La Crónica de Hoy | El Caníbal de la Guerrero quería ser madre

El Caníbal de la Guerrero quería ser madre
Israel Yáñez G. e Hilda Escalona | Ciudad | Hora de creación: 00:00:00 | Ultima modificación: 01:25:28
Victimario. A decir de investigarores, José Luis Calva cuenta con todo el perfil de un psicópata.
El supuesto poeta y dramaturgo José Luis Calva Zepeda es primer asesino antropófago en la historia del crimen en la ciudad de México, y ahora las autoridades capitalinas buscan relacionarlo con los feminicidios cometidos en el área limítrofe entre el Estado de México y el Distrito Federal, donde han aparecido decenas de mujeres mutiladas, cuyas partes de sus cuerpos, como piernas, brazos y hasta dorsos no han sido localizadas. El criminólogo e investigador de tiempo completo del Instituto Nacional de Ciencias Penales, (Inacipe), Martin Gabriel Barrón Cruz señaló en entrevista con Crónica que el presunto homicida, Calva Zepeda cuenta con todo el perfil de un psicópata, ya que a través de sus obras literarias, “Instintos Caníbales” y “La Noche Anterior” , en dos de sus poemas, “La espera” hace alusión a una maternidad frustrada, pero no por parte de sus parejas, sino de él mismo. Confirmó que “Hay dos asesinos en serie, uno en Londres, John Doffy, y en Estados Unidos, Gary Heidnik, los cuales de acuerdo a los estudios psiquiátricos, comenzaron a matar mujeres, y después a devorarlas, porque querían ser madres y no podían, habría que determinar si en éste caso es igual”. México ocupa actualmente el lugar número 10 con lo que respecta a homicidas seriales, el más famoso de ellos es la denominada, “Mataviejitas” , Juana Barraza Samperio; sin embargo, todos ellos corresponden al perfil del asesino mexicano, pero ahora, el caso de Calva Zepeda se encamina a la historia de los grandes psicópatas norteamericanos y europeos, como Albert Fish , Andrei Chikatilo , Ed Gein o el propio Jack, “El Destripador”, de quien nunca se logró conocer su identidad. Barrón afirmó que por el momento no hay estudios en México que permitan realizar una clasificación de asesinos en serie; deficiencias que comienzan desde la integración de una averiguación previa que permitan llevar a cabo investigaciones a fondo sobre los asesinos en serie. Dijo que ahora las autoridades deberán reconstruir el perfil criminológico del homicida, su forma de operar, la relación entre las víctimas, sus desempeño en su entorno, así como otros homicidios cometidos, ya que el perfil de una de las presuntas víctimas de Calva no responde a las otras dos mujeres, que eran farmacéuticas, pero la otra era una prostituta, aunque habrá que definir si tienen características particulares, sobre todo fisionómicas. Detalló que la antropofagia es una práctica común relacionada a los homicidas seriales, que después de haber asesinado a sus víctimas proceden a descuartizarlas y devorarlas, como un sustituto del placer sexual, o de una disfunción o frustración del mismo tipo. Entre los asesinos caníbales más celebres de la historia contemporánea se tiene el caso de Jack “El Destripador” quien cometió los homicidios en Londres Inglaterra en el año de 1888, aunque la única prueba que se tiene de su afición por la carne humana es una carta que envió a las autoridades, escrita con sangre de su víctima, en la que detallaba la manera de asesinarla, además que también les envió la mitad de uno de los riñones. “Les envió la mitad de los riñones que le saque a una mujer, el otro pedazo lo he frito y comido, estaba muy bueno”, dice la carta. A Jack se le relaciona con el asesinato de por lo menos cinco mujeres, todas ellas dedicadas a la prostitución. En la exposición “Asesinos Seriales”, que se exhibe en el Centro Cultural Policial, se puede observar algunas recreaciones de Albert Fish, “El Vampiro de Brooklyn”, de 66 años, celebre en la década de los 30, por haber confesado que participó en la sodomización de por lo menos 100 niños, además de haber asesinado a otros 15, por presunto mandato de Dios. Se presume que la mayoría de sus víctimas fueron devorados por él. El caso más celebre en el que participó en anciano de carácter afable y apariencia ingenua, fue el de la niña de seis años, Grace Budd, a cuyos progenitores envió una carta describiendo la forma en que asesinó a la menor, así como los métodos e ingredientes que utilizó para cocinarla. “Esa es la razón por la que acudí a su casa el tres de junio de 1928 y me llevara a su hija Grace hasta una casa abandonada donde la estrangulé, la corte en pedazos y comí parte de su carne. Ella murió siendo virgen”, reza la carta que envió a los padres de su víctima. De acuerdo con las seis confesiones que hizo en su momento el antropófago ante las autoridades estadounidenses, consumió la carne de la pequeña por diez días, la cual preparó de diferentes formas, entre ellas con tocino ahumado, zanahorias y cebollas. El canibalismo le producía satisfacción sexual. Andrei R. Chikatilo, “El asesino de Rostov”, éste sujeto conmocionó a la sociedad de la ex Unión Soviética por los más de 52 homicidios con los que se le relacionó. El caníbal destaca por el sadismo con el que ejecutaba a sus víctimas, además de devorarlas después de haberlas privado de la vida, ya que los cuerpos encontrados entre los años 1978 y 1990, presentaban mutilaciones en sus genitales hechos con los dientes. Entre las víctimas del asesino de Rostov se encuentran mujeres, niños y homosexuales. Chikatilo reconoció en su momento, que ante su impotencia sexual, cometía los homicidios, por lo cual prolongaba la agonía de sus víctimas y sólo mutilaba partes que no ocasionaban la muerte, pues era una placer que no encontraba en el sexo a pesar de ser casado y con hijos. México contaba con nueve asesinos en serie, pero no con antropófagos, y ha pasado a la historia de las mentes criminales del mundo con Calva Zepeda, quien se ufana de ser poeta , escritor y actor, ahora la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal a través de sus peritos, definirá que encierra la mente siniestra del caníbal, que por lo menos ya cuenta con tres asesinatos en su historial, de los cuales consumió la carne de sus víctimas. Le decían Galán por sus múltiples encuentros con mujeres [ Hilda Escalona ] Vecinos de José Luis Calva Zepeda, el denominado “Caníbal de la Guerrero” aseguraron que era tranquilo, callado, elegante y hasta “galán”. El mote se lo ganó porque de su departamento, ubicado en el número 198 de la calle Mosqueta, siempre salía con diferentes mujeres. El conserje de dicho edificio, quien pidió no mencionar su nombre, informó que hace cinco meses Calva Zepeda se mudó al departamento número 17... “Llegó con algunas prendas y artículos para realizar labores de limpieza”, recordó. Y agregó: ”nunca se comportó de forma extraña, es más, sabíamos que le gustaba cantar en un karaoke”. Los colonos informaron que Calva llevaba a su departamento mujeres de diversas edades que contactaba en el cibercafé donde trabajaba, ese que está ubicado en la calle de Guerrero. De igual forma, vecinos recuerdan a Alejandra Galeana como una joven seria, que no socializaba mucho. Alejandra trabajaba en la farmacia de Genéricos Intercambiables que se ubica en la esquina de Guerrero y Orozco y Berra. A decir de sus compañeros, caminaba cuatro cuadras sobre el Eje 1 Poniente y en ocasiones el llamado “Caníbal de la Guerrero” la acompañaba. Suspiraba con los poemas que le escribió su asesino Pegada en la computadora, Alejandra Galeana, tenía la fotografía de José Luis Calva Zepeda, el hombre que terminó descuartizándola. También, guardaba en su recámara las cartas y los poemas que su novio le escribió para enamorarla. Con sólo observarlos, cuenta su madre Soledad Garabito, la joven suspiraba ilusionada. —Ella era muy alegre y yo no diría que era la novia de ese sujeto, porque nos lo presentó como su amigo—contó a esta reportera Soledad. Frente a la retrato de la joven , ahí donde fue velada, pues aún se encuentran imágenes religiosas, flores, veladoras y una cruz de cal en el suelo, la madre recordó que Alejandra conoció al llamado “Caníbal de la Guerrero” hace mes y medio en la farmacia dónde “Ale” trabajaba. A decir de la señora de no más de 55 años, Calva Zepeda acudió a la farmacia de genéricos intercambiables, ubicada en la esquina que forman las calles Guerrero y Orozco y Berra donde su “nena” trabajaba. Ahí se presentó y la invitó a salir. “Un día mi hija lo trajo a la casa pero algo en él me hizo desconfiar, creo que fue mi instinto de madre porque hasta le advertí que no debía confiar en él. Es más, hasta le dije abiertamente que no lo volviera a traer a la casa”, recordó. —¿Se comportó mal?—se le preguntó. —No, él se portó de manera normal. Trataba de ser gracioso, hizo bromas y hasta trató de agradarnos, quería encajar en la familia. A mi me cayó muy mal al igual que a mis cuatro hijos. Ese día él nos contó que tuvo hijos con una mujer pero que las cosas no resultaron y ella se quedó con los niños. —¿Su hija le contó cómo la trataba? — Sólo sé que era muy chantajista con ella, le decía que estaba deprimido por su culpa y que la necesitaba mucho, que se sentía mal pero nunca me volvió a contar nada porque sabía que me caía mal. “Es más, hasta se rompió la relación tan estrecha que mi hija tenía con sus hermanas; a ellas les contaba todo”. Soledad explicó que desde el viernes 5 de octubre ya no supo nada de su hija. Dejó de contestar las llamadas que recibía a su celular. Situación sospechosa, ya que a diario se comunicaba con sus hijos para saber “qué dulces debía llevarles en la noche”. Como Alejandra no respondió a las llamadas, su mamá le pidió a otras de sus hijas que le hablara por teléfono a José Luis Calva Zepeda. —Mi hija le preguntó que si Alejandra estaba con él, pero de inmediato le respondió que no la había visto y que si le llegaba a llamar, nos avisaría de inmediato por eso la reportamos como desaparecida— explicó. Garabito mencionó que José Luis Calva Zepeda no tiene perdón de Dios, sin embargo, más serena comentó que el fallecimiento de su hija sirvió para que otras jovencitas no perdieron la vida manos de ese “desgraciado”. “Lo único en lo que no puedo dejar de pensar es que mi hija era muy cobarde para enfrentarse al dolor, ya me imagino todo lo que sufrió. A mi nunca me dejaron entrar al departamento donde encontraron sus restos pero sí me imagino lo que le ese sujeto desgraciado le hizo”, comentó. —¿Y si él estuviera muerto? —Ni con la muerte pagaría el crimen que cometió contra mi hija mejor que viva y pague todo lo que le hizo a las muchachas, él no tiene perdón de Dios y no tenía derecho a quitarle la vida ni a mi hija ni a las demás muchachas. Por último, la mujer agradeció a CAPEA y a las autoridades de la procuraduría capitalina por haber capturado al asesino de hija e hizo un llamado a todas las mamás para que investiguen a los novios de sus hijas. Analiza PGJDF versos que dedicó Calva a sus víctimas La procuraduría capitalina ya investiga la posible relación de José Luis Calva Zepeda en el asesinato de al menos cinco mujeres que aparecieron descuartizadas en diversas colonias del DF, en Chimalhuacán y en el Bordo de Xochiaca. La dependencia informó que ya cuenta con un acervo completo de los versos que dirigía a sus parejas sentimentales a quienes siempre escogía de entre 30 y 40 años de edad, divorciadas, con hijos y con baja autoestima. De igual forma, la dependencia informó que José Luis Calva Zepeda permanece en el Hospital de Xoco donde se le realiza un perfil psicológico y criminológico. Ahí, los médicos reportan su estado de salud como estable, por lo que existe la posibilidad de que hoy sea trasladado a la zona de arraigo del Instituto de Formación Profesional. Por sus parte, Tilemy Santiago Gómez, perito investigador en criminalística del Centro de Formación Policial de la PGJDF, explicó que el llamado “Caníbal de la Guerrero” es la caricatura del ser humano es un estado de profunda depresión. “Es una caricatura de cómo un ser humano puede actuar cuando entra en estado de depresión y tiene problemas existenciales, psicológicos y conflictos emocionales”, aseguró. Santiago Gómez explicó que el presunto asesino serial muestra rasgos de frustración y falta de poder “porque el hecho de desmembrar cuerpos, representa que quiere manifestar poder y como no lo tiene, lo manifiesta de esta manera”, afirmó. (Hilda Escalona)
Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems