La Crónica de Hoy | En 2013, tres eclipses se podrán observar en México

En 2013, tres eclipses se podrán observar en México
Reyna Paz Avendaño | Academia | Hora de creación: 23:06:36 | Ultima modificación: 00:15:25

Dos de los cinco eclipses que habrá en 2013 podrán observarse en México, aseguró Daniel Flores Gutiérrez, autor del Anuario del Observatorio Astronómico Nacional 2013. El primero sucederá el 24 de mayo y el segundo, el 18 de octubre, sin embargo, el astrónomo aclaró que ambos eclipses serán lunares y que la gente sólo podrá admirarlos a través de un telescopio y no a simple vista.

“Los dos eclipses que se registrarán en el país no serán visibles al ojo humano porque son penumbrales, es decir, que la Luna penetrará a la penumbra de la Tierra esto es al cono de sombra que proyecta la Tierra y entonces habrá un breve oscurecimiento de la Luna imperceptible a la vista pues no existirá un oscurecimiento total de luz”, explicó.

El eclipse de Luna del 24 de mayo iniciará a las 21 horas con 42 minutos 54 segundos y terminará en menos de una hora, a las: 22 horas con 37 minutos  y 12 segundos, y también podrá apreciarse en el sur de Groenlandia, África y en el continente americano con excepción de Canadá, Alaska y en la Antártica.

El otro eclipse lunar durará cuatro horas –comienza a las 15 horas, 48 minutos y 19 segundos y termina a las 19 horas con 52 minutos y 6 segundos– y aparte de México, será visible en todos los países de Asia, África, Europa, América y en la Antártica.

Los tres eclipses que no se podrán ver en México, son: el parcial de Luna el 25 de abril, anular del Sol el 9 de mayo y el total solar el 3 de noviembre. En el primero la Luna será cubierta por la sombra de la Tierra y podrá verse sin ayuda de un telescopio en Oceanía, al sur de Japón, Korea, al este de China y Mongolia, al norte de Siberia, oeste de África, al sur del Océano Atlántico, Brasil, Guyanas, Uruguay, Paraguay, Argentina y Chile.

El 9 de mayo la Luna estará en una posición más alejada de la Tierra por lo que no alcanzará a ocultar completamente al Sol y éste “asomará” sus bordes –un anillo luminoso– sobre la silueta de la Luna. Esto podrá verse desde las 15 horas con 25 minutos hasta las 21 horas con 25 minutos en Oceanía, de Australia a la Polinesia.

“El quinto eclipse que habrá en el 2013 será solar, sucederá el 3 de noviembre y sólo se podrá presenciar con equipo especializado. Lo interesante es que una parte de este fenómeno pasará por la península de Yucatán, después se registrará sobre el norte del Mar de los Zargasos, después se irá a las costas de Liberia, entrará al continente africano en Gabón y terminará entre Etiopía y Somalia”, añadió Daniel Flores.

CALENDARIOS. Esta publicación que anualmente calcula y edita el Instituto de Astronomía de la UNAM también registra las conjunciones entre la Luna, planetas y estrellas.  “El 6 de enero tendremos la conjunción de Saturno a menos de cuatro grados con la Luna, después el 21 del mismo mes, a las 9 de la noche habrá una ocultación y seguramente sí se verá, ¿qué sucederá? la Luna pasará enfrente de Júpiter y lo va a ocultar”, explicó.

—¿Quiénes son los principales consultores del Anuario?

—Desde sus inicios, en el siglo XVIII hasta el 2000 los usuarios eran ingenieros topógrafos porque a través de las observaciones astronómicas solares o de estrellas determinaban las posiciones geográficas. Hoy en México ya no es tan consultado, también lo usan topógrafos pero para las Sierras de la República, porque son regiones en donde la comunicación por celular no llega. Pero en sí, lo consulta cualquier persona que quiera determinar las posiciones geográficas de minas, asentamientos humanos o reservas ecológicas.

Daniel Flores agregó que esta publicación también incluye información no planetaria, la cual sirve para la realización de calendarios. Hay tablas, dijo, en donde se registra el día y la hora exacta de las estaciones del año, los días y fiestas de aniversarios –día de la bandera, día del trabajo, navidad, año nuevo judío, por mencionar algunas– y las eras de las grandes civilizaciones, por ejemplo: que el 2013 es el undécimo tercero del siglo XXI de la era Cristiana o que corresponde al 2788 de las Olimpiadas.

“No todos son datos calculados para planetas, parte de la información es histórica y el fin es preservar datos mundiales o épocas de referencia. Todo este registro es gracias a que conocemos las ecuaciones del movimiento del Sol, Luna, planetas y estrellas”, concluyó.

Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems