Rocky Marciano, mafioso hasta la muerte - Armando Zenteno C. | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 14 de Octubre, 2016
Rocky Marciano, mafioso hasta la muerte | La Crónica de Hoy

Armando Zenteno C.

Rocky Marciano, mafioso hasta la muerte

El Consejo Mundial de Boxeo rendirá un homenaje al boxeador italo-americano, Rocco Francis Marchegiano (a) Rocky Marciano, erigiéndole una estatua con “motivo” del 50º aniversario del organismo. La escultura, de ¡nueve metros!, será develada el 23 de septiembre en Brockton, Massachusetts, su ciudad natal. La obra, de los artistas mexicanos Mario Rendón y Víctor Gutiérrez, está basada en la acción cuando Rocky conecta un derechazo al campeón Jersey Joe Walcott,  durante la pelea en donde Marciano le ganó el título mundial de peso completo que conservó invicto. Para quien no conoce la historia del boxeo, se trata de la peor elección, porque a Rocky Marciano, sin dejar de reconocer sus cualidades que las tuvo, el conocido mafioso italiano Félix Bocchicchio, manager de Jersey Joe Walcott, se vio obligado a vender la pelea de campeonato y la revancha para despejar dudas, por órdenes de Frankie “una oreja” Fratto, el jefe del poderoso sindicato de terroristas de las  figuras destacadas  de la mafia en Chicago y Nueva York, que tenía a Marciano, de protegido para ser campeón mundial completo “Blanco”.
Esto significó para el delincuentazo Bocchicchio, una tajada de dólares y la tranquilidad de morir en paz en su casa de Nueva York y no bajo la ráfaga de metralletas. Frankie ”una oreja” Fratto y sus 8 hermanos, todos “prominentes” mafiosos, fue amigo personal y protector, no solamente de Rocky Marciano, también del beisbolista  Mickey Mantle, de los cantantes Frank Sinatra y  Sammy Davis Jr. de las actrices Zsa Zsa Gabor y Marylin Monroe, entre una enorme lista de famosos. Las negociaciones de la pelea de campeonato las hizo otro mafioso, Louis Fratto, por órdenes de su hermano Frankie,  directamente con Jersey Joe Walcott y su manager Bocchicchio. La pelea tenía que ser sangrienta, pero el ganador sería Marciano. En el evento celebraron con champagne y se tomaron la foto. Rocky lo mismo se codeó con los gangsters Frankie Carbo, Blinky Palermo, Chuckie Morgan, John Santucci, un personaje destacado en la historia del crimen.
La fortuna del clan Fratto la heredó Johnny Lee Fratto, hijo de Luigi Fratto, Johnny hizo negocios con Mike Tyson y fue íntimo amigo de la millonaria Paris Hilton.
El dos veces campeón mundial pluma Willie Pep, en una biografía autorizada contó de los nexos de Rocky Marciano con la mafia.
Un reportaje de la revista Sports Illustrated en 1993, reveló parte del lado oscuro de Marciano. Se dijo que estaba obsesionado con la cobranza en efectivo de sus pagos por apariciones personales, eludiendo el pago de impuestos, habló de sus numerosos encuentros sexuales con otras mujeres; del cheque que su esposa, recogía de personajes asociados con figuras de la mafia, y del préstamo de más de 100.000 dólares por parte del sindicato del crimen, es decir “lavado de dinero”, para financiarle en Cleveland un negocio de usura.
Rocky Marciano perdió la vida el 31 de agosto de 1969 mientras viajaba en su avioneta N3149Y, en compañía del joven de 28 años de edad, Frankie Fratto Farrell, hijo del exboxeador convertido en mafioso, Lew Farrell, amigo desde la infancia de Rocky Marciano. Este es un breve perfil del homenajeado. Pero para ser parejos con la historia, en una segunda entrega daremos una semblanza de Rocky en el ring. Pero en todo caso, citaré una de mis frases favoritas relacionadas con el boxeo oscuro, autoría de Don José Sulaimán: “A quien no le guste el calor, que se salga de la cocina”.
fazenteno@hotmail.com

Imprimir

Comentarios