La Crónica de Hoy | 8 preguntas sobre la legalización de las drogas (II)

8 preguntas sobre la legalización de las drogas (II)
Luciano Pascoe Rippey* | Opinión | Hora de creación: 10:59:22 | Ultima modificación: 12:16:50

La semana pasada iniciamos con tres de las ocho preguntas sobre la regulación de las drogas en nuestro país. Curiosamente entre esta segunda parte y la primera -hace una semana- varios ex presidentes, a saber Zedillo, Cardoso y Gaviria, lanzaron al mundo su propuesta sobre cómo empezar a combatir el narcotráfico y erradicar las adicciones: la legalización de la mariguana.

Este debate sigue creciendo en el mundo y todo parece indicar que la sociedad esta, lentamente, moviendose hacia formas diferentes de enfrentar la violencia y corrupción social que desde el mercado ilicito de las drogas se generan.

Estas son las 8 preguntas:

1.- ¿Con la propuesta se promueve el uso de drogas?

2.- ¿Esta idea propone un acuerdo con los narcos o perdonarles sus delitos?

3.- ¿Esta propuesta desprecia la lucha de policías y el Ejército en contra de la delincuencia ligada al narco?

4.- ¿La estrategia del Gobierno Federal está equivocada?

5.- ¿Qué lograría la legalización de las drogas?

6.- ¿Cómo marchan las cosas en países donde está permitido el consumo de algunas drogas?

7.- ¿El consumo de drogas ilegales mata a muchas personas?

8.- Si se legalizan las drogas ¿su consumo aumentaría exponencialmente?

4.- ¿La estrategia del Gobierno Federal está equivocada?

El Gobierno federal ha fracasado en prevenir y frenar el consumo, en acabar con la delincuencia organizada, en poner a salvo a los servidores públicos de todos los niveles, en dar seguridad a la ciudadanía y en abatir el enorme número de asesinatos. ¿NO es este un fracaso en toda la línea?

Los datos relacionados con los niveles de adicción y de consumo de drogas son imprecisos. Pese a ello, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Adicciones 2008, el número de personas que probaron alguna droga, pasó de 3.5 millones de personas en el año 2002, a 4.5 millones para este año. En cuanto al número de adictos, de los 307 mil registrados en 2002, se pasó a 465 mil en 2008. Lo anterior muestra que se trata de un fenómeno en expansión.

En cuanto al número de muertos, los datos de 2008 son escalofriantes, más de 1000 personas asesinadas en una masacre que ha alcanzado a niños, mujeres hombres que no tenían nada que ver con el narco. Las violaciones a los derechos humanos también se han multiplicado. Es evidente el fracaso de la estrategia de confrontación bélica de combate al narcotráfico.

A diferencia de otras partes del mundo, el problema que más urge resolver en México es el de los elevados índices de delincuencia y violencia en que se encuentra inmerso el país, consecuencia del narcotráfico. Hoy por hoy, sólo dos estados de la República han escapado al fenómeno de las ejecuciones (Tlaxcala y Baja California Sur), y de acuerdo con estadísticas oficiales, en dos años de administración calderoniana, el número de ejecuciones asciende a más de ocho mil.

5.- ¿Qué lograría la legalización de las drogas?

Por una parte, la idea de legalizar las drogas está dirigida a acabar con la principal fuente del enorme poder de los grupos dedicados al narcotráfico, que es la venta ilegal de drogas. Sin dinero no tendrían posibilidad de comprar tantas armas, de corromper o amenazar a las autoridades. Es evidente que sabemos que la legalización no acabaría de facto con el crimen organizado, pero lo heriría mortalmente.

Por otro lado, los recursos obtenidos por el consumo de adultos que son dueños de su cuerpo podrían generar para el Estado la posibilidad de dar más dinero para las tareas de prevención y combate a las adicciones, pues actualmente se destina a dichas acciones, menos del 5% de los recursos disponibles para el combate al narco.

6.- ¿Cómo marchan las cosas en países donde está permitido el consumo de algunas drogas?

Es cierto que el consumo no ha bajado en esos países, pero también es cierto que los gobiernos no realizan campañas intensas para evitar las adicciones debido a que no son un problema de salud pública o de delincuencia. Sin embargo, al haber control del Estado se ha logrado que no haya crimen organizado relacionado con el consumo.

7.- ¿El consumo de drogas ilegales mata a muchas personas?

Falso. Mata más personas el consumo de alcohol y el desmedido gusto por el azúcar (diabetes, obesidad, problemas cardiovasculares) en nuestro país que el consumo de drogas. Por supuesto, ninguna de estas adicciones es recomendable, pero al hacerlas legales se facilita su dimensionamiento y su combate por la vía correcta: la responsabilidad de las personas hacia su salud y la de los suyos.

Por más problemas asociados al consumo de bebidas alcohólicas, nadie en su sano juicio considera viable la idea de prohibir su consumo, pues se argumenta, se estaría generando un tremendo problema de contrabando ilegal o mercado negro, que daría lugar al surgimiento de mafias abocadas a la producción, venta y distribución de bebidas alcohólicas, tal como ocurre con las drogas actualmente.

8.- Si se legalizan las drogas ¿su consumo aumentaría exponencialmente?

Es posible que ante la despenalización del consumo de drogas, el número de consumidores aumente debido a la curiosidad de muchos por conocer los efectos de ciertas sustancias recientemente legalizadas o bien porque ahora están subestimados los registros, pero no hay evidencias de que se vaya a elevar exponencialmente.

Actualmente, es muy fácil conseguir drogas, incluso para niños y jóvenes, legalizar las drogas facilitaría controlar los sitios de venta y, por supuesto, impediría que quienes no deban tener acceso las obtengan.

De acuerdo con datos de la encuesta realizada por María de las Heras, publicada en el diario Milenio en el mes de octubre del año pasado, el 68% de la población no fuma mariguana porque no quiere, no porque sea ilegal. Asimismo, el 88% asegura que quienes quieren fumar mariguana lo hacen, sea ilegal o no.

Ahora bien, la marihuana es la droga de mayor consumo a nivel nacional, con cerca del 4.4% de la incidencia; seguida de la cocaína, con 2.5%; los inhalables, con 0.7%; metanfetaminas 0.5%; alucinógenos 0.4% y heroína 0.2%.

Los debates sin información se convierten en diálogos de sordos y actos de retórica. Más temprano que tarde lograremos, como sociedad, dar un paso evolutivo en nuestra forma de ver y resolver el mundo.

http//lucianopascoe.spaces.live.com

Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems