La Crónica de Hoy | Si tengo diarrea, ¿qué puedo comer?

Notas relacionadas
Si tengo diarrea, ¿qué puedo comer?
Bertha Sola | Bienestar | Fecha: 2013-02-09 | Hora de creación: 11:44:57 | Ultima modificación: 11:44:59

 

Tener buena alimentación puede ser uno de los mejores recursos para no perder o recuperar la salud en el menor tiempo posible.

Pero muchas veces y por diversos motivos son los propios alimentos los que nos causan enfermedades y uno de los síntomas más molestos es la diarrea.

La diarrea es una reacción del intestino ante la presencia de un microorganismo que generalmente es una bacteria, virus o parásito que ocasiona algún tipo de infección gastrointestinal. También puede ser ocasionada por problemas digestivos graves como el cáncer colorrectal, la enfermedad de Crohn, diverticulitis o colitis ulcerosa además de otras, o por efectos adversos provocados por el consumo de algunos medicamentos, por lo que el diagnóstico adecuado y oportuno es muy importante.

Ante un elemento extraño o tóxico el intestino produce agua y con ello impide que los microbios sean absorbidos y llevados al torrente sanguíneo, el problema es que cuando no se controla y los cuadros diarreicos son frecuentes durante el día, la eliminación de agua puede ocasionar deshidratación y llevar a la muerte en poco tiempo.

Se manifiesta por evacuaciones frecuentes de materia fecal blanda o líquida, y tiene como finalidad “lavar” al intestino para expulsar lo que está ocasionando el daño, pero si bien esto es bueno, si son constantes y duraderas pueden ocasionar deshidratación y hasta la muerte, por la descompensación de químicos del organismo, la falta de líquido y la incapacidad del intestino para absorber los nutrimentos de los alimentos.

Por ello, se debe acudir al médico de inmediato cuando la diarrea dura más de un día, sobre todo en un niño menor de dos años o una persona mayor o más de dos días en un niño mayor o en un adulto o si aparecen otros síntomas y signos como: dolor abdominal intenso, vómito, fiebre, sangre, moco o parásitos como lombrices en la materia fecal, con mayor razón se debe acudir al médico y no recurrir a remedios caseros que no son recomendados por un médico.

La diarrea leve, intermitente o que se presenta con frecuencia aunque dure poco tiempo, debe ser atendida también por un médico.

Por ello, es muy importante que cuides tu dieta cuando llegues a presentar diarrea e ingieras solamente aquellos alimentos que te ayuden a prevenir la deshidratación, combatir la debilidad que suele provocar este trastorno y a normalizar nuevamente tus evacuaciones intestinales.

Si bien el tratamiento para diarrea generalmente depende de su origen (normalmente viral), la mayoría de casos se superan tomando las medidas adecuadas como: evitar la causa (como alimentos contaminados o mala higiene), tomar un anti-diarreico de venta libre que normalice el movimiento intestinal y eligir adecuadamente qué consumir basándote en los siguientes consejos:

·         No dejar de beber agua potable, limpia o hervida en tragos pequeños, también se pueden tomar tés suaves o bebidas con electrolitos sobre todo después de cada evacuación.

·         No ingieras por unos días productos lácteos. Su contenido de grasa y lactosa favorecen las evacuaciones. A un bebé no se le debe suspender la leche materna y se debe anexar vida suero oral.

·         Evita tomar café y bebidas alcohólicas ya que aceleran el tránsito a través del intestino delgado y del colon.

·         Evita comer alimentos fritos o embutidos, o cualquier otro irritante de la mucosa digestiva como el chile y los condimentos.

·         Come alimentos salados, en forma de galletas, sopas o caldos de verduras y pollo, para que recuperes el sodio que pierdes con la diarrea.

·         Reduce el consumo de pan y/o tortillas y si los comes, que sean tostados.

·         Ingiere alimentos que aporten potasio. Puedes obtenerlo de plátanos y papas sin cáscara.

·         Evita los frijoles o leguminosas en general durante algunos días. Su alto contenido de fibra (insoluble) pasa a las heces, ocasionando que éstas absorban excesiva cantidad de agua y haya evacuaciones líquidas.

·         Consume pastas, arroz blanco y cereales. En porciones reducidas son excelentes para ir cambiando de una dieta líquida a una sólida.

·         Come verduras cocidas. Puedes incluir en tu menú zanahorias, champiñones, espárragos o calabazas, siempre y cuando estén perfectamente lavadas y cocidas al vapor.

·         Cocina tus alimentos al horno o a la parrilla, no fritos y cuando vayas mejorando incorpora alimentos sólidos poco a poco y carnes de res, pescado o pollo, cocinadas sin aceite, así evitarás las grasas que irritarían más tu intestino.

Y sobre todo no olvides lavarte bien las manos antes de tocar, preparar o consumir alimentos, después de ir al baño y evita comer alimentos en la calle en puestos en donde la higiene deja mucho que desear. Consulta siempre a tu médico si la diarrea es persistente, ya que en muchos casos necesitarás suero que según sea el caso, puede ser tomado o por vía intravenosa en un hospital o centro  de salud.



 

Artículos de interés


Columnas
  | A-  | A  | A+

La Crónica de Hoy | Todos los derechos reservados ©2013 Powered by GYL Systems