Ingresó Eraclio Zepeda a la Academia Mexicana de la Lengua, en una emotiva ceremonia en Bellas Artes | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 14 de Octubre, 2016

Ingresó Eraclio Zepeda a la Academia Mexicana de la Lengua, en una emotiva ceremonia en Bellas Artes

reconocimiento. Adolfo Castañón, Eraclio Zepeda, quien ingresó a la Academia Mexicana de la Lengua, Jaime Labastida y Vicente Quirarte. Foto: marco rosales

El escritor Eraclio Zepeda abogó por el uso del pronombre “vos” en lugar del “usted” o “tú” en las comunidades chiapanecas de la actualidad, porque el voseo se ha convertido en un “elemento cultural extraño” que ha desencadenando campañas que buscan su eliminación. Así lo expresó el novelista, poeta y dramaturgo chiapaneco durante su discurso de ingreso como académico correspondiente de la Academia Mexicana de la Lengua (AML), en atención a sus conocimientos lingüísticos y méritos literarios.
El voseo, dijo durante la sesión pública solemne realizada ayer por la noche en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, es una herencia de los siglos XVI y XVII y es utilizado en un enorme territorio enmarcado entre el norte de Chiapas y el sur de Argentina. “Con excepción de Panamá, toda Centroamérica, Chiapas incluido, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina comparten el voseo”. Sin embargo, la rigidez de sus maestros ha combatido por mucho tiempo el habla popular.
Y destacó que el español de Chiapas muestra en el centro del Estado diferencias dialectales afincadas en el voseo y el uso distinto del plural, donde el artículo en plural puede acompañar a un sustantivo en singular, como en la actual Chiapa de Corzo, en los territorios de la Frailesca y Suchiapa. Incluso, el español que desarrolló la comunidad zoque permanece en Tuxtla Guitiérrez, Copoya, Ocozocuautla, Jiquipilas y Cintlapa y en Comitán.
En su discurso, el también dramaturgo y autor de Horas de vuelo y el volumen de cuentos Benzulul, recordó que durante la época de la Revolución, las tropas norteñas de Venustiano Carranza “se sorprendieron tanto de nuestro español que implementaron una campaña de corrección del idioma.
Así que el 7 de agosto de 1915, un señor de nombre Cal y Mayor, envío una circular rubricada donde señalaba lo siguiente: “Existe actualmente en el Estado una degeneración muy marcada en el idioma nacional, no sólo por la pobreza extraordinaria del lenguaje, sino también por el deplorable número de voces y construcciones incorrectas”
Así se proclamó que eran voces y construcciones incorrectas palabras como: vos, vení, callá, callate, miralo, andá, venite, virgüela, virgüeliento… las cuales deberían ser sustituidas por: tú o usted, ven, calla, cállate, míralo, anda, vente, viruela, virolento, etcétera.
MAYOR RANGO. En contraste con esas campañas antes descritas, Eraclio Zepeda recordó que el escritor y abogado Daniel A. Zepeda (1856-1941), autor del cuento El caballo de la molendera, contenido en el libro Cuentos regionales del Estado de Chiapas, “recomendó el uso de nuestra habla popular para elevarla a rango literario”.
Un cuarto de siglo después, escritores chiapanecos o ligados a Chiapas por su temática, han usado el español coloquial de la región, como es el caso de Rosario Castellanos, Ramón Rubín, Ricardo Pozas, Carlo Antonio Castro, María Lombardo y el propio Eraclio Zepeda. “Autores todos que tomamos como personajes de nuestros relatos a los indios de Chiapas”.
Así mismo hizo una mención destacada al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el cual mostró “ante México y el mundo, la miseria en que todavía viven los indios de Chiapas”. Y aseguró que aunque el nivel de escolaridad en la entidad sigue siendo el más bajo del país, en muchas áreas de los estudios universitarios y tecnológicos está presente el indio, y han surgido muchos escritores en sus propias lenguas, considerando que los hablantes más numerosos son de origen maya.
CAMBIOS. En su respuesta, el novelista e historiador Vicente Quirarte destacó que Eraclio Zepeda a los 10 años de edad publicó el periódico Palma infantil, y aseguró que en “su juventud vivió cambios trascendentes de la historia, fue testigo y actor de grandes utopías formuladas por las revoluciones en Rusia, China y Cuba, donde manifestó sus cualidades de militante, maestro y comunicador hipnótico”.
Pero en resumen, citó que las preocupaciones de Eraclio Zapeda en su obra van desde las contradicciones sociales y la riqueza de climas y paisajes, hasta su tragedia cotidiana, su invencible alegría y su lenta incorporación al concierto nacional.
Sin embargo, la decisión de incluirlo a la Academia Mexicana de la Lengua ha sido por su dominio del habla propia de Chiapas, su verosimilitud y autenticidad en su obra narrativa y su forma de hacer del español una lengua caudalosa enriquecida por sus afluentes.

Imprimir