Una reforma migratoria mejoraría la relación y respeto de Latinoamérica con EU | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 21 de Abril, 2016

Una reforma migratoria mejoraría la relación y respeto de Latinoamérica con EU

Postura. Janet Napolitano apoya la no deportación de ilegales. Foto: Impactony.com

Veinticuatro horas después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al p`resentar su reporte sobre el Estado de la Unión reiterara su llamado para acelerar un acuerdo bipartidista para una reforma migratoria integral, ayer la Casa Blanca a través de su directora del Consejo de Política Nacional, Cecilia Muñoz, en una ntrevista telefónica con periodistas, se sumó a apoyar la pronta regularización de 11 millones de inmigrantes indocumentados, al señalar que una reforma migratoria reforzaría las relaciones entre EU y América Latina, no sólo económicamente sino también al demostrar respeto hacia los latinoamericanos.
La funcionaria destacó que América Latina es una prioridad y una buena socia de EU, además recalcó que una reforma que beneficie a inmigrantes promueve también a las relaciones entre ambas partes del continente.
“El secretario de Estado, John Kerry, señaló que la forma en cómo llevemos el debate de inmigración tiene un impacto en nuestras relaciones con Latinoamérica y nuestra posición en el hemisferio”, dijo Cecilia Muñoz.
REMESAS. Asimismo, refirió que: “No sólo afecta a la región económicamente debido a las remesas que envían los inmigrantes a sus familias, sino también habla mucho del respeto que tenemos a la gente de países latinoamericanos”, agregó la funcionaria.
La funcionaria de la Casa Blanca reiteró el compromiso del gobierno del presidente Obama de regularizar la residencia de 11 millones de indocumentados y subrayó que el mandatario “está dando espacio” a legisladores demócratas y republicanos para que elaboren su plan. Aun así, dijo Muñoz que si los congresistas de ambos partidos no presentan un plan de reforma pronto, el presidente lo hará.

Ya “no más deportaciones”
La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano, dijo ayer en una audiencia sobre inmigración ante el Comité Judicial del Senado, que la deportación de unos 11 millones de inmigrantes indocumentados va “en contra de nuestros valores” y destacó que esa medida no sólo es “impráctica”, sino que también afectaría la economía del país y que el “disfuncional” sistema actual está “perjudicando” al país.
Al comienzo de la audiencia, un manifestante que gritó “no más deportaciones” interrumpió brevemente el testimonio de Napolitano.
La funcionaria reiteró las afirmaciones del presidente Barack Obama sobre el Estado de la Unión, de ofrecer un camino a la ciudadanía para los indocumentados siempre y cuando cumplan ciertos requisitos.
Napolitano defendió el programa de suspensión a las deportaciones anunciada por Obama el año pasado en beneficio de jóvenes indocumentados que llegaron de niños a EU al indicar que es “consistente con nuestros valores”.
Un grupo de ocho senadores presentó una propuesta bipartidista que incluye esos principios con la condición de un mayor control fronterizo, que a su vez debe ser aprobado por la Cámara de Representantes.
Napolitano dijo que a menudo el enfoque sólo en la seguridad fronteriza “sirve como una excusa para no atender otros problemas” como el tráfico de personas y el crimen organizado internacional e ignora los avances realizados en años pasados.

Imprimir