La Crónica de Hoy | Independencia de México

Notas relacionadas
Independencia de México
Rodrigo Labardini Flores | Opinión | Hora de creación: 04:44:12 | Ultima modificación: 04:44:12

Noche del 15 y madrugada del 16 de septiembre de 2011. CCI aniversario de la independencia nacional, del Grito de Dolores. Hito que rememorar. Son doscientos y un años de vida independiente. Todos reunidos, como un pueblo, vinculados por un ideal, por una visión, una historia. Pero sobre todo, por un futuro común.

Independencia: cualidad o condición de independiente, libertad de un Estado que no es tributario ni depende de otro. La gesta que desarrolló el Grito, la sangre que corrió, eso significa, los mexicanos no dependemos de otro Estado.

La entrada principal en Palacio Nacional para invitados especiales en Josefa Ortiz de Domínguez y Correo Mayor refulgía, henchida cuando se soltó la lluvia y llegaban autos lujosos conducidos por choferes. El pueblo se reunió en diversas plazas y soportó la lluvia para vitorear a cuatro vientos: ¡Viva México! Refrendamos nuestra independencia. Orgullosos presentamos al mundo chalupas (poblanas y orizabeñas), cemitas, chanclas, pelonas, envueltos de mole, pambazos, pozole, mole de resorte o pancita. Bebemos cacao –o chilate–, que lo que se vende es la espuma que crece tras una hora de batir. Somos independientes para celebrar.

Dos cuerpos amanecieron colgados en Nuevo Laredo. Tristemente, fueron noticia no por aparecer, sino por leyendas amenazando blogs. Para ampliar operaciones contra el narcotráfico, la Armada recibió de EU, este 15, tres helicópteros artillados Black Hawk, con lo que suman once entregados a las fuerzas de seguridad mexicana. Su entrega, programada para 2013, se adelantó pues la casa mexicana está quemándose y los bomberos llegarían tarde. El Director de la CIA celebró el 15 en compañía de cientos de funcionarios y diplomáticos de EU y países latinoamericanos reunidos en el Salón Bolívar de la Organización de Estados Americanos (pese a que se independizó junto con México, Centroamérica celebra el 16). EU propagó su lista anual de estados que considera grandes productores o de tránsito de drogas; mantuvo a México en ella y criticó la cooperación de otros países. Somos independientes para definir nuestras limitaciones y saber recurrir al apoyo internacional.

Recordamos a nuestros héroes que lucharon por esa independencia, Hidalgo, Allende, Aldama, Morelos, y a otros que batallaron por mantenerla, los Niños Héroes, Zaragoza. Y entre todo eso, encontramos monumentos y recuerdos a los soldados caídos, como es el caso de Vicente Suárez que tiene una población por su nombre –Xochitlán de Vicente Suárez– pero aparentemente tiene también el monumento al héroe olvidado frente al Centro Escolar Niños Héroes en Puebla.

Independencia lleva la connotación de la unidad, la reunión nacional en un símbolo producto de rudimento y especulación nacional. No yucatecos o regiomontanos ni jarochos o chayoteros. No 170 millonarios en México (de los casi 38,000 en el mundo) ni 52 millones de pobres, pobres que llegan a recibir hasta 27 veces menos ingreso que los más ricos. Somos la economía mundial número 14, pero en los últimos treinta años el crecimiento promedio del PIB por persona ha sido apenas del 0.67% anual.

Nada de eso. Todos mexicanos.

A muchos les ha llegado el beneficio de la independencia pues a todos aplica que los mercados laborales en México no han logrado generar el empleo que todos necesitamos. A otros no les ha llegado, indígenas marginados y población olvidada que viven costumbres y sus vidas en la calle en un marco de libertad limitada. Existe deuda con estos y otros mexicanos.

Sobre todo, independencia significa entereza y firmeza de carácter. Pese a que muchas veces no pretendemos convencer sino simplemente soltar “choro”. Pese a que los estadunidenses brincan la frontera para hacer en Tijuana y otras ciudades lo que en sus tierras no pueden. Porque también es algo que sí hacemos en México –por cultura, por costumbre, porque el gobierno lo permite, porque se necesita la derrama económica.

Entereza para soportar los cuarenta mil muertos del narcotráfico, ínfimo número de delitos denunciados y el 98% de impunidad nacional. Entereza para que cuando maten en la carretera a un agente estadunidense de Migración, en una semana caigan Los Zetas responsables del hecho –que se habían confundido.

Firmeza para que al menor pretexto saquemos el tequila para celebrar –quizás embriagarnos, quizás evadir nuestra realidad. Dejaremos de tener amigos y recordaremos que tenemos tantos hermanos como mexicanos brinden con nosotros.

Autonomía para que vayamos a La Plaza de Armas, la gente empuja a otra para pasar, para ver mejor al Presidente que tañe las campanas, todos rodeados de policías armados, que increpan “¿Qué te pasa? ¿Qué me ves?” y blanden su arma, todos somos sospechosos de mexicanidad compartida. Ambiente tranquilo –tenso– con guardias que buscan evitar otra granada en Morelia, que mató a ocho e hirió a muchos.

Entereza para ser un país unido. Pero todos jalan para su molino, cada quien para su lado. Celebramos la alegría y el jolgorio de decir mueran los gachupines. Celebramos la distancia de problemas distantes pues no hay dolor más tolerable que el ajeno. Y dejamos morir a otros que no conocemos y que no nos afectan, aunque son mexicanos.

rodrigo.labardini@live.com.mx

Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems