La Crónica de Hoy | ECOCE: compromiso ecológico con el futuro

ECOCE: compromiso ecológico con el futuro
Luis Manuel Guerra | Opinión | Hora de creación: 00:00:00 | Ultima modificación: 12:17:52
He escrito en este espacio ya cinco artículos sobre la basura en nuestro país y la vergüenza que siento como mexicano de ver tan sucia nuestra patria: Navegar por el portentoso Cañón del Sumidero en Chiapas, entre botellas de plástico es una de las experiencias más demoledoras que cualquiera de nosotros pueda tener. Para encontrar sin dificultad la ruta de peregrinos a Chalma, por el Ajusco sólo hay que seguir las botellas de agua y de refresco tiradas en bosques milenarios que se duelen por el desamor que mostramos los humanos a estas catedrales vivas formadas por árboles que si hablaran nos dirían: ¿Por qué haces una peregrinación religiosa destruyendo en tu trayecto la belleza de la creación? Frente a esta inconsciencia derivada de la falta de valores y de una educación muy precaria de nuestros conciudadanos, surge una iniciativa que nos da luz al final de este túnel negro de la degradación y abuso de nuestros ecosistemas. Al unir la voluntad y compromiso de fabricantes y empresas usuarias de botellas de PET (Polietilentereftalato), se crea por fin en México una asociación civil que diseña y opera exitosamente todo un sistema de acopio y reciclaje de estas botellas omnipresentes en toda la República. Incorporando con sabiduría las experiencias internacionales en el manejo integral de los plásticos que se tiran al medio ambiente ensuciando el entorno, surge Ecoce, que significa Ecología y Compromiso Empresarial y, que según mi opinión, es la estrategia mejor lograda de las muchas que hemos tenido en el país para manejar la basura de plásticos. El surgimiento en los años ochentas del siglo pasado de envases de PET para conservar bebidas, aderezos y alimentos, se debió a la necesidad de contar con un material ligero, resistente y aséptico que respondiera a las necesidades de una población creciente que demandaba el poder llevar consigo y guardar con facilidad en sus refrigeradores estas bebidas, aderezos y alimentos. Estos envases cumplieron con estas necesidades, sin embargo su disposición final resultó en una pesadilla en sociedades que tienen una población educada mayoritariamente en forma insuficiente: sociedades muy familiares pero poco comunitarias, como la nuestra. Este tipo de sociedades tienen horizontes de tiempo muy cercanos: el horizonte de la precariedad, del hoy, de cómo llego al siguiente fin de semana, de cómo cubro mis deudas de ayer. En estas sociedades, el medio ambiente no juega un papel importante y, por lo mismo, se tiran los envases en donde sea. Esta realidad nos obliga a pensar en soluciones diferentes a las que llevan a cabo sociedades escandinavas, europeas, norteamericanas o asiáticas, en las cuales la población participa espontáneamente en iniciativas gubernamentales para evitar la contaminación. En México era necesario encontrar una solución al acopio de estos envases en donde la población participara en forma entusiasta apropiándose del esquema. Ecoce logró precisamente eso: acudiendo a los lugares donde naturalmente se reúne la familia, padres e hijos, en las escuelas. Mientras escribo estas líneas, ya existen ciento ochenta y seis escuelas en el área metropolitana de la Ciudad de México que participan en este programa. A los niños se les motiva para reunir los envases de PET que se consumen en casa, instruyéndolos acerca del hecho de que el 99 por ciento del volumen de las botellas de plástico que contaminan nuestro paisaje es aire y, que por lo tanto, para eficientar su recolección es necesario vaciar completamente los envases (para evitar que líquidos con azúcar o proteínas se queden dentro de la botella), aplastarlos (para reducir drásticamente su volumen), ponerles nuevamente la tapa para que la misma no se tire incontrolada al ambiente y depositarlos en recipientes designados. “Vacía, aplasta, cierra y deposita” es la frase que los niños se aprenden para manejar por fin estos envases en forma adecuada. Ahora, el elemento inteligente que diseñó Ecoce es el de darles eco-puntos a los niños que lleven más envases a su escuela, para intercambiarlos por computadoras, televisiones, bicicletas, balones, pizarrones. Se cierra así el círculo virtuoso de producir un envase que satisfaga eficientemente las necesidades de tener bebidas, aderezos y alimentos disponibles en todo momento, con seguridad sanitaria a la vez que se ahorra una gran cantidad de energía en el transporte hacia los puntos de consumo por el peso reducido y la facilidad de manejo, pero garantizando que estos envases no terminen contaminando el entorno. El PET de estas botellas puede ser reciclado en dos formas: triturándolo para volverlo a fundir y hacer nuevas botellas; o usar el poliéster que lo conforma para hacer camisas de vestir, blusas y pantalones, bajoalfombras e incluso la sub-base para la construcción de carreteras. Este pasado miércoles se llevó a cabo la premiación de las escuelas que mayor acopio hicieron, y me quedé muy gratamente impresionado de ver que en acopio per cápita. La escuela que ganó es un ¡kínder! Fue emocionante ver en el World Trade Center de la Ciudad de México, donde se llevó a cabo la premiación, a chiquitos de apenas tres o cuatro años jalando sus sacos con el acopio que habían logrado, y luego verlos jalar una televisión para su escuela que se habían ganado con su esfuerzo. Observándolos pensé: sí tenemos problemas gigantescos con el manejo de la basura en México, pero viendo a estas “perinolas” entendiendo lo que es el ciclo de uso, acopio y reciclaje de nuestros envases plásticos, pronto podremos navegar por el Cañón del Sumidero, o caminar por el sendero a Chalma, en armonía con la naturaleza, orgullosos de nuestros recursos naturales, orgullosos de nuestra juventud que ha dado el brinco hacia el desarrollo sustentable. Camino del Desarrollo Sustentable que Ecoce en México está ayudando a trazar. Conoce a Ecoce en www.ecoce.org.mx quimicoguerra@quimicoguerra.com
Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems