La Crónica de Hoy | Ejecutan en Veracruz a 4 escoltas de Peña Nieto

Ejecutan en Veracruz a 4 escoltas de Peña Nieto
Redacción | Nacional | Hora de creación: 00:00:00 | Ultima modificación: 01:39:13
Violencia. El cuerpo de un guardaespaldas de la familia de Enrique Peña Nieto quedó sobre la banqueta. Foto: EFE
Cuatro escoltas de la familia del gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, fueron ejecutados durante la madrugada de ayer en el puerto de Veracruz, mientras custodiaban a los hijos, la suegra y el cuñado del mandatario mexiquense. El procurador de Veracruz, Emeterio López, aseguró que la PGR atrajo la investigación del atentado, misma que llevará a cabo a través de la Subprocuraduría de Investigaciones contra la Delincuencia Organizada (SIEDO), lo que fue desmentido horas más tarde por la dependencia federal. La ejecución tuvo lugar en los primeros minutos del viernes en el Boulevard Adolfo Ruiz Cortines esquina Bolívar, frente a la llamada Plaza de la Soberanía, en plena zona turística del puerto de Veracruz. Según la narración de algunos testigos, los escoltas de Peña Nieto se trasladaban en una camioneta Durango, color gris último modelo con placas de circulación LXU-2400, atrás de otra camioneta en la que iba la familia del gobernador del estado de México. Cuando se dieron cuenta de que eran seguidos por al menos otras dos camionetas, los escoltas se separaron del vehículo en el que iban los parientes de Peña Nieto y fueron alcanzados en el sitio antes señalado, cerca del malecón. Los sicarios abrieron fuego en contra de los escoltas, quienes intentaron repeler la agresión sin éxito. En el lugar quedaron los cadáveres de los cuatro: dos en el interior de la camioneta Durango y los otros dos en la calle, mientras que los agresores se dieron a la fuga. Más tarde, la zona fue acordonada por elementos de la Policía Federal Preventiva y de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado. En un primer reporte, la Procuraduría General de Justicia de Veracruz informó que los escoltas del gobernador mexiquense, quienes fueron identificados como Guillermo Ortega Serrano, Erick López Sosa, Roberto Delgado Nabor y Fermín Esquivel Almanza, fueron confundidos con bandas rivales por presuntos narcotraficantes. Por la tarde, la PGR aclaró que no ha atraído la investigación, y que hasta el momento la SIEDO únicamente cuenta con una copia certificada de la averiguación previa iniciada por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz. En tanto, el procurador de Veracruz, Emeterio López Márquez, aseguró que el ataque no iba dirigido ni a los escoltas, que pertenecían a la Agencia Estatal de Investigaciones del estado de México, ni a la familia de Peña Nieto, y que se trató de una confusión de los presuntos grupos de narcotraficantes que los atacaron. FUE CONFUSIÓN: BENÍTEZ TREVIÑO. El secretario general de Gobierno del estado de México, Humberto Benítez Treviño, aseguró que los escoltas que estaban a cargo de la seguridad de los hijos, la suegra y el cuñado del gobernador Enrique Peña Nieto, fueron ejecutados por una confusión. Mencionó que el ataque se realizó con armas de alto poder, AK 47, cuando los policías mexiquenses encargados de resguardar la integridad física de la familia del gobernador circulaban por el malecón de Veracruz. El funcionario aseguró que la familia del gobernador Peña Nieto llegó ayer por la mañana a la ciudad de Toluca ilesa y que los cuerpos de los escoltas asesinados por sicarios del crimen organizado serán trasladados a esa ciudad, en las próximas horas. El gobernador del Edomex no reforzará su seguridad El gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, aseguró que no reforzará su seguridad luego del atentado en el que murieron los cuatro guardaespaldas de sus hijos. Tras la reunión que sostuvo en un restaurante capitalino con los priístas Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa y Jesús Murillo Karam, el mandatario estatal consideró que el ataque no se trató de un asunto personal, sino de una presunta confusión de un grupo de sicarios. También lamentó la muerte de los cuatro escoltas pertenecientes a la Agencia Estatal de Seguridad (ASE) y negó que se haya tratado de un intento de secuestro contra sus hijos, quienes están bien. Mencionó que no alberga alguna sospecha de que el atentado fuera en su contra o de su familia. Peña Nieto afirmó que sin duda lo ocurrido refleja el clima de violencia e inseguridad que se vive en el país; particularmente, acotó, “es muy lamentable la pérdida de estos elementos de seguridad pública con quienes había además una identificación personal de mi familia”. El atentado contra los escoltas ocurrió en la zona hotelera de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, donde vacacionaban los hijos del mandatario en compañía de su suegra y uno de sus cuñados. La familia del Ejecutivo estatal resultó ilesa, aunque en el lugar murieron los escoltas Fermín Esquivel, Rey Erick López Sosa, Roberto Delgado Nabor y Guillermo Ortega Serrano. (Cecilia Téllez cortés) En febrero sufrieron otro incidente en la México-Toluca Apenas en febrero del año pasado, los hijos del gobernador Enrique Peña Nieto, se vieron involucrados en otro episodio violento, cuando la escolta que les acompañaba dio aviso a las corporaciones policíacas sobre un presunto intento de secuestro, que finalmente terminó en la liberación de los supuestos agresores, cuando se comprobó que eran un grupo de jóvenes que se dirigían a Valle de Bravo luego de haber ingerido bebidas alcohólicas. El evento generó una fuerte movilización policíaca, cuando alrededor de las 21 horas del 15 de febrero, los hijos del gobernador regresaban de la ciudad de México a bordo de una camioneta Suburban, cuando a la altura del municipio de Metepec, se les cerró un automóvil Jetta color verde, con placas de circulación 520-SAH, en el que viajaban cuatro hombres y dos mujeres, provenientes del municipio de Ixtapaluca. De acuerdo con los reportes policíacos dados a conocer en esa fecha, el automóvil se cerró a la camioneta en repetidas ocasiones, al tiempo que insultaban a los tripulantes, quienes pidieron ayuda y minutos después decenas de elementos de la Agencia de Seguridad Estatal emprendieron la búsqueda, que culminó unos diez kilómetros adelante, casi en las inmediaciones del municipio de Zinacantepec. En ese entonces fueron detenidos los hermanos Enrique y Benigno Suárez Téllez de 34 y 23 años de edad; Tubalcán Suárez Vanegas de 24; José Alfredo Suárez Almaraz de 32; Margarita Salgado Reyes de 18 y Dulce Rocío Salgado Reyes de 16. con motivo de los hechos se levantó la averiguación previa TOL/MD/III/2007. Al ser presentados ante el ministerio público, los involucrados señalaron haber reaccionado a un “cerrón”, de la escolta de los hijos del gobernador, cuando presuntamente se dirigían a Valle de Bravo. Finalmente, los presuntos agresores fueron acusados únicamente de injurias, lo que les permitió salir en libertad bajo el pago de una multa. En la Agencia de Seguridad Estatal, el vocero Juan Carlos Rivera Salazar, rechazó confirmar si los escoltas ultimados en Veracruz, fueron los mismos que participaron en el episodio de febrero, ya que aseguró “se trata de información confidencial”. Alrededor de las seis de la tarde, los cuerpos de los cuatro escoltas llegaron en un vuelo privado a la ciudad de Toluca, donde este sábado se les rendirá un homenaje, presidido por el gobernador Enrique Peña Nieto. (Concepción González en Toluca)
Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems