La Crónica de Hoy | Heces fecales de aves provocan enfermedades infecciosas

Heces fecales de aves provocan enfermedades infecciosas
Brenda Contreras Paredes | Salud | Hora de creación: 00:00:00 | Ultima modificación: 12:07:05
A través de la inhalación de polvo de heces fecales secas provenientes de aves como los loros, guajolotes, patos y palomas, las personas pueden contagiarse de clamidiosis, enfermedad infecciosa que provoca problemas respiratorios, alerta el doctor en Ciencias Veterinarias de la UNAM, Reynaldo Moreno Díaz. El especialista en enfermedades de las aves, indica que el descuido y la falta de higiene en la que algunas personas mantienen a estas aves, al no retirar el excremento de la jaula, provoca fuentes infecciosas. “Las heces fecales se secan y salen al ambiente en forma de polvo, el cual es inhalado por las personas”. Explica que en este tipo de especies la enfermedad se manifiesta con falta de apetito, secreción ocular o nasal y diarrea —su color varía de verde al amarillo—, pérdida de peso e insuficiencia respiratoria. No obstante, también pueden no presentar síntomas y aún así transmitir el padecimiento al humano, quien presenta fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, problemas respiratorios y en algunos casos, neumonía. “Muchas veces los pájaros no dan indicios de estar enfermos, por lo que las personas que están en contacto con estos no toman las precauciones y aumentan los riesgos de contagio”, añade. En este sentido, resaltó que de tener alguna de estas especies en el hogar, es indispensable llevarla periódicamente al veterinario con la finalidad de que, por medio de una muestra de material fecal, se realice la prueba especial para Clamidia Psittaci, bacteria causante del mal. “De presentar diagnostico patológico generalmente se recetan antibióticos como la tetraciclina, efectiva tanto en humanos como en aves”. Respecto a la medidas de prevención, señala que si se desea adquirir alguna de estas especies, debe hacerse en un lugar establecido y confiable. Asimismo, recomienda realizar la limpieza constante de las jaulas o sitios de vivienda de las aves para evitar que la materia fecal se acumule, se seque y pueda ser transportada por el aire. Además de desinfectar las áreas y estar al pendiente de cualquier síntoma patológico.
Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems