“Mis cuatro hijos secuestrados son víctimas de su guerra”: María Elena Herrera | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 14 de Octubre, 2016

“Mis cuatro hijos secuestrados son víctimas de su guerra”: María Elena Herrera

RECLAMO. “Venimos aquí a exigirle que sea garante de un cese al fuego”, expresó María Elena Herrera Magdaleno al Mandatario durante la reunión en el Alcázar del Castillo de Chapultepec. Foto: fotos: alonso gallegos

María Elena Herrera Magdaleno, madre de cuatro jóvenes secuestrados, reclamó al presidente Felipe Calderón, que los resultados de la lucha contra el crimen organizado solo demuestran la falta de interés y la incapacidad para garantizar justicia.
Durante el diálogo que sostuvieron integrantes de la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad, encabezada por el poeta Javier Sicilia, Herrera Magdaleno pidió la localización de todos los desaparecidos, incluidos sus hijos.
“Venimos aquí a exigirle la presentación inmediata de nuestros familiares desaparecidos y que se comprometa públicamente a ser garante de un cese al fuego”, señaló con  la voz entrecortada.
Sin poder contener el llanto, la señora María Elena señaló que la pérdida de sus cuatro hijos es consecuencia de “la guerra que ustedes iniciaron en nuestro nombre, pero que nosotros no aceptamos”.
“Demandamos que hagan su trabajo, no aceptamos más engaños, mentiras ni injusticia”, dijo entre lagrimas.
Y es que hace tres años fueron secuestrados sus hijos Jesús y Raúl en Guerrero, mientras que en Veracruz otros dos Gustavo y Luis Armando también fueron privados de su libertad el año pasado.
De acuerdo con el testimonio de la agraviada, su última comunicación con Gustavo y Luis, fue minutos antes de ser detenidos en un retén militar, solo por traer placas de Michoacán.
“Mi familia y yo sabemos quiénes son los responsables de lo sucedido a nuestros hijos. Mis hijos eran muchachos honestos y trabajadores, y fueron víctimas de su guerra”, sentenció.
Sin embargo, alertó que en muchas ocasiones no se atreven a denunciar porque son objeto de vejaciones y maltratos por parte de quienes se supone deberían de garantizar la justicia.
La integrante de la Caravana del consuelo comentaron al titular del Ejecutivo federal que en todas las desapariciones vieron una constante: Grupos criminales, policías, y funcionarios municipales, estatales y federales coludidos.
“Sabemos que aún existen policías honestos; lamentablemente nos hemos enterado también que cuando estos pocos policías que se atreven a denunciar a sus fejes, desaparecen y son ejecutados”, indicó.
Lamentó que los jóvenes sean las principales víctimas de la guerra que emprendió el gobierno federal, pues son ellos los que alimentan las cifras de muertos, encarcelados y desaparecidos.
En este sentido, enfatizó que la única opción que le da el gobierno a los jóvenes, ante la falta de oportunidades, han orillado a los jóvenes incorporarse a las filas del crimen organizado.
La activista urgió al presidente Calderón implementar un plan de emergencia nacional de atención a la juventud, garantizar la educación, así como empleos dignos.
Los reclamos hacía el presidente Calderón continuaron. La activista Araceli Rodríguez pidió el esclarecimiento del caso de su hijo, policía federal, desaparecido en noviembre de 2009, mientras que Norma Ledesma reclamó los feminicidios. “Marisela Escobedo le pidió una audiencia y usted no hizo caso, hoy está muerta”.

Imprimir