los tiene en su archivo —se le refiere. —No sé quiénes son, a lo mejor unos fantasmas… Crónica pudo comprobar, además, que al menos las tres monjas guatemaltecas en Acatlán de Juárez no tienen Forma Migratoria 3, expedida por el Instituto Nacional de Migración para regularizar la estancia en el país. Lo admitió la superiora Amelia Luces: “No la tienen porque no son trabajadoras, no dan clases, solo cuidan a los niños. No son ilegales, no deberían meterse en su vida privada”. Pero aseguró Beltrán del Río, de Gobernación: “Las Formas sí son necesarias, independientemente de la actividad que desempeñen, si no las tienen se considera que están en situación irregular”. Insuficiencia. Villa de los Niños logró su incorporación a la SEP desde 1991 con la clave 15PST0602H. En el caso de Chalco, su plan de estudios de secundaria es avalado por el sistema federal y el de bachillerato y carreras técnicas por el del Estado de México. En Acatlán, su secundaria técnica es respaldada por el programa académico de Jalisco. Al iniciar el ciclo escolar 2007 ambos planteles atendían a 5 mil 482 estudiantes: 3 mil 606 niñas y 1876 niños. Sobre el perfil educativo la SEP ofreció los siguientes datos: el año pasado Chalco tuvo un índice de deserción del 10.7% y de reprobación del 10.9%. Acatlán de 11.3% en deserción y de 1% en reprobación. “A los niños no les exigimos promedio, lo que nos interesa es sacarlos de la marginación”, argumentó la superiora Luces. Pero el indicador de mayor alerta es el obtenido en la prueba Enlace 2006. Fueron examinados en las materias español y matemáticas 1, 159 alumnos de tercer grado de secundaria de esta institución (690 niñas y 469 niños) y el 42.1% salió reprobado o con calificación de insuficiencia que, según la SEP, significa que “no poseía conocimientos ni habilidades necesarias para seguir aprendiendo esta asignatura”. Una estadística lejana a la media nacional en este rubro, que fue del 10%. El 47.7% de los evaluados acreditó de “panzazo”. Es decir, el 89.8% del alumnado recibió notas deficientes. Solo 9.7% consiguió etiqueta de “bueno” y apenas un medio punto porcentual —10 niños de 1,159— de excelente. En español, por ejemplo, Acatlán de Juárez no tuvo un solo estudiante con nivel de excelencia. Sobre el bajo desempeño académico, la coordinadora de Chalco Verónica Xiques señaló: “Son niños que vienen de sierra, montaña y selva, los parámetros no son justos, a ver, ¿por qué no los comparan con niños de su pueblo o por qué no les hacen los exámenes a los que tienen 3 o cuatro años en la institución?”. —La evaluación fue a niños de tercer grado —se le aclaró. —Van arrastrando rezagos. —¿Tres años en la Villa no son suficientes para regularizarlos? —Sí, pero hay escuelas que eligieron a sus mejores alumnos, aquí se les aplicó parejo; si hubiéramos elegido a nuestras mejores alumnas, barremos a todas las escuelas. La histeria psicológica y los resultados adversos de Villa de los Niños, dice la diputada Selma Montenegro, presidenta de la Comisión de Educación en el Congreso mexiquense, fueron factores que desencadenaron en la destitución de Isidro Muñoz Rivera como Secretario de Educación del Edomex: “No descarto que estas hayan sido algunas de las causas de su adiós, en este asunto el ex secretario tuvo un bajo perfil, no asumió una postura clara ni dio explicaciones”… Quién dirige la Congregación La Congregación Hermanas de María obtuvo su registro ante la Segob como Asociación Religiosa el 15 de diciembre de 1993, con el número SGAR—1892—93. Fue de las primeras en solicitarlo después de que en junio de 1992 —sexenio de Carlos Salinas— entró en vigor la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público. Hoy, su órgano de gobierno en México está encabezado por la madre Yong Sook Cheong, mejor conocida como Margie Cheong. Y su apoderado legal, que el gobierno exige sea mexicano, es la hermana María Graciela Canales Santibáñez, originaria de Guerrero y con domicilio en Valle de Chalco. Historia de las villas Aunque la primera Villa se creó en Pusan en 1958, Hermanas de María fue fundada hasta 1964 por el sacerdote estadounidense Aloysius Schwartz, devoto de la Virgen de Banneux, de Bélgica, conocida como la Virgen de los Pobres. La fundación también se dio en Corea, con el objetivo de realizar labores en pro de la educación y asistencia social. La asociación tiene presencia en Corea, Filipinas, Guatemala, Brasil y México, países donde se atiende a más de 25 mil niños pobres. Llegó a México a finales de los 80 por contactos de misioneros guadalupanos y por gestiones del entonces obispo de Nezahualcóyotl, José María Hernández y del ex gobernador Ignacio Pichardo Pegaza. En septiembre de 1990 arranca el proyecto en Chalco y en 1998 en Acatlán de Juárez.
Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems