En México son obligados a trabajar 4 millones de niños | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

En México son obligados a trabajar 4 millones de niños

Kailash Satyarthi, en entrevista.

Kailash Satyarthi, fundador del Movimiento Mundial contra el Trabajo Infantil, señaló que en México trabajan alrededor de cuatro millones de niños, y se desconocen cuántos de éstos son explotados sexualmente, ya que no existen cifras oficiales al respecto.
En entrevista con Crónica, el activista indio, que busca abatir el trabajo infantil, señala que en México se deben reforzar acciones que permitan erradicar esta práctica, pues la situación se agrava por tratarse de un país de tránsito de personas hacia Estados Unidos y otras naciones.
-¿Sabemos cuántos niños se encuentran en situación de trabajo infantil? –se consultó al tenaz luchador social por los derechos de los niños desde la década de los 80.
-En el mundo hay 215 millones de niños que trabajan tiempo completo; de ellos, 115 millones están en situaciones muy malas, de alta explotación.
“Es, sin duda, un problema muy serio si tomamos en cuenta que el trabajo infantil está entre las tres principales tratas ilícitas después del tráfico de drogas y de armas.
“Además, muchos políticos están involucrados en este fenómeno, porque se ven beneficiados de esta actividad ilícita, obtienen beneficios. Incluso, policías en las fronteras y agencias gubernamentales se benefician de esto y la mayoría de los niños terminan siendo víctimas de esclavitud forzada o esclavitud sexual”.
—¿En México cómo estamos?
—Es muy difícil determinarlo, porque no hay información oficial; pero algunas estimaciones señalan que alrededor de cuatro millones de niños tienen trabajos de tiempo completo. Es decir, que uno de cada ocho niños se encuentra en situación de trabajo infantil.
Agrega que respecto a la explotación sexual de niños “no tenemos datos”, y prosigue:
“En definitiva, para México éste es uno de los problemas principales con sus niñas y niños, situación que se agudiza porque hay niños que son traficados desde países aledaños hacia los Estados Unidos, así que los derechos humanos de estas víctimas normalmente se violan”.
—¿Qué se debe hacer para erradicar esta práctica?
—Lo prioritario es comenzar por la educación: gratis y de calidad para todos los niños. Luego, instrumentar y hacer respetar las leyes nacionales e internacionales de cada país, y tercero, mejorar la responsabilidad corporativa, porque ellos son los jugadores grandes en el mundo de hoy.
—¿Cómo está México con respecto a otros países?
—México ha estado siendo mejor, comparado con otros países, con Guatemala o Belice por ejemplo. Los números de trabajo infantil se han reducido y ello se debe a que han ingresado más niños a las escuelas. Sin embargo, en México y  otros países esas cifras se han estancado en los últimos años.
Interrogado sobre cuál es el segmento de población infantil más vulnerable, el experto señala que “la categoría de los niños más difícil de alcanzar, por su situación cultural, por la pobreza increíble, está en el sur de México”.
Y añade que este problema se agudiza “por esa gran diferencia que hay entre los ricos y los pobres”, además de la falta de educación de calidad, y también por políticas sociales inadecuadas para los adultos, los niños y los jóvenes. “Así que estas áreas son un reto”.
Se pregunta al activista indio si existe ejemplo a seguir, algún país que esté haciendo bien las cosas en este campo, a lo cual responde:
“En Latinoamérica tenemos a Brasil, quizá, como ejemplo a seguir; es una nación en donde se siguen las leyes que se implementan, hay una buena coordinación y cooperación entre las diferentes instituciones y un programa ‘bolsa familiar’, en el que se le entrega dinero a la familia si asegura que los niños van a la escuela”.
—¿Un programa similar al que tiene en México la Sedesol?
La iniciativa vino de Brasil, en realidad, y los países como Ecuador, Argentina y México lo han adoptado parcialmente”.
Dijo que de observarse las tres recomendaciones (educación de calidad, hacer respetar las leyes y mejorar la responsabilidad corporativa), “eso va a funcionar, definitivamente”.
—El objetivo de erradicar el trabajo infantil para el 2016, ¿se va a lograr?
—Lo que se busca es la erradicación total de las peores formas de trabajo infantil, ése es el compromiso internacional; pero si vemos las tendencias actuales, está difícil alcanzar ese objetivo.
Destacó que en este campo se requiere mayor coordinación internacional con base en agencias como la Organización Internacional del Trabajo, la cual tiene el mandato de los países miembro para reforzar las acciones tendientes a evitar el trabajo infantil. “Es muy importante reforzar ese movimiento global contra el trabajo de los niños”
Además, es necesario que organizaciones civiles, sindicales, autoridades, todos trabajen juntos para alcanzar este objetivo.
—¿Considera que en México la Cruzada Nacional contra el Hambre contribuirá, de alguna manera, para que un mayor número de niños dejen de ser sometidos a algún tipo de trabajo?
—Definitivamente admiro esta iniciativa; pero para poder sostenerla es importante educar a los niños y dar educación de buena calidad, porque la educación va a mitigar los problemas de pobreza y hambre y va a ayudar a profundizar la democracia, va a ayudar construir mejores gobiernos y menos corrupción, así como más transparencia, porque la educación es la clave para prosperidad y crecimiento en el mundo moderno.

Imprimir