La Crónica de Hoy | Tres horas de balacera entre militares y sicarios en Reynosa

Tres horas de balacera entre militares y sicarios en Reynosa
Redacción | Nacional | Hora de creación: 14:13:31 | Ultima modificación: 14:27:04
Pánico. Los cuerpos de algunos sicarios quedaron tendidos en las calles. Foto: AP

Más de tres horas de enfrentamientos a balazos y con granadas de fragmentación y bazucas entre fuerzas federales y una banda delictiva en diferentes sectores de Reynosa, Tamaulipas, dejaron un saldo extraoficial de 10 muertos, cinco de estos militares o policías, más de 20 heridos y varios detenidos.

La versión oficial de la Secretaría de Seguridad Pública federal, divulgada 12 horas después de que inició el choque armado señaló que en los hechos cinco sicarios murieron y siete fueron detenidos, además de que siete policías federales fueron heridos, uno de ellos de gravedad.

Según reportes de habitantes del lugar —por lo menos cinco colonias—, sujetos desconocidos tomaron automóviles de civiles, así como camiones de carga y del transporte público, los cuales colocaron a manera de barricada en los principales cruceros.

El choque, según los primeros reportes, inició a las diez de la mañana en el Fraccionamiento Las Fuentes, frente a la escuela primaria "Felipe Carrillo Puerto". Se originó cuando militares le marcaron el alto a una camioneta Expedition modelo 2004 y los tripulantes de ésta respondieron a balazos.

Los sujetos fueron perseguidos por la avenida Las Fuentes, desde la calle Séptima hasta la Primera, donde el grupo armado dobló hacia el bulevar Hidalgo, en la zona comercial de Reynosa. Al llegar al centro comercial Plaza Real, los delincuentes fueron interceptados por los militares, a quienes les lanzaron granadas de fragmentación que causaron daños en vehículos estacionados.

En el lugar quedaron dos personas muertas a bordo de una camioneta tipo Expedition y por lo menos dos elementos de Policía Federal heridos de gravedad.

Elementos de la Dirección de Protección Civil desalojaron a los alumnos de la escuela secundaria "José Escandón" y de la primaria "Carrillo Puerto" para evitar que fueron víctimas del fuego cruzado.

La balacera se trasladó a calles aledañas al sector que alberga por lo menos cuatro centros comerciales, en donde se escucharon detonaciones de potentes armas de fuego, incluso bazucas, y federales que pedían ayuda inmediata para atender a varios agentes que resultaron heridos en la confrontación.

Entre el boulevard Las Fuentes y Fuente de Trevi las detonaciones y estallidos de artefactos explosivos continuaron. En esa zona quedaron tendidos los cuerpos de dos desconocidos, acribillados, mientras que en una unidad de la Policía Federal yacía el cadáver de un federal muerto y otros dos heridos.

A pocos metros del lugar, entre la calle Sexta y Séptima, quedó el cadáver de quien se afirmó era un elemento del Ejército. En su cuerpo hizo blanco una granada lanzada por el grupo de delincuentes, quienes se refugiaron en una casa ubicada sobre las citadas calles.

En las colonias Aztlán, Las Cumbres, Narciso Mendoza, San Antonio y La Cañada fue necesario cerrar los centros comerciales, comercios y escuelas para evitar que las balas pudieran hacer blanco entre la población civil. Sin embargo, pese a todos los esfuerzos, se reportó que por lo menos dos decenas de personas resultaron heridas.

En los diferentes puntos donde tuvo lugar el enfrentamiento se vivieron escenas de pánico y de histeria, y entre los heridos, algunos de gravedad, se cuentan no sólo delincuentes y miembros de las fuerzas del orden, sino también civiles enteramente ajenos al conflicto.

Los últimos informes señalaron que fuerzas federales y militares se mantuvieron patrullando dichas colonias y se afirmó que por la tarde y aún por la noche varios desconocidos continuaban atrincherados en residencias, principalmente de Las Fuentes, donde se concentró el mayor numero de criminales.

En la acción, informó la SSP, fueron aseguradas armas largas —aún no contabilizadas—, un mortero de 60 milímetros, cinco granadas para fusil y dos granadas de fragmentación.

Además, 118 cargadores de diversos calibres, 147 cartuchos 0.38 Super, más dos cajas de cartuchos .9 mm, un casco balístico verde, una base de mortero para granada de fusil, dos radios, ocho chalecos tácticos y uno balístico y seis pecheras para portacarga, una fornitura, siete portamagazines y dos camionetas.

Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems