La Crónica de Hoy | Diabéticos, hipertensos y fumadores más propensos a sufrir embolias

Diabéticos, hipertensos y fumadores más propensos a sufrir embolias
Notimex | Bienestar | Hora de creación: 17:21:34 | Ultima modificación: 17:47:30

Las personas que presentan hipertensión, diabetes, obesidad y quienes son adictos al tabaco tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente vascular cerebral, en relación con la población que no tiene estos padecimientos, dio a conocer el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La especialista en medicina interna adscrita a la Unidad Médica de Atención Ambulatoria (UMAA) del IMSS en Saltillo, Martha Ortiz Hernández, dijo que la enfermedad Vascular Cerebral (EVC) se ubica entre las primeras causas de muertes en el país y en Coahuila.

“Desafortunadamente la EVC es silenciosa y cuando se manifiesta es porque ya ocurrió la lesión”, dijo.

Señaló que el único signo de alarma que se presenta es un intenso e insoportable dolor de cabeza, que se acompaña de náuseas y vómitos, en ocasiones con pérdida del estado de alerta.

La hemorragia cerebral, o enfermedad vascular cerebral, representa una emergencia médica y sus secuelas dependerán de la ubicación en la lesión del cerebro, explicó.

Manifestó que los pacientes que llegan a sobrevivir a un EVC, en el 80 por ciento de los casos quedan con diverso grado de invalidez que puede ser alteraciones en el habla, debilidad muscular, parálisis de una parte del cuerpo o pérdida visual sensitiva, entre otros.

La diabetes mellitus, la obesidad, el tabaquismo, el alcoholismo y la elevación del colesterol y los triglicéridos, indicó, favorecen la formación de placas al interior de las venas y el endurecimiento de las mismas con cambios micro y macro estructurales en los vasos sanguíneos, que origina una mala circulación de la sangre en el cerebro.

Expresó que aunque el daño cerebral se puede presentar en cualquier edad, la posibilidad del evento aumenta a mayor edad, ya que el 80 por ciento de los casos ocurren en pacientes mayores de 65 años.

“Cada vez es mayor el número de adultos que están en riesgo derivado, fundamentalmente, de la obesidad y el sedentarismo, situaciones que favorecen notablemente la aparición de diabetes mellitus e hipertensión arterial”, dijo.

Como parte de las acciones preventivas se recomienda realizarse revisiones periódicas para valorar los niveles de azúcar y lípidos (colesterol y triglicéridos), así como la presión arterial, a partir de los 25 años de edad, sobre todo si se es obeso, sedentario, adicto al tabaco o al alcohol y si existen antecedentes de algún familiar con daño cerebral.

 

JPS

Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems