En América Latina, 150 mil muertes violentas al año; la delincuencia organizada configura ambiente de guerra civil: OEA | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

En América Latina, 150 mil muertes violentas al año; la delincuencia organizada configura ambiente de guerra civil: OEA

Estadísticas. El problema refleja “una tasa tres veces superior al promedio mundial”, asegura el funcionario de la OEA.
En América Latina ocurren al año unas 150 mil muertes violentas, la mayoría atribuidas a la delincuencia organizada, lo que configura un ambiente de guerra civil con una tasa de homicidios tres veces superior al promedio mundial, afirmó el subsecretario de Seguridad Multidimensional de la Organización de Estados Americanos (OEA), Alexander Addor Neto. Durante la inauguración de la primera reunión del Grupo Técnico Sobre Delincuencia Organizada Transnacional de la OEA —organizada en la cancillería— el funcionario señaló que el crimen organizado es uno de los problemas que más preocupan en la región latinoamericana. Addor Neto señaló que entre los efectos del crimen organizado en las sociedades del hemisferio sur se halla la destrucción de la cohesión social, a través del tráfico de drogas, armas y personas, y de secuestros. En el encuentro —finaliza hoy viernes—, que se realiza en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores y al cual asisten representantes de 34 países, el funcionario de la OEA indicó que “el delito transnacional es hoy uno de los componentes esenciales del problema de seguridad, que preocupa a todos en el hemisferio”. Indicio de esta preocupación general es el hecho de que en los países latinoamericanos las encuestas sobre seguridad pública y desempleo ocupan los primeros lugares. La magnitud del problema, recalcó, se refleja en estadísticas, las cuales indican “una tasa tres veces superior al promedio mundial, con más de 150 mil muertes violentas al año, reiteró. Addor Neto comentó que otro indicador significativo en la región latinoamericana es la proporción de delitos no reportados a las autoridades policiacas, el cual oscila entre 40 y 70 por ciento, según el país, lo que demuestra “falta de confianza en la policía”. Por ello, el funcionario de la OEA exhortó a los países integrantes de este organismo multilateral cooperar de manera coordinada para combatir el crimen organizado, y añadió que este esfuerzo requiere la participación de la ciudadanía, así como impulsar el desarrollo social. Dijo que es verdad que la violencia sufrida por las poblaciones no proviene siempre del crimen organizado, pero aseguró el crimen organizado funciona como un multiplicador de otras formas de violencia y crimen, pues estimula una psicología de culto a la violencia como forma de alcanzar objetivos y también de certeza en la impunidad de los criminales. “Sobre todo para poblaciones jóvenes y sin horizonte claro de progreso, el crimen organizado ofrece alternativas aparentemente atractivas en el corto plazo”, señaló. Indicó que son claros los efectos de destrucción de la cohesión social provocados por el crimen organizado, en sus diversas formas: el tráfico de drogas, de armas, de personas, los secuestros, las pandillas, además de formas tradicionales como la prostitución y el juego ilegal. Destacó que el presidente Calderón tiene especial interés en combatir al crimen organizado, y prueba de ello es la participación en la reunión de todos los organismos más importantes involucrados en este combate, como por ejemplo la PGR y Relaciones Exteriores. Unir esfuerzos contra la delincuencia organizada El coordinador de Asuntos Internacionales de la PGR, Adrián Franco, convocó a todos los países del hemisferio a luchar unidos contra el crimen organizado porque aseguró que sólo así se podrá combatir eficazmente. Durante la inauguración de la primera reunión de trabajo del Grupo Técnico Sobre Delincuencia Organizada Transnacional de la Organización de Estados Americanos (OEA), el funcionario destacó que el combate al crimen organizado en la región corresponde a todos los países miembros. Adrián Franco dijo que sólo con la unidad de voluntades se podrá actuar en corto plazo de manera integral, coordinada y corresponsable contra las diferentes manifestaciones del crimen organizado que “tanto agravian a nuestras sociedades y obstaculizan, en mayor o menor medida, el desarrollo armónico de nuestras naciones”. (Mariana Viayra Ramírez)

Imprimir