Anglicanos mexicanos rechazan unirse a la Iglesia católica | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Anglicanos mexicanos rechazan unirse a la Iglesia católica

Anglicanos. Clero de la Diócesis del Occidente, en México, durante la Eucaristía de Clausura del Sínodo 2006.

Tras la propuesta del Papa Benedicto XVI a los anglicanos de todo el mundo de migrar a la Iglesia católica ante la lucha interna entre los liberales y conservadores, el obispo primado de la Iglesia Anglicana de México, Carlos Touché Porter, afirmó que los anglicanos en el país no tienen ningún interés en unirse a la Iglesia católica en México.
Y es que mientras los anglicanos liberales proponen la ordenación de mujeres obispas y el matrimonio entre homosexuales, los conservadores se oponen tajantemente, creando una lucha interna que ha motivado al Papa a invitarlos abiertamente a unirse a la Iglesia de Roma.  
“No tenemos ningún interés en considerar esa invitación”, aseguró el jerarca anglicano, y enfatizó que el acercamiento con la Iglesia Católica Romana en el mundo, y en México, sólo puede ser una aproximación fraternal entre dos iglesias cristianas para mejorar las buenas relaciones que ya existen.
Señaló que al parecer los problemas internos de la Iglesia Anglicana, “que indudablemente se caracteriza por discutir abiertamente todos los temas que surgen, que nos preocupan y que intentamos resolver”, sirven a “otras iglesias para atraer a nuestra gente”.
En este sentido, el especialista en el tema religioso Elio Masferrer Kan afirmó que el ofrecimiento del Papa es como “una compra agresiva”, en términos empresariales, que denota que Benedicto XVI quiere ganar terreno. “Ellos (los anglicanos) no pidieron unirse […] el Papa se monta en la disputa interna, hace el ofrecimiento, pero querrá poner sus propias reglas como no permitir que los nuevos obispos anglicanos-católicos sean casados“.
TEMAS CANDENTES. Ante la propuesta del Papa Benedicto, el jerarca anglicano expresó: “A río revuelto, ganancia de pescadores”.
En entrevista, Carlos Touché señaló que su congregación, que aglutina a poco más de 100 mil personas en el país, no tiene miedo a discutir temas polémicos ni “candentes”.
Ejemplificó que la ordenación de mujeres y los cambios en la liturgia ya son una realidad en la Iglesia Anglicana en México, “aunque pocas –20–, tenemos mujeres ordenadas desde 1982”.
Touché Porter recordó el dicho: “La iglesia que se casa con un siglo se queda viuda en el siguiente”, y agregó que la Iglesia debe siempre estar dispuesta a responder a las inquietudes y a las necesidades de una época determinada.
“No debe tener miedo a tratar cualquier tipo de asunto por candente que parezca, porque nosotros creemos que el Evangelio y Jesucristo siempre tienen algo que decir, algo que responder a cualquier situación que se nos presente”, dijo.
Refirió que todos los temas polémicos que son una realidad se deben discutir abiertamente dentro de la Iglesia, “en lugar de silenciarlos o de ocultarlos, porque al final sólo discutiéndolos abiertamente es como podremos llegar a un punto de convergencia”.
El líder anglicano aclaró que “no me atrevería a pasar el juicio sobre ninguna iglesia, nosotros somos respetuosos de lo que otras iglesias deciden, aunque compartamos o no las posiciones”.
Ante la disputa interna entre los conservadores y liberales anglicanos, Carlos Touché aseguró que los anglicanos en México están en un punto medio, que es donde, dijo, se encuentra la inmensa mayoría de los anglicanos. “Los grupos extremos son siempre los que hacen más ruido, ya sean liberales o conservadores”.
Insistió que la Iglesia Anglicana en México se encuentra en una línea central, “en algunas cosas quizá nos identificaríamos más con los conservadores y en otras con los liberales, pero no tenemos una etiqueta de liberales o conservadores en México”.
Puntualizó que la comunidad anglicana en México tiene una identidad definida. “No queremos ser otra cosa ni parecer otra cosa, nos sentimos felices en la Iglesia Anglicana […] pero a veces no estamos de acuerdo con lo que sucede en el interior de la Iglesia, pero nuestra Iglesia nos reconoce este derecho”.
Recordó que desde la década de los 70 comenzó a aprobarse en  varias partes del anglicanismo la ordenación de las mujeres al sacerdocio y al episcopado, y desde el punto de vista de los conservadores eso no debe suceder.
Asimismo, refirió que otro de los temas que enfrentan los anglicanos es sobre la sexualidad humana. “Es obvio que en estos temas conservadores y liberales se encuentran con opiniones opuestas, y algunos conservadores han sentido que su voz ya no se escucha y que ya no tienen lugar en nuestra Iglesia”.
En tanto, Elio Masferrer Kan, presidente de la Asociación Latinoamericana para el Estudio de las Religiones (ALER), consideró que la polémica dentro de las estructuras de la Iglesia Anglicana es fuerte por las propuestas de los liberales en torno al matrimonio entre homosexuales.
“Hace poco ordenaron a un obispo homosexual que vive en Estados Unidos, y vive con su pareja. También han ordenado a mujeres obispas […] ahí es donde el Papa aprovecha, se monta sobre ese asunto y hace su propuesta”, apuntó.
Masferrer Kan sostuvo que si los anglicanos deciden unirse a la Iglesia católica será como “una rendición incondicional, es decir, no van a desaparecer, pero van a aceptar las reglas del juego […] les dice: ‘vengan con todo, les acepto como son, les doy una prelatura propia, ustedes resuelven sus cuestiones internas y los obispos yo los pongo porque tienen que ser solteros’”.

Imprimir