Difíciles momentos - Verónica Gallardo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Verónica Gallardo

Difíciles momentos

QU√Č DIF√ćCIL ES ENCONTRAR LA RESIGNACI√ďN DE NO volver a ver al ser querido, sin embargo eso es lo que mantiene a la familia Aguilar m√°s unida que nunca ante lo inevitable: a sus 88 a√Īos de edad don Antonio Aguilar agoniza. Pascual Antonio Aguilar Barraza naci√≥ en Villanueva, Zacatecas el 17 de mayo de 1926. Cuando cumpli√≥ catorce a√Īos de edad decidi√≥ cruzar la frontera √ļnicamente con el prop√≥sito de estudiar canto e iniciar una carrera art√≠stica. Durante cinco a√Īos trabaj√≥ en Tijuana ganando 12 d√≥lares a la semana, dinero que invert√≠a en sus clases del otro lado de la frontera. Su amor por M√©xico nace de su familia, ya que fueron de los fundadores de Zacatecas, de hecho el rancho El Zoyate es una herencia que data de 400 a√Īos atr√°s y que ha ido pasando de generaci√≥n en generaci√≥n inculc√°ndole el amor por la tierra, por las tradiciones y el folclore mexicano. Pero lo m√°s importante, al crecer dentro de una familia tan tradicionalista, don Antonio Aguilar inculca a la vez lo mismo a sus hijos, entre esas usanzas, la de cada fiesta importante, ll√°mese Navidad, A√Īo Nuevo y el cumplea√Īos de don Antonio, donde toda la familia se re√ļne en el rancho. Y decir la familia Aguilar es llamar a 120 personas como m√≠nimo, entre primos y sobrinos. Como buen hombre de campo, sano y de buen coraz√≥n, don Antonio Aguilar fue siempre de salud inquebrantable, un roble. Hace m√°s o menos 8 a√Īos se le coloc√≥ un marca paso, operaci√≥n que soport√≥ muy bien. Por aquellas fechas tambi√©n fue operado de emergencia de una perforaci√≥n en el intestino. Resulta estaban terminado la gira con su espect√°culo ecuestre, en aquellos d√≠as todav√≠a don Antonio montaba a caballo, pero ten√≠an que amarrarlo a la silla para evitar un percance mayor. Pues bien, en la tarde estaba comiendo pescado y una espina le perfor√≥ el intestino. En cuesti√≥n de horas fue operado y ese mismo d√≠a sali√≥ de peligro. M√°s tardo en recuperarse que en pedir que lo llevaran urgentemente ante su p√ļblico del Palacio de los Deportes, donde ya no mont√≥ a caballo, pero, eso s√≠, les ofreci√≥ una disculpa por haberse ausentado del espect√°culo y explic√≥ lo que le hab√≠a sucedido. Obvio, el lugar se ca√≠a en aplausos para don Antonio. Posteriormente un mal m√©dico le diagnostico c√°ncer a don Antonio. Y le dieron quimioterapias, las cuales en lugar de ponerle bien le perjudicaban bastante, hasta que se les ocurri√≥ ir en busca de otro diagn√≥stico. No ten√≠a c√°ncer ni nada que se le pareciera. Hab√≠a sido un error de un m√©dico sin escr√ļpulos que deseaba cobrar m√°s dinero, bueno eso me imagin√≥, ya que esas quimioterapias mermaron la salud de don Antonio, pero do√Īa Flor jam√°s quiso entablar una demanda contra el m√©dico, dec√≠a: ‚Äúese doctor tiene familia y yo jam√°s har√© nada para da√Īar a sus hijos o a su familia. Yo no voy a destruir a nadie‚ÄĚ. As√≠ de grande es el coraz√≥n de ambos. Su historia de amor verdadero junto a la tambi√©n actriz y cantante Flor Silvestre causo revuelo en su tiempo. Ellos se conocieron mientras filmaban una pel√≠cula, ambos estaban casados. Y tanto don Antonio como la misma do√Īa Flor siempre dijeron que fue amor a primera vista. En esa pel√≠cula surgi√≥ el amor eterno, pero no hubo ni siquiera un roz√≥n de manos, ni siquiera un beso furtivo, todo el amor se lo expresaron en miradas. El esc√°ndalo fue tremendo porque los acusaron de ad√ļlteros, cuando realmente al terminar la filmaci√≥n ambos decidieron dar por terminados sus matrimonios para poder comenzar una relaci√≥n formal. Jam√°s se les hubiera ocurrido iniciar una relaci√≥n sin terminar la que ten√≠an. Y el tiempo demostr√≥ que el amor de ellos es de esos que ‚Äúson garbanzos de a libra‚ÄĚ. Dif√≠cilmente se encuentran. El mismo Pepe Aguilar recordaba que tuvo que cargar con el estigma del amor de sus padres, cuando varios periodistas de aquellas √©pocas lo atacaban mucho al inicio de su carrera, pues aunque pasaron los a√Īos y quedaba m√°s que demostrado el verdadero amor entre do√Īa Flor y don Antonio, segu√≠an siendo fieles a la memoria y amistad de Paco Malgesto. Para do√Īa Flor fue muy dif√≠cil, porque no volvi√≥ a ver a sus hijas Marcela y Cristina Rubiales, al menos no cuando estuvieron peque√Īas.Como se atrevieron a juzgar un amor as√≠, hasta hace unos d√≠as, do√Īa Flor y don Antonio segu√≠an juntos, siempre juntos, de hecho do√Īa Flor no se separaba de √©l nada m√°s que para ir al ba√Īo. A√ļn se daban besos en sus bocas y siempre estaban de las manos. Como buen hombre de campo tambi√©n gustaba de que su mujer le cocinara. Y do√Īa Flor cada Navidad hac√≠a el pavo y el bacalao para los mas de 100 invitados al rancho El Zoyate. Y que decir en el cumplea√Īos de don Antonio, la misma do√Īa Flor, con sus manitas le hac√≠a sus guisados para la taquiza. Verdolagas con cerdo, papas con chorizo, mole verde y rojo. Uno de los mayores logros como artistas del cual se sent√≠a muy orgulloso don Antonio fue del debut de su hijo Pepe, cuando solo tenia 3 a√Īos de edad y balbuceo algunas palabras en el Madison Squeare Garden. Don Antonio sol√≠a decir que este debut √©l lo propici√≥ ya que fue la primera vez que √©l y un artista latino llenaba en su totalidad este recinto. Hab√≠a m√°s de 25 mil personas pues, incluso, muchas quedaron de pie y en los pasillos a falta de butacas. Los estudios de don Antonio Aguilar en Estados Unidos no solo fueron para interpretar canciones comerciales, √©l estudio bell canto y en sus ratos libres en su casa gustaba de cantar arias de opera, adem√°s de que siempre era una fascinaci√≥n para √©l escucharlas. Entre las amistades que hizo en el ambiente art√≠stico est√° la de Luis Aguilar, quien fue uno de sus mejores amigos, al igual que se expresaba siempre con mucho cari√Īo de Pedro Infante, m√°s no era lo mismo con Jorge Negrete, de quien si no se expresaba mal, tampoco bien. Aunque ven√≠a de una familia con capacidad econ√≥mica, don Antonio Aguilar siempre dijo que las personas deb√≠an ganarse la vida a base √ļnicamente de trabajo y as√≠ fue su historia, ya que mientras estudiaba en Estados Unidos y trabajaba en Tijuana logra ahorrar suficiente dinero para en 1945 volver a M√©xico y conquistar la gran capital mexicana, donde recibe la oportunidad en junio de 1950 de cantar en la XEW. Ah√≠ comienza a gustar entre el p√ļblico dado que lo mismo interpreta canciones mexicanas rancheras o de bolero que arias de √≥pera. Dado que dominaba a la perfecci√≥n el ingl√©s y ven√≠a de Estados Unidos, utiliz√≥ el nombre que siempre le dijeron sus profesores: Tony Aguilar. Empez√≥ el peregrinar de los grandes actores, el camino que forja, que da temple a la vena art√≠stica, as√≠ Tony Aguilar hace muchos peque√Īos papeles en el cine nacional, hasta que en 1952 recibe su primera parte importante en la pel√≠cula El Casto Susano, junto a don Joaqu√≠n Pardav√© y en ese a√Īo hace 10 pel√≠culas, dos de ellas sumamente importantes por tratarse de coestelares al lado del √≠dolo del momento, Pedro Infante, en las pel√≠culas Un rinc√≥n cerca del cielo y Ahora soy rico. Para 1953 es contratado como actor exclusivo de la importante productora de pel√≠culas Filmex. Fue don Ismael Rodr√≠guez, quien le dio la gran oportunidad en cine al darle el estelar de la cinta Tierra de Hombres, esto fue la punta de lanza que caracterizo a Tony Aguilar como un actor preocupado por caracterizar personajes populares e hist√≥ricos, debemos recordarlo siempre como Emiliano Zapata, Felipe Carrillo Puerto, Gabino Barrera, Heraclio Bernal y Lico V√°zquez. Fue impulsor para realizadores de temas poco convencionales y alejados de los temas m√°s comerciales. Ahora To√Īo, Pepe y do√Īa Flor enfrentan la tragedia de ver como poco a poco se extingue la vida de un hombre cuyo paso en esta tierra no fue en vano, pues dejo no s√≥lo su arte, sino la ense√Īanza del valor, amor y trabajo que durante 86 lo caracterizaron. Viva por siempre don Antonio Aguilar.

Imprimir

Comentarios