La Crónica de Hoy | Serios daños en menores por ruidos excesivos

Serios daños en menores por ruidos excesivos
Notimex | Salud | Fecha: 27-may-07 | Hora de creación: 00:00:00 | Ultima modificación: 13:13:10
El ruido excesivo no solamente daña la audición de los niños, también afecta el desarrollo del lenguaje, la capacidad para leer y aprender, y en las relaciones sociales, estableció la Federación Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello. Esta institución destacó que una exposición constante a niveles de ruido superiores a los 85 decibelios (dB), durante un periodo prolongado produce daños en la capacidad auditiva. Este nivel de ruido es equivalente al ruido del tráfico en la ciudad, no obstante la federación precisó que aún así los niños se exponen a ruidos mucho más elevados cuando van a las salas de juegos recreativos, utilizan videojuegos o escuchan música alta en el estéreo o van al cine a ver una película. Las salas recreativas pueden superar los 110 dB, los sistemas estéreos y los videojuegos pueden alcanzar los 135 dB, los reproductores portátiles de música producen un sonido de hasta 105-110 dB, mientras que las películas de acción tienen un volumen que va más allá de los 90 dB. Por ello, los especialistas de esta organización precisaron que los efectos perjudiciales de la exposición reiterada a ruidos intensos durante la vida de una persona es algo de lo que se debe advertir a los niños. En este sentido, indicaron que educar a los hijos acerca de la importancia de conservar su capacidad auditiva como medida de prevención, y enseñarles hábitos de escucha saludables es simplemente tan importante como concentrarse en la fuente directa de ruido. Entre otras recomendaciones destacaron que se debe bajar el volumen de la radio, equipo estéreo, televisión y procurar que el niño lleve protectores para los oídos en ambientes ruidosos. Esto es, en conciertos de rock, carreras automovilísticas, cines, entre otros lugares, además de que el niño debe utilizar protectores para los oídos. [ Notimex] m El ruido excesivo no solamente daña la audición de los niños, también afecta el desarrollo del lenguaje, la capacidad para leer y aprender, y en las relaciones sociales, estableció la Federación Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello. Esta institución destacó que una exposición constante a niveles de ruido superiores a los 85 decibelios (dB), durante un periodo prolongado produce daños en la capacidad auditiva. Este nivel de ruido es equivalente al ruido del tráfico en la ciudad, no obstante la federación precisó que aún así los niños se exponen a ruidos mucho más elevados cuando van a las salas de juegos recreativos, utilizan videojuegos o escuchan música alta en el estéreo o van al cine a ver una película. Las salas recreativas pueden superar los 110 dB, los sistemas estéreos y los videojuegos pueden alcanzar los 135 dB, los reproductores portátiles de música producen un sonido de hasta 105-110 dB, mientras que las películas de acción tienen un volumen que va más allá de los 90 dB. Por ello, los especialistas de esta organización precisaron que los efectos perjudiciales de la exposición reiterada a ruidos intensos durante la vida de una persona es algo de lo que se debe advertir a los niños. En este sentido, indicaron que educar a los hijos acerca de la importancia de conservar su capacidad auditiva como medida de prevención, y enseñarles hábitos de escucha saludables es simplemente tan importante como concentrarse en la fuente directa de ruido. Entre otras recomendaciones destacaron que se debe bajar el volumen de la radio, equipo estéreo, televisión y procurar que el niño lleve protectores para los oídos en ambientes ruidosos. Esto es, en conciertos de rock, carreras automovilísticas, cines, entre otros lugares, además de que el niño debe utilizar protectores para los oídos. Al igual que si se encuentra cerca de un cortacésped, una motosierra, etcétera. La federación también sugiere mantener alejado de los oídos de su hijo cualquier objeto extraño y no retirar el cerumen con los dedos, algodón o bastoncillos de algodón.al igual que si se encuentra cerca de un cortacésped, una motosierra, etcétera. La federación también sugiere mantener alejado de los oídos de su hijo cualquier objeto extraño y no retirar el cerumen con los dedos, algodón o bastoncillos de algodón.
Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems