Cartoneros, catadores, minadores y pepenadores: reciclaje informal de basura en países de AL - Dr. Raul Pacheco-Vega | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 14 de Octubre, 2016
Cartoneros, catadores, minadores y pepenadores: reciclaje informal de basura en países de AL | La Crónica de Hoy

Dr. Raul Pacheco-Vega

Cartoneros, catadores, minadores y pepenadores: reciclaje informal de basura en países de AL

En materia de política ambiental en México (y en general, a escala global), una gran parte de los análisis académicos de los científicos sociales se enfocan en la gestión y manejo de recursos bióticos (pesquerías, lagos, ríos, etc.). Sin embargo, los problemas de gestión y gobernanza de residuos (tanto efluentes contaminados como residuos sólidos y peligrosos) han tomado anteriormente un tinte tecnocrático ya que se privilegian las soluciones de naturaleza tecnológica para minimizar la generación de residuos. Dichas soluciones incluyen el establecimiento de estaciones de incineración, centros de transferencia y procesos de compactación de la basura en los rellenos sanitarios.
Si bien es importante utilizar nuevas tecnologías para la minimización de la generación y para el tratamiento de los residuos ya generados,  una visión puramente tecnológica que no toma en cuenta las limitaciones de los procesos técnicos, y que no incluyen un análisis de la conducta de los generadores de residuos y de los agentes que tienen un papel activo en el proceso de gestión de residuos limita  el diseño de políticas públicas integrales que realmente ofrezcan una solución holística al problema. Cuando creamos políticas de gestión de residuos que olvidan al elemento humano, creamos un problema mayor del que tratamos de resolver originalmente.
En virtud de que la literatura académica sobre gestión de residuos sólidos ha privilegiado las soluciones tecnológicas (incineración, compactación, rediseño de los rellenos sanitarios) por encima de soluciones que tienen más elementos sociales, tales como el fortalecimiento de las asociaciones de reciclaje informal, se hace necesario establecer una estrategia de investigación que permita ofrecer un análisis integrado de la gestión de residuos sólidos y poner de relieve la importancia que tienen los agentes que forman parte del sistema de manejo de la basura, ya sea municipal o industrial.
Entre estos agentes se encuentran los recicladores informales de basura (llamados en México pepenadores, en Ecuador minadores, en Brasil catadores y en Argentina cartoneros). Si bien en la cultura popular se ha prestado atención recientemente a los recicladores informales (tomemos por ejemplo en cuenta la película Wasteland, que muestra de forma bastante convincente la calidad de vida y la situación tan deplorable en la cual se encuentran los catadores en Brasil), en la literatura académica se ha trabajado poco el tema y hasta el momento, no se había realizado un estudio comparativo sobre recicladores en América Latina.
Este proyecto pretende llenar un vacío en los estudios analíticos sobre recicladores informales, comparando la dinámica social, económica y política de estos agentes en 4 países de América Latina.
El estudio pretende elucidar la variación que existe en formas de organización de los recicladores informales, los diferentes niveles de poder político y social que tienen los catadores, cartoneros, minadores y pepenadores, y la relevancia comparativa que tienen en el marco de sus respectivas sociedades. El análisis presenta una visión holística ya que analiza los aspectos de distribución espacial (dónde se realiza la actividad de reciclaje informal), relaciones sociales y de organización y el impacto de las políticas públicas enfocadas al reciclaje de los residuos municipales.
Si bien ya ha habido algunos autores que han estudiado recicladores informales bajo una perspectiva antropológica y sociológica (véanse por ejemplo los estudios sociológicos de cartoneros en Argentina de Levinton 2002, Parizeau 2011 y Montenegro 2010, los análisis antropológicos de las asociaciones de catadores en Brasil de Gutberlet 2010 y Fonseca 2004, y los estudios de Martin Medina de recicladores informales en la frontera México-Estados Unidos, Martin 1997 y 2005), antes de la realización de este proyecto nadie había explorado de forma comparativa de las condiciones socio-económicas y las relaciones socio-políticas entre los recicladores informales y los gobiernos encargados de la provisión del servicio de recolección, tratamiento y disposición de los residuos sólidos.  
En Pacheco-Vega 2011 y 2012, he presentado un marco analítico integrado para el estudio de la dinámica espacial y socio-política en la política de manejo de basura, y en este proyecto aplico el mismo marco de forma comparativa. Es importante hacer notar que la razón por la cual se hace un estudio comparado de varias naciones en América Latina (y especialmente de los países seleccionados: Brasil, Argentina y Ecuador) con México es porque nuestro país produce una cantidad de basura equivalente a la generada en sociedades como la norteamericana y la canadiense, con un rango aproximado de 1 kilogramo de basura por persona por día.
Si bien los datos en materia de generación de basura son generalmente estimados (ya que es imposible contar diariamente la cantidad de basura generada en cada casa-habitación, negocio y empresa), se calculó para el 2005 una estimación de 93 mil toneladas diarias de basura, donde el manejo de cada tonelada cuesta poco más de $200 lo que representa 7 mil 300 millones de pesos al año. También se estima que la generación de basura aumentó en 500 toneladas en los últimos 60  meses.1
Datos recientes a enero de 2012 indican que la escala del problema de la gestión de la basura ha crecido aproximadamente al mismo ritmo que la tasa de crecimiento poblacional. Se estima que el Distrito Federal, produce más de 12 mil toneladas diarias de residuos domésticos y que en México se generan 1.3kg de basura diaria por habitante, de la cual cerca del 60% son residuos orgánicos, mientras el otro 40% se deriva entre plásticos, unicel, tecno-basura (e-waste), entre otros.2 De acuerdo con Semarnat, a mediados del siglo pasado, entre 65 y 70% de los residuos era de naturaleza orgánica; para 2004 representaba cerca de 50%. Las estimaciones indican que los materiales recuperados para su venta representan entre 8 y 12% del peso total generado y que una parte substancial de la recuperación de los residuos se obtiene mediante el llamado “autoempleo informal” (pepena).3  
En la escala local, las políticas públicas y decisiones que afectan a los recicladores informales tienen un impacto importante y por lo mismo, es necesario analizar y proponer las mejores estrategias para establecer un círculo virtuoso. Por ejemplo, examinando un caso que es muy relevante a este estudio, Aguascalientes (ya que el CIDE Región Centro se encuentra en la ciudad de Aguascalientes) la prensa reporta que 5 mil familias se dedican a la actividad en la ciudad de Aguascalientes con un ingreso promedio de entre 70 y 80 pesos diarios. Pero algunos miembros del sector indican que dicho ingreso ha disminuido por la política de colocar candados a algunos contenedores4 (en Aguascalientes las bolsas de basura no se posicionan afuera de los domicilios individuales para que sean colectadas, sino que se disponen en contenedores colectivos por colonia, por bloque de casas o por calle). Sin embargo, a pesar de esta disposición, en una conversación informal que tuve con el Secretario de Servicios Públicos de Aguascalientes hace unas semanas, comentamos brevemente sobre las nuevas estrategias que este gobierno municipal tiene planeadas para mejorar las condiciones de los pepenadores, mediante un proyecto para fortalecer el reciclaje, tanto formal como informal.
Sin entrar al debate entre los sectores (pepenadores y gobierno), estos datos ponen de relieve lo importante que es analizar la situación actual de los pepenadores en México, y que existe la posibilidad de aprender de las acciones que otros gobiernos han emprendido para fortalecer un sector que tradicionalmente ha sido tratado como la escoria de la escala jerárquica social. Nuestros avances de investigación muestran un rango de variación substancial en la forma en la que los gobiernos locales se relacionan con los recicladores informales. En Argentina, por ejemplo, Whitson (2011) ha mostrado como se han fortalecido últimamente los cartoneros y como se les ha dado una posición más relevante en el sistema de gestión de residuos sólidos, mientras que en Brasil, la situación de los catadores es todavía substancialmente débil si bien es posible que tengan pronto mejores condiciones de vida ya que como Gutberlet (2010) ha demostrado, estos catadores tienen un papel preponderante en el proceso de gestión de la basura a través del reciclaje informal. En este proyecto participa un sólido equipo multidisciplinario y multi-institucional con investigadores de México, Canadá, Estados Unidos, Brasil y Argentina que esperamos responder en forma colectiva la pregunta de: Cómo podemos diseñar un sistema de políticas públicas que puedan al mismo tiempo reducir la contaminación por basura, fortalecer la relación entre gobiernos y recicladores informales y proveer a dichos agentes de condiciones de vida dignas y que les permitan crear nuevas fuentes de empleo de los cuales se puedan sentir orgullosos.

1 Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2012/07/24/capital/038n1cap
2 Fuente: http://elsemanario.com.mx/revista_semanal/14_20_ene/1/index.html
3 Fuente: http://www.conapo.gob.mx/work/models/CONAPO/Resource/205/1/images/Cap01.pdf
4 Fuente: http://www.palestraaguascalientes.com/local/pepenadores-protestan-contra-gobierno-de-lorena/


 * Profesor-Investigador, CIDE Región Centro
raul.pacheco-vega@cide.edu
http://www.raulpacheco.org

Imprimir

Comentarios