Preeclampsia, complicación grave durante el embarazo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

Preeclampsia, complicación grave durante el embarazo

Un control adecuado durante el embarazo previene la preeclampsia

La ginecóloga del Hospital General de Zona 32, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indicó que es importante tomar en cuenta factores de riesgo como embarazos en mayores de 40 años, primerizas, adolescentes y quienes tuvieron preeclampsia en un embarazo previo, para evitar complicaciones e incluso la muerte.

La preeclampsia, también llamada toxemia, es un problema que puede afectar a las mujeres durante el embarazo. Es el aumento de la presión y se presenta por lo general durante el segundo tercio del embarazo. Es más común en el primer embarazo de una mujer y en las mujeres con hermanas o madres que han tenido preeclampsia.

La doctora Rodríguez Román refirió que son factores de riesgo para la preeclampsia enfermedades agregadas de la madre como hipertensión crónica, obesidad, trombofilias así como embarazos gemelares y loa edad de las madres.

Destacó que en tales casos se debe informar a las pacientes la importancia de un control prenatal regular, para que ante la aparición de algún indicio de la enfermedad, se dé tratamiento oportuno y evitar complicaciones o inclusive la muerte materno fetal.

Por ello, insistió que las embarazadas deben estar alertas ante cualquier dato de alarma, sobre todo en su presión arterial que puede sufrir altas a pesar de estar controladas con algún medicamento anti hipertensivo, así como atender a los movimientos fetales.

La especialista subrayó que esta enfermedad se manifiesta con la presión elevada después de la semana 20 de gestación y en el puerperio (periodo que sigue al parto).

Refirió que el incremento de la presión arterial provoca que las pacientes tengan dolor de cabeza, zumbido de oídos, vean lucecitas y malestar en la boca del estómago, síntomas que deben alertar a la mujer sobre un cuadro de esta enfermedad.

Las complicaciones graves de la misma, añadió, pueden ser insuficiencia renal, síndrome de HELLP (trastorno obstétrico severo), desprendimiento de placenta e incluso la muerte materna y fetal.

Imprimir