La Crónica de Hoy | Las relaciones entre arte y sociedad cambian con las nuevas tecnologías

Las relaciones entre arte y sociedad cambian con las nuevas tecnologías
Juan Carlos Talavera | Cultura | Hora de creación: 04:21:02 | Ultima modificación: 04:21:02

“El arte es una escena de malentendidos donde a menudo nos sentimos extranjeros. A eso se debe que grandes sectores de la sociedad se sienten atraídos por piezas que les resultan extrañas”, señaló ayer el profesor e investigador Néstor García Canclini en el auditorio del Museo de Arte Contemporáneo MUAC de la UNAM, durante el coloquio Extranjerías y otros extrañamientos.

Además, destacó, que en los últimos años la relación entre el arte y el público ha cambiado, dado que también se ha modificado la interacción entre artistas, críticos, museos, medios y la aparición de las redes sociales, sin olvidar que no se puede perder de vista que “el arte es una actividad cooperativa, no una actividad individual de un artista y el público”, tal como lo escribió el sociólogo estadunidense Howard Becker.

Las relaciones entre arte y sociedad, o eso que se ha llamado la democratización y socialización de las prácticas artísticas, se ha modificado mucho en relación con fenómenos nuevos, algunos que tienen que ver como el uso de las nuevas tecnologías y otros por ciertas teorías se han modificado con la práctica misma de los artistas y de los investigadores que vemos de otro modo este asunto, añadió.

Recordó que en el siglo XXI, los investigadores se siguen haciendo las mismas preguntas de cómo las instituciones del siglo XIX y XX –como los museos y las escuelas–, sobrevivirán en un tiempo lleno de velocidades digitales, abundancia informativa y obsolescencia de la imagen.

El también antropólogo y filósofo puntualizó que los museos funcionan mejor para atraer públicos variados cuando codifican poco lo que exhiben y crean también esa zona en la que una persona puede sentirse libre.

DISPAROS. Durante su intervención, en la que estuvo acompaña por el artista Carlos Amorales y la investigadora y escritora Rosalía Winocur, planteó las siguientes interrogantes: ¿Qué buscamos al salir de una pieza artística?, ¿cuál es la razón por la que una persona decide subir a Facebook la foto que se tomó con una obra?, ¿qué es legítimo decir, pisar o hacer en un museo?, ¿acaso el arte trasciende fuera de su lugar de exhibición?

Y consideró que toda exposición es más que una simple colección de obra, “es un disparador de preguntas”. Sin embargo, reconoció que pese a la pluralidad en el acceso al arte, esto no significa un sinónimo de acceso democrático o equitativo.

Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems