La Crónica de Hoy | El agente traidor protegía cargamentos de los Beltrán Leyva en el aeropuerto

El agente traidor protegía cargamentos de los Beltrán Leyva en el aeropuerto
Daniel Blancas y Moisés Sánchez Limón | Nacional | Hora de creación: 00:00:00 | Ultima modificación: 13:25:16
Montes Garfias dejó su puesto en el AICM en 2007.
La Policía Federal duplicó sus operativos contra el tráfico de drogas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) después de que José Antonio Martín Montes Garfias, acusado de planear la ejecución del comisionado Edgar Millán, fue sustituido de su cargo en la terminal aérea. De acuerdo a datos de la Secretaría de Seguridad Pública Federal —corroborados por Crónica en el archivo operacional de la policía—, la PFP asentó en el AICM 23 golpes al narco en siete meses, es decir, de octubre de 2007 a abril del 2008, todos bajo la coordinación de Millán Gómez. Montes Garfias, a quien se le acusa de tener vínculos con la organización de los hermanos Beltrán Leyva, dejó su puesto en el puerto aéreo los primeros días de octubre del 2007. En los últimos siete meses de su gestión, la policía federal sólo consumó 12 operativos antinarcóticos, la mayoría de bajo perfil. Según la SSP-F, el ahora arraigado en el Centro Nacional de Investigaciones de la Procuraduría General de la República, comandaba una red de protección a traficantes de droga en el aeropuerto capitalino, con la complicidad de personal de la Aduana y de operadores de montacargas… Hasta octubre pasado, permitió la introducción de importantes cargamentos de droga relacionados con los cárteles de Sinaloa y del Golfo. Luego fue adscrito a la Comandancia Regional con sede en Culiacán, Sinaloa, donde nunca se presentó por una licencia médica, aunque según la Secretaría, sí estableció contacto directo con los Beltrán Leyva (en especial con Arturo Beltrán Leyva) y programó el asesinato de Millán. Entre los aseguramientos más importantes logrados en el AICM en los últimos siete meses, con la supervisión de Millán, están los de 62 kilos de cocaína el 28 de abril (golpe en el que se detuvo a cuatro personas); y 50 kilos de efedrina, el día 9 del mismo mes. En marzo 31, se interceptaron —antes de su traslado al aeropuerto— 14 kilos de cocaína que se encontraban en cinco cajas de cartón con 30 álbumes fotográficos. El 22, otros 50 kilos de efedrina que tenían como destino final el Aeropuerto Internacional del Bajío. Y el día 13, 18 kilos más de la sustancia química. El 25 de febrero, más de 26 kilos de cocaína procedentes de Lima, Perú, vía Bogotá; y el día primero del mes, 25 kilogramos de clorhidrato de efedrina en cajas de cartón. El 2 de diciembre se retuvieron, procedentes de Perú, 24 kilos 300 gramos de precursor químico para producir drogas sintéticas. Y el 16 se incautó media tonelada de cocaína que llegaba de Colombia, caso en el que se comprobó la complicidad de un tramitador aduanal y de un operador de montacargas, a quienes se ofrecía dinero para que la droga fuera trasladada a un lugar distinto a los almacenes de la Aduana aeroportuaria. El 7 de octubre, días después de la sustitución de Montes Garfias, la policía federal aseguró más de 5 kilos de heroína oculta en el doble fondo de un paquete que provenía de territorio colombiano. En los siete meses de octubre a abril, se aseguraron, además, alrededor de 611 mil dólares. Apenas el lunes, Gerardo Garay Cadena, coordinador de la División Antidrogas de la SSP, dijo que el asesinato de Millán estaba relacionado con los “aseguramientos históricos” logrados por la PFP en el AICM, “a últimas fechas”. Arraigan a 5 implicados en la ejecución; liberan a uno Un juez federal concedió un arraigo por 90 días en contra de los cinco involucrados en la ejecución del comisionado de la Policía Federal Edgar Eusebio Millán Gómez, entre éstos el asesino material Alejandro Ramírez Báez. La orden se cumplirá en el Centro Nacional de Investigaciones de la Procuraduría General de la República. Custodiado por siete patrullas y un helicóptero, Ramírez Báez fue trasladado a este Centro después de haber permanecido cuatro días en el Hospital Santa Elena, donde fue atendido de los golpes que le fueron propinados durante su detención e interrogatorio y, además, por un mal estomacal. En el mismo lugar se arraigó a José Antonio Montes Garfias, el policía federal adscrito a la Coordinación de Seguridad Regional con sede en Culiacán, que según la Secretaría de Seguridad Pública Federal planeó el asesinato del alto mando por orden de la célula de los Beltrán Leyva, además de sus cómplices Juana Virginia González, María Teresa Villanueva Aguirre y Jorge Ortega Gallegos. Según datos de la PGR, Josué Ortega Gallegos (hermano de Jorge), fue puesto en libertad después de rendir su declaración, al no acreditársele responsabilidad en el homicidio. (Daniel Blancas Madrigal) Mala estrategia de FCH contra el crimen, dice Ruth Zavaleta [ Moisés Sánchez Limón ] A la convocatoria del presidente Calderón al Congreso de la Unión para enfrentar el crimen organizado con normas perfeccionadas, la presidenta de la Cámara baja, Ruth Zavaleta Salgado, respondió con un mentís y un calificativo. Aseguró además que la sociedad no cierra filas porque hay una mala estrategia gubernamental anticrimen. Así Zavaleta recordó que la reforma judicial —que entraña enmiendas constitucionales— está en proceso de ser aprobada por la mayoría de los congresos estatales, pero calificó de temeraria y equivocada la política anticrimen emprendida por la administración calderonista. Ayer Zavaleta Salgado aprovechó la conferencia convocada por la diputada federal panista mexiquense Claudia Sánchez Juárez, quien informó que presentará una denuncia ante la PGR contra comuneros de San Mateo Atarasquillo, quienes pretendieron agredirla. En esta oportunidad la diputada presidenta aludió con largueza al tema planteado por el presidente Calderón en torno a la lucha contra el crimen organizado. De nada sirve una política del tú por tú con el crimen organizado, sostuvo. Manifestó la necesidad de impulsar un debate y una política integral en la materia en los cuales participe toda la sociedad y se cambie el actual enfoque, pero insistió en que el Presidente de la República debe proceder con mayor prudencia en las acciones y establecer un programa pactado en la materia que permita revertir los altos niveles de inseguridad y violencia. No obstante emplazó: "Creo que todo mundo estamos obligados a poner atención en lo que está pasando y no seguir guardando silencio. Todo mundo así como que tenemos temor y nos guardamos la palabra; nos guardamos de decir: estamos en contra de la violencia que estamos viviendo porque tenemos temor incluso de abrir la boca". En ese tenor se le planteó el que los medios de comunicación no hagan apología del crimen. "El temor no se funda porque los medios hablen -respondió-. El temor se funda porque hay un hecho real: están matando a los principales jefes policiacos y hay temor, incluso, de que agredan al propio Presidente de la República. "Creo que tenemos que poner los focos rojos todos. Haría votos por que todos fuéramos generosos y pudiéramos estar a la altura de las circunstancias en este momento. Creo que la sociedad nos lo exige", apuntó. Bajo estas referencias informó que se prevé que este miércoles la Comisión Permanente del Congreso de la Unión emita la declaratoria de la reforma constitucional en materia de justicia penal, para que de inmediato el Ejecutivo federal la publique y entre en vigor. Un mentís a lo dicho en la víspera por el presidente Calderón.
Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems