UANL tendrá el observatorio astronómico más grande de AL | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 21 de Abril, 2016

UANL tendrá el observatorio astronómico más grande de AL

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

A dos horas y media de Monterrey, Nuevo León, se encuentra la sierra del San Pedro en el municipio de Iturbide. En medio de la Sierra Madre Oriental, al sur del estado, este es el segundo mejor sitio de observación astronómica que tiene el país, después de San Pedro Mártir, donde se encuentra el Observatorio Astronómico Nacional, uno de los principales en el mundo.
Ahí, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) cuenta con un campus ecológico, pero ahora albergará un observatorio astronómico que, entre otros objetivos, tendrá la tarea de buscar planetas fuera del sistema solar, exoplanetas.
De acuerdo con Eduardo Pérez Tijerina, investigador de la universidad y miembro de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), como parámetro San Pedro Mártir entre 70 y 75 noches despejadas al año, en tanto que Iturbide alcanza entre 55 y 65. Además, el sitio contará con toda la infraestructura de comunicaciones para la construcción del observatorio, dijo.
En entrevista, el también coordinador del Programa Universitario para el Desarrollo de las Astrofísica y Ciencias del Espacio de la UANL refiere que el complejo estará conformado por un telescopio óptico de 1.3 metros de diámetro robotizado, que será el más moderno de los que tenemos en México y en América Latina, así como el más grande en una universidad pública.
Con una inversión de unos 80  millones de pesos provenientes de apoyos federales, estatales y recursos propios de la universidad, verá su “primera luz” en un par de años. En una primera etapa se realizará la hechura del camino, la infraestructura eléctrica y de comunicación. Así, en ocho meses se deberá empezar a construir el edificio que va a albergar el telescopio a dos mil 300 metros sobre el nivel del mar, que será construido en alrededor de 14 meses.
“En la UANL cumplimos 20 años haciendo astronomía y a partir de 2009, iniciamos el programa de astrofísica con el que buscamos cumplir tres directrices: formación de recursos humanos y grupos de investigación, desarrollar instrumentación astronómica y generar infraestructura”, el área donde entra el observatorio que construirán. “Se realizará esta inversión porque diversos estudios, entre ellos del Caltech y propios, demuestra la calidad del sitio como el segundo mejor lugar para instalar un observatorio astronómico en México”.
Además, bajo el contexto de que el municipio de Iturbide es una zona de montañas muy afectada por la sequía, se espera que la implementación del complejo incentive la actividad económica del lugar.
Además del telescopio, el programa universitario de la UANL contempla la formación de recursos y movilidad de estudiantes y profesores. De acuerdo con Pérez Tijerina, los grupos de investigación ya están funcionando con cuatro investigadores altamente calificados como eje, la movilidad estudiantil ya se inicio en colaboración con el Instituto de Astrofísica de Canarias, en España, y la parte de infraestructura es la que está por arrancar.
EXOPLANETAS.Entre las líneas de investigación que se llevarán a cabo en el observatorio se encontrarán los estudios de ciencias planetarias, la búsqueda de nuevos planetas y la formación de nuevos sistemas estelares. “Estudios como la búsqueda de nuevos planetas conforman una de las nuevas líneas de investigación en el mundo y que empezaremos en Nuevo León, porque no se cultivan de manera común en México”.
El astrónomo añade que los investigadores interesados en estos temas van en aumento entre la comunidad internacional, que busca además entender las condiciones de cómo se formó el sistema solar y qué tan probable es que haya condiciones exactas para su réplica en otras partes del Universo. “Los estudios que realizaremos con este observatorio serán un nuevo polo de la astronomía en México”.
Por otra parte, en el observatorio también se estudiarán y monitorearán asteroides, meteoritos y basura espacial, “que se han vuelto un problema importante” (tan sólo ayer se reportó la desintegración de uno en Argentina), “saber dónde están y detectarlos a tiempo”. Esto, dice, ha conformado una campaña internacional donde la UANL podrá cooperar.
“Para hacer este tipo de observaciones y descubrimientos no se necesitan telescopios grandes, sino pequeños y mucho tiempo de observación en el telescopio y que estarán al alcance de los investigadores en la UANL”.

Imprimir