Levantan y ejecutan a un capitán del Ejército | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Levantan y ejecutan a un capitán del Ejército

Foto: Notimex.
De dos tiros en la cabeza fue ejecutado un capitán de Infantería del Ejército Mexicano. Su cuerpo fue arrojado a la Autopista del Sol, horas después de que un grupo de sujetos armados lo "levantó" en una calle céntrica de Chilpancingo. El capitán de Infantería muerto es Jacinto Pablo Granada, quien estaba adscrito a la base militar en Zapopan, Jalisco, y se encontraba de vacaciones en Guerrero, según reportes oficiales. De acuerdo con información de la Policía Investigadora Ministerial, la familia del militar presentó una denuncia penal en la cual detalló que alrededor de las 4:00 de la madrugada el hombre fue "levantado". Los reportes establecen que el capitán Jacinto Pablo Granada y su esposa salían de la discoteca Escala, que se ubica en el centro de Chilpancingo, cuanto fue secuestrado por un comando de hombres armados que llegaron en camionetas de lujo. Los sujetos encañonaron al militar y a jalones lo bajaron de la unidad en la que él y su esposa viajaban. Al hombre se lo llevaron y a la mujer la abandonaron ahí. Durante horas nadie supo de él, hasta que las 11:00 de la mañana, trabajadores de la Autopista del Sol reportaron a las autoridades policiacas el hallazgo del cuerpo de una persona ejecutada. El cadáver estaba sobre la carretera a la altura del puente El Zapote, y a unos kilómetros del poblado Hiziltepec, pertenecientes al municipio de Eduardo Neri, Zumpango. El cuerpo presentaba dos heridas de bala en la cabeza, al parecer calibre 9 milímetros. Sin embargo no tenía huellas de tortura y aún vestía la ropa con la que salió a divertirse junto con su esposa. Familiares del hoy occiso identificaron el cuerpo e informaron que, a pesar de que estaba adscrito a la base militar de Zapopan, Jalisco, era originario de Chilpancingo, donde estaba de vacaciones. Las autoridades desconocen el móvil del asesinato, pero no descartan una participación del crimen organizado. Esta es la segunda ocasión en los últimos días en que un efectivo militar es asesinado en Guerrero. Apenas el pasado 11 de mayo un militar murió en el balneario turístico de Zihuatanejo durante un atentado en contra de un comandante de la Armada, quien resultó ileso. En Guerrero se han registrado en menos de una semana una veintena de muertes por arma de fuego. Once militares han muerto en esta guerra contra el narco Con el asesinato del capitán Jacinto Pablo Granada, ayer en Guerrero, suman por lo menos once los militares muertos en la guerra contra el narcotráfico en lo que va del gobierno del presidente Felipe Calderón. Entre los casos de más alto impacto relacionados con asesinatos en contra de elementos del Ejército destaca la emboscada que éstos sufrieron en Carácuaro, el 2 de mayo, episodio en el cual murieron cinco uniformados. Al rendirles homenaje de héroes a estos soldados, en el Campo Militar Número Uno, el Presidente de la República escuchó un reporte del secretario de la Defensa, general Guillermo Galván, según el cual los nueve homicidios en contra de militares registrados hasta esa fecha ocurrieron en Michoacán, Sonora y Tamaulipas. El pasado viernes 11 del presente, en Zihuatanejo, fue asesinado otro militar, durante un atentado en contra de un comandante de la Armada. Y de a cuerdo con registros de la Sedena, durante los últimos 31 años de lucha contra el narcotráfico, es decir, de 1976 a la fecha, han muerto 512 soldados y 39 elementos de la Armada de México. Otra vez atacan con granada el cuartel de la PFP en Tecpan Por tercera ocasión en lo que va de este año, las instalaciones de la Policía Federal Preventiva (PFP) en Tecpan de Galeana, Guerrero, son atacadas a granadazos. Este fin de semana arrojaron una granada de fragmentación, sin que las autoridades pudieran detener a los responsables de la agresión. Tan sólo en Tecpan de Galeana, en la región de la Costa Grande de Guerrero, ésta es la séptima ocasión en la que inmuebles son atacados con granadas. Reportes de las autoridades del estado de Guerrero, establecen que el más reciente atentado se registró alrededor de las 22:00 horas del sábado. Mientras algunos elementos de la PFP se encontraban de guardia, se dio la explosión en la que resultaron dañadas dos patrullas que estaban estacionadas en el patio del cuartel. Los informes ministeriales detallan que no había nadie en el patio del lugar por lo cual tampoco hubo lesionados. La zona afectada fue acordonada por efectivos del Ejército Mexicano, la Policía Preventiva Municipal y la Investigadora Ministerial, quienes se dedicaron a recabar pistas en el lugar. Los agentes locales efectuaron diversos rondines por la zona con el fin de detener a los responsables de la agresión. Sin embargo, hasta ayer por la noche no había datos sobre avance en las investigaciones. Los ataques con granadas en esta zona de Guerrero se han hecho ya costumbre para sus habitantes. Entre los edificios atacados se encuentran las instalaciones de la Policía Ministerial, el cuartel de la Policía Preventiva y el hotel Los Arcos. Apenas el viernes de la semana pasada, las autoridades detuvieron en las inmediaciones de este hotel a un sujeto que llevaba dos granadas de fragmentación. (Adriana Covarrubias en Acapulco)

Imprimir